Irán reduce sus reservas de uranio altamente enriquecido y cumple los compromisos

Uranio Irán

internacional

| 20.02.2014 - Actualizado: 21:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El OIEA confirmó que Irán ha dejado de enriquecer uranio por encima del 5 por ciento e incluso ha reducido sus reservas de este combustible, uno de los compromisos acordados con la comunidad internacional el pasado noviembre para demostrar que su programa nuclear no tiene un fin militar.

Según un informe restringido del Organismos Internacional de la Energía Atómica (OIEA), las reservas de uranio enriquecido al 20 por ciento tienen 35,4 kilos menos que el pasado enero, aunque Irán sigue produciendo este combustible nuclear con una pureza de hasta el 5 por ciento, algo permitido por los acuerdos de noviembre.

El OIEA indica en su documento, al que tuvo acceso Efe, que Teherán está cumpliendo las medidas acordadas con la comunidad internacional, aunque precisa que aún no es posible tener la certeza absoluta de que su programa atómico sea exclusivamente pacífico.

"Las medidas aplicadas por Irán y los futuros compromisos que ha tomado suponen un positivo paso adelante, pero aún queda mucho por hacer para resolver todos los asuntos pendientes", reconoce el OIEA en su informe.

El uranio enriquecido, un combustible polémico por su doble uso, civil y militar, es uno de los puntos clave de la disputa sobre el programa nuclear iraní.

El documento elaborado por el OIEA indica que Teherán acumula ya 7.609 kilos de uranio hasta el 5 por ciento de pureza, 454,7 más que el pasado enero, y que ha seguido procesando este material para, asegura, alimentar sus diferentes instalaciones nucleares.

Respecto al uranio al 20 por ciento, el OIEA confirma que los técnicos iraníes suspendieron su producción el pasado día 20 de enero -cuando entró en vigor el acuerdo- y que incluso han estado diluyendo parte de las reservas que tenían.

POLÉMICA SOBRE EL REACTOR DE ARAK

Respecto al reactor de agua pesada de Arak, otro de los elementos de disputa, el OIEA advierte de que Irán no ha cumplido la exigencia del Consejo de Seguridad de que detenga sus trabajos allí, aunque sí reconoce que no ha seguido instalando componentes de importancia.

Detener los trabajos en Arak, a unos 240 kilómetros al sur Teherán, no fue uno de los aspectos acordados con las grandes potencias en el acuerdo interino de seis meses de noviembre pasado.

La polémica en torno a esta central se debe a su capacidad para generar plutonio, un material que, al igual que el uranio enriquecido al 95 por ciento, es susceptible de emplearse en la fabricación de una bomba atómica.

El informe del OIEA también recuerda que sigue esperando información sobre Parchin, una base militar a la que no pueden acceder los inspectores y que, según algunos servicios de inteligencia, fue usada para experimentos relacionados con el programa nuclear.

Con todo, el organismo insiste en que sigue sin estar en posición de facilitar "una garantía fiable de la inexistencia de actividades o materiales no declarados en Irán y, por tanto, de concluir que todo el material nuclear en Irán es para actividades pacíficas".