Israel retira todas sus fuerzas de Gaza, en otra tregua de 72 horas

La población de Gaza empieza a salir a la calle mientras entra abastecimiento

La ONU pide a Israel que asuma su responsabilidad por crímenes de guerra en Gaza

Casi 400 niños muertos y 2.500 heridos en la ofensiva en Gaza

La UE insta a Israel y a Hamás a convertir la tregua en un cese duradero

La reconstrucción de la devastada Gaza costará miles de millones de dólares

internacional

| 05.08.2014 - 07:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Israel ha retirado todas sus fuerzas terrestres de la Franja de Gaza antes de la entrada en vigor, a las 08.00 horas locales (05.00 GMT), de un alto el fuego de 72 horas mediado por Egipto, según fuentes militares.

La tregua forma parte de los esfuerzos de El Cairo para poner fin a un mes de enfrentamientos entre Israel y Hamás y otras milicias de Gaza que han causado más de 1.800 muertos palestinos y 65 israelíes, y que fue aceptada la pasada noche por el Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu.

"Nos hemos situado detrás de la verja fronteriza. Por ahora no desmovilizamos a nadie. Si disparan responderemos", dijo hoy un alto mando israelí citado en la web del diario Yediot Aharonot.

Minutos antes de la entrada en vigor del alto el fuego, las milicias palestinas dispararon varias andanadas de cohetes contra los principales centros urbanos israelíes. Las alarmas sonaron en una treintena de localidades en la línea costera desde Gaza a Tel Aviv, así como alrededor de Jerusalén.

Fuentes militares dijeron que el sistema Cúpula de hierro derribó cohetes encima de las ciudades de Ashdod y Rishon Letzión, y la localidad de Merhavim, mientras en torno a Jerusalén se ha registrado el impacto de al menos dos en los distritos palestinos de Belén y Hebrón, sin que se haya informado de víctimas.

UNA PETICIÓN DE EGIPTO

Israel aceptó el alto el fuego en respuesta a una petición de Egipto y después de que los representantes de las principales milicias que negocian en El Cairo desde el domingo dieran su consentimiento a un documento base para iniciar negociaciones que conduzcan al levantamiento del bloqueo israelí de siete años a Gaza.

Así lo anunció ayer en El Cairo el dirigente de Al Fatah Azam al Ahmed, jefe de la misión conjunta palestina formada por representantes de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y de las milicias. El Ejército israelí ya había retirado la mayor parte de sus fuerzas en Gaza entre el sábado y el domingo, aunque aún quedaba un contingente de infantería y de blindados en el sur de la Franja, alrededor de la ciudad de Rafah.

Según analistas locales, la medida ha podido ser consensuada por el Gobierno después de que el Ejército completara la destrucción de los 32 túneles con carácter ofensivo descubiertos en Gaza, la principal misión de la ofensiva terrestre iniciada el 17 de julio.

Si prospera en esta ocasión la interrupción de hostilidades durante tres días, una delegación israelí visitará El Cairo para abordar un acuerdo global que selle el actual conflicto con una serie de parámetros acordados y que incluyen también la reconstrucción de Gaza

LA POBLACIÓN DE GAZA EMPIEZA A SALIR A LA CALLE MIENTRAS ENTRA ABASTECIMIENTO

La población de Gaza ha comenzado a salir a las calles gracias a la tregua que impera desde las 08.00 hora local (05.00 GMT), al tiempo que han llegado a la Franja los primeros camiones con abastecimiento y ayuda humanitaria internacional.

Desde primera hora de la mañana, se pudo constatar la apertura de numerosos comercios de la ciudad de Gaza, mientras la población salía de sus casas y acudía a los mercados, con las calles llenas de coches y viandantes.

Mientras, no lejos de donde están las tropas, en el paso de Kerem Shalom, entraron en la Franja los primeros de 300 camiones con abastecimiento para la población y ayuda humanitaria internacional, entre ellos diez cargados de medicamentos y equipos médicos.

Los hospitales de Gaza están abarrotados y literalmente colapsados por el alto número de víctimas tras 29 días de ofensiva. En sus alrededores hay aún numerosos civiles que han buscado refugio de los bombardeos, creyendo que allí sería más seguro.

Los últimos datos del Ministerio de Sanidad indican que 1.867 palestinos, la mayoría civiles, han muerto y 9.563 han resultado heridos desde el inicio de la operación, el pasado 8 de julio. El número de víctimas puede crecer en los próximos días cuando se comiencen a remover los escombros de las miles de casas que han sido bombardeadas, de las cuales más de un millar han sido complemente destruidas.

Los daños son particularmente notables en el norte y este, donde las fuerzas israelíes llegaron con blindados y donde se produjeron intensos enfrentamientos armados que costaron al vida a casi medio centenar de militares israelíes, de los 64 que han muerto desde el inicio de la fase terrestre.

La reconstrucción de Gaza, donde los daños materiales han sido valorados en más de 5.000 millones de dólares, llevará varios años, y dependerá de si, en el marco de las actuales negociaciones de El Cairo para un tregua permanente, Israel levanta el bloqueo al que ha sometido a la Franja durante los últimos siete años.

LA ONU PIDE A ISRAEL QUE ASUMA RESPONSABILIDAD POR CRÍMENES DE GUERRA EN GAZA

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, solicitó a Israel que asuma sus responsabilidades por "las crecientes evidencias de crímenes de guerra" perpetrados por el Ejército israelí en Gaza.

En un comunicado, Pillay "destaca la necesidad ahora más que nunca de que se asuman responsabilidades por las crecientes evidencias de crímenes de guerra y un número nunca visto de víctimas civiles, incluyendo 250 niños".

"Seis escuelas de la ONU han sido atacadas. El bombardeo de escuelas de la ONU que resultó en la muerte de mujeres y niños asustados y de hombres civiles, incluyendo personal de Naciones Unidas, que buscaban refugio para apartarse del conflicto", enfatizó Pillay.