Isabel II y su esposo reciben a Obama y Michelle en el palacio de Buckingham

Obama y Cameron dicen que defenderán la democracia en el mundo árabe

internacional

| 24.05.2011 - 14:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La reina Isabel II de Inglaterra y su esposo, el príncipe Felipe, dieron la bienvenida este martes en el palacio de Buckingham al presidente de EEUU, Barack Obama, y su esposa, Michelle. El matrimonio Obama posó junto a la pareja real ante las cámaras antes de comenzar una ceremonia oficial de bienvenida.

El presidente y su esposa llegaron a Londres la pasada noche, adelantando su llegada en casi trece horas, debido a la nube de cenizas procedente del volcán islandés Grymsvoetn. El protocolo para una visita de Estado establece que el presidente se aloje en el palacio de Buckingham, aunque el adelanto inesperado hizo que el jefe de Estado pasara la noche en Winfield House, la residencia del embajador estadounidense en Londres.

Esta mañana el heredero de la Corona británica, el príncipe Carlos de Inglaterra, y su esposa, Camilla, acudieron a Winfield House para recibir oficialmente a la pareja presidencial. Obama y el príncipe Carlos abandonaron juntos la residencia del embajador, departiendo amigablemente y seguidos de sus esposas, para desplazarse al palacio de Buckingham.

El presidente y su esposa se alojarán durante dos noches en palacio, para una visita en la que Obama tiene previsto hoy participar en una ceremonia para depositar una corona de flores en la abadía de Westminster y asistir a una cena en su honor ofrecida por la Reina. También se reunirá brevemente con el primer ministro británico, David Cameron, y el líder de la oposición laborista, Ed Miliband.

El miércoles, Obama celebrará una reunión con Cameron, con quien ofrecerá una rueda de prensa conjunta, y pronunciará un discurso sobre las relaciones transatlánticas ante el Parlamento británico. En su encuentro con el primer ministro se espera que ambos aborden asuntos como la lucha contra el terrorismo y la situación en Afganistán y Pakistán tras la muerte el pasado día 1 del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden.

También abordarán la intervención de la OTAN en Libia, la agitación civil para exigir cambios políticos en Oriente Medio y la crisis económica. Obama se encuentra en Londres dentro de una gira de seis días por Europa que le ha llevado ya a Dublín y donde también visitará Francia, para participar en la cumbre del G8, y Polonia.

OBAMA Y CAMERON DICEN QUE DEFENDERÁN LA DEMOCRACIA EN EL MUNDO ÁRABE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron, afirman hoy en un artículo conjunto que apoyarán a quienes en el mundo árabe y Oriente Medio "aspiran a la libertad frente a la represión"."Ayudaremos a quienes sientan las bases de la democracia. Porque la democracia y el respeto de los derechos humanos es bueno para los ciudadanos de esa región y porque es también parte esencial del antídoto a la inestabilidad y el extremismo que amenazan nuestra seguridad", escriben en el diario británico "The Times".

"No nos quedaremos cruzados de brazos mientras sus aspiraciones se ven aplastadas por una lluvia de bombas, de balas y fuego de mortero", afirman ambos estadistas, que agregan: "Somos reacios al empleo de la fuerza, pero cuando coinciden nuestros intereses y valores, sabemos que tenemos la responsabilidad de actuar"."Por ello, explican Cameron y Obama, movilizamos en su día a la comunidad internacional para proteger al pueblo libio del régimen del coronel Gadafi. Hemos degradado su máquina de guerra e impedido así una catástrofe humana".

Los dos políticos aseguran que continuarán "obligando, junto a nuestros aliados, al cumplimiento de las resoluciones de la ONU" sobre Libia pero reconocen que las acciones militares en ese país norteafricano no son "una carga que nuestros (dos) países puedan soportar solos"."Colaboraremos con otros aliados para que compartan con nosotros la carga y los costes (de la operación libia) y seguiremos apoyando al legítimo y creíble Consejo Nacional de Transición y sus esfuerzos para preparar (al país) para una transición democrática que incluya a todos".