Irlanda celebrará el 31 de mayo un referéndum sobre el nuevo tratado europeo

Su decisión no impedirá que entre en vigor, pues solo se precisa el apoyo de doce países de la UE

internacional

| 27.03.2012 - 17:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Los irlandeses han sido convocados a las urnas el próximo 31 de mayo para decidir en un referéndum la ratificación del nuevo tratado de la Unión Europea (UE) sobre disciplina presupuestaria, según anunció hoy el Gobierno de Dublín. El viceprimer ministro irlandés y titular de Exteriores, Eamon Gilmore, confirmó ante el Parlamento la fecha de la consulta popular, en la que poco más de tres millones de irlandeses tienen derecho a voto. Aún en el caso de que la mayoría del electorado de este país rechace el tratado, esa decisión no impedirá que entre en vigor, pues solo se precisa el apoyo de doce países de la UE.

"El Gobierno pondrá en marcha una amplia campaña para asegurar que los votantes son informados sobre el contenido del tratado. Esto, a su vez, generará un verdadero debate", afirmó el "Tanáiste" (viceprimer ministro en irlandés).

El líder del tercer partido irlandés, Micheál Martin (del Fianna Fail), aseguró que harán campaña a favor del "sí" que reclama el Gobierno de coalición formado por el conservador Fine Gael y el Partido Laborista.

Por contra, el Sinn Fein de Gerry Adams, cuarta formación en Irlanda, subrayó que su partido, así como un puñado de diputados independientes de izquierdas, se opondrá al tratado por considerar que otorga demasiado poder a Bruselas sobre asuntos económicos nacionales.

En 2008, los irlandeses ya rechazaron en un referéndum el Tratado de Lisboa, aunque un año después dieron el "sí" a un texto modificado.

En 2002, los irlandeses aprobaron en las urnas el Tratado de Niza, pero solo después de haberlo rechazado un año antes y obligar a introducir ciertos cambios en ese texto.

La UE ha cambiado ahora las reglas del juego y bajo los nuevos términos del acuerdo intergubernamental logrado en Bruselas el pasado diciembre, aprobado por 25 de los 27 países miembros de la UE, el nuevo tratado podrá entrar en funcionamiento con la firma de doce naciones, una decisión destinada a evitar parálisis.

No obstante, si Irlanda decide quedarse fuera del pacto, no podría acceder a los fondos del Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera en caso de necesidad.