Irlanda aprueba en referéndum el matrimonio homosexual con un apoyo del 62%

El Arzobispo de Dublín dice que el "sí" en el referéndum es una "revolución social"

El Primer ministro luxemburgués, recién casado con un hombre, felicita a Irlanda

internacional

| 23.05.2015 - 15:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El electorado irlandés aprobó con un 62,07% de los votos emitidos en el referéndum celebrado este viernes la legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo, según anunció hoy la Comisión del plebiscito.

Los datos oficiales dados a conocer hoy indicaron que los votos en contra de la propuesta del Gobierno, de coalición entre conservadores y laboristas, para autorizar y dar categoría constitucional al matrimonio homosexual alcanzaron el 37,93%.

La Comisión también informó de que la asistencia a las urnas fue del 60,52%, la más alta desde el referéndum sobre la legalización del divorcio celebrado en 1995, después del cual se celebraron 20 plebiscitos más.

El electorado irlandés, de poco más de tres millones, también participó el viernes en otra consulta para decidir si se rebaja de los 35 años actuales a los 21 la edad mínima para ser presidente de la República, un cargo principalmente representativo.

El recuento de ese referéndum no ha concluido aún, pero los resultados provisionales apuntan a una victoria del "no" a la reforma de la legislación vigente, tal y como preveían las encuestas.

Al convertirse en el primer país del mundo que autoriza por voluntad popular el matrimonio entre parejas del mismo sexo, estas uniones están desde hoy reconocidas por el artículo 41 de la Carta Magna, lo que les concederá protección constitucional y les equiparará al matrimonio convencional.

Los detractores, entre los que figuran grupos antiabortistas, ultraconservadores y la Iglesia católica, sostienen que estas uniones atentan contra los valores de la familia tradicional y que modificarán radicalmente los procesos de adopción y de maternidad subrogada, al tiempo que erosionarán los derechos del menor.

La República de Irlanda ya promulgó en 2010 la ley de Relaciones Civiles que, por primera vez en este país, concedía reconocimiento legal a las parejas de hecho del mismo sexo, pero eludía calificar a esas uniones de "matrimonio".

Irlanda "brilla" en todo el mundo tras aceptar en referéndum la legalización del matrimonio homosexual, destacó el ministro irlandés de Sanidad, el conservador Leo Varadkar, el primer miembro de un Ejecutivo de Dublín abiertamente gay.

Varadkar, quien reveló este año su condición de homosexual, aseguró que este país, aún mayoritariamente católico, vive este sábado una "jornada histórica y muy especial" gracias al "sí" dado en el plebiscito de la víspera a la propuesta de su Gobierno, de coalición entre conservadores y laboristas.

"Algo se ha despertado dentro de los irlandeses con este referéndum", cuyos primeros recuentos apuntan a una cómoda victoria del "sí" al matrimonio entre parejas del mismo sexo, lo que convertirá a este país en el primero en el mundo que legaliza estas uniones por voluntad popular.

EL ARZOBISPO DE DUBLÍN DICE QUE EL "SÍ" EN EL REFERÉNDUM ES UNA "REVOLUCIÓN SOCIAL"

El arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, afirmó que el "sí" del electorado irlandés al matrimonio homosexual es un ejemplo de la "revolución social" que atraviesa "desde hace tiempo" este país y reconoció que la Iglesia católica debe reaccionar a estos cambios.

Con la mayoría de los sufragios del plebiscito del viernes computados y asegurada ya la victoria del "sí", Martin concedió que ha llegado el momento de que la jerarquía católica inicie un proceso de profundo debate y de "revisión de la realidad".

El máximo dirigente de la archidiócesis de Dublín aseguró que los responsables católicos deben hallar un "nuevo lenguaje" para propagar más eficazmente el mensaje de la Iglesia, sobre todo entre los más jóvenes, cuyo voto ha resultado clave en la consulta sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Con la victoria del "sí", el matrimonio entre parejas del mismo sexo será reconocido por el artículo 41 de la Carta Magna, lo que le concederá protección constitucional y le equiparará al matrimonio tradicional.

Durante la campaña, la Iglesia católica, apoyada por un reducido número de grupos conservadores, antiabortistas y una minoría de senadores y diputados, sostuvo que el matrimonio homosexual atenta contra los valores de la familia tradicional y que modificará radicalmente los procesos de adopción y de maternidad subrogada, al tiempo que erosionará los derechos del menor.

La República de Irlanda ya promulgó en 2010 la ley de Relaciones Civiles que, por primera vez en este país, concedía reconocimiento legal a las parejas de hecho del mismo sexo, pero eludía calificar a esas uniones de "matrimonio" y protegerlas constitucionalmente.

EL PRIMER MINISTRO LUXEMBURGUÉS, RECIÉN CASADO CON UN HOMBRE, FELICITA A IRLANDA

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, recién casado con su compañero belga Gauthier Destenay, felicitó a Irlanda por haber votado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en un referéndum.

"Yo dije 'sí' la semana pasada, Irlanda dijo 'sí' hoy, y el 7 de junio diré 'sí' tres veces seguidas", manifestó Bettel en su cuenta personal de la red social Twitter.

Aprovechó así para felicitar a Irlanda por el paso dado en el referéndum y para hacer campaña a favor de las tres preguntas que se harán a los luxemburgueses dentro de dos semanas en las urnas sobre el derecho de extranjeros a participar en elecciones, la limitación a mandatos de ministros y fijar la edad electoral en 16 años.

El primer ministro luxemburgués, de 42 años, contrajo la semana pasada matrimonio con Destenay, con quien había vivido desde 2010 en Pacto Civil de Solidaridad (PAC), una forma de unión civil.

Por su parte, el ex primer ministro belga Elio Di Rupo, en la oposición desde el año pasado y que en 1996 anunció que es homosexual, saludó hoy el voto de los irlandeses a favor del matrimonio entre las parejas del mismo sexo y que es legal en Bélgica desde 2003.

"Holanda y Bélgica abrieron el camino a varios países europeos hace ya más de diez años. Estoy orgulloso de que nuestro país, a iniciativa del Partido Socialista (PS), haya sido un precursor en la materia al autorizar el matrimonio para todos en 2003 y la adopción para las parejas del mismo sexo en 2006", señaló en un comunicado.

LA CONFEDERACIÓN COLEGAS CELEBRA QUE IRLANDA SE SUME "AL CLUB" DEL MATRIMONIO GAY

El presidente de la Confederación Colegas, Paco Ramírez, recibió con "gran satisfacción y alegría que Irlanda se una al club del matrimonio igualitario, a pesar de ser un país eminentemente católico y practicante". "Las sociedades prósperas y democráticas fomentan las libertades civiles y los derechos sociales de su población", añadió. Mientras, ocho países islámicos persigue la homosexualidad con la pena de muerte.

Ramírez hizo estas declaraciones en el marco de la celebración de un referéndum en Irlanda que ha convertido a este paíse en el primero que utiliza el voto de los ciudadanos para promover el matrimonio entre personas del mismo sexo. Con él, alrededor de una veintena de países permiten las uniones entre personas del mismo sexo.