Irán sanciona a 15 empresas estadounidenses por su apoyo a Israel

Alí Jamenei

internacional

| 26.03.2017 - 12:20 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Las autoridades iraníes publicaron hoy una lista de quince empresas estadounidenses sancionadas por su apoyo directo o indirecto a Israel y a sus "crímenes en la Palestina ocupada".

Según el comunicado del Ministerio iraní de Exteriores, se prohíbe cualquier trato con estas compañías, en su mayoría armamentísticas, así como la emisión de visados a los responsables de las mismas.

Exteriores indica que esta medida se da en reciprocidad a las sanciones impuestas por Washington este año contra 13 individuos y 12 entidades iraníes relacionados con el sistema de misiles balísticos de Teherán.

Al respecto, la nota subraya que esas sanciones estadounidenses son contrarias al derecho internacional y que el desarrollo de las capacidades defensivas de Irán, incluido su sistema de misiles, tiene "el fin de ejercer su derecho a la autodefensa contra cualquier agresión externa".

Sobre las empresas estadounidenses sancionadas, Exteriores explica que respaldan "los crímenes del régimen sionista y sus acciones de terrorismo" y tienen "un papel en la desestabilización de la región".

Algunas de las compañías sancionadas son Raytheon, uno de los mayores contratistas de defensa militares de EEUU; United Technologies; ITT Corporation y Magnum Research Inc.

Irán, cuyo paso es más bien simbólico al no tener estas empresas negocios con la República Islámica, las acusa de suministrar armamento a Israel que ha sido empleado en la represión del pueblo palestino.

Estas medidas iraníes llegan dos días después de que Washington anunciara la imposición de sanciones a 30 compañías e individuos extranjeros, muchos de ellos de China y Rusia, por cooperar con el programa de misiles iraní o violar restricciones a las exportaciones a Irán, Corea del Norte y Siria.

Desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump se ha disparado la tensión entre Teherán y Washington.

Cuando en enero pasado Irán probó un misil balístico, además de imponerse las citadas sanciones, Trump advirtió a Irán de que estaba "jugando con fuego".