Irak anuncia la liberación de Faluya tras un mes de combates contra los yihadistas

Las fuerzas iraquíes llevaban más de un mes luchando para expulsar a los combatientes del EI de la ciudad

Operación del ejército en las inmediaciones de la ciudad de Faluya, Irak

internacional

| 26.06.2016 - 18:03 h
REDACCIÓN
Más sobre: irakSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Ejército iraquí anunció hoy la liberación total de la ciudad de Faluya, después de hacerse con el control del último barrio en poder del grupo terrorista Estado Islámico (EI), tras más de un mes de combates con los yihadistas.

El comandante de la Operación de Liberación de Faluya, el general Abdelwahab al Saidi, aseguró hoy ante la prensa que "la operación militar ha terminado en la ciudad de Faluya con la liberación del barrio de Al Golán, en el norte de la ciudad".

Las fuerzas iraquíes llevaban más de un mes luchando para expulsar a los combatientes del EI de la ciudad, la segunda en importancia de la provincia occidental de Al Anbar y en manos del grupo extremista desde enero de 2014.

Las tropas lograron liberar el 17 de junio el edificio de la administración local e izar la bandera iraquí sobre el mismo, pero todavía quedaban por eliminar focos de yihadistas en las zonas septentrionales de la urbe.

Una fuente castrense reveló a Efe que las tropas iraquíes no encontraron hoy a ningún civil en el barrio Al Golán, excepto a una anciana que había permanecido en su vivienda, la cual fue trasladada a un centro de desplazados para que reciba asistencia.

Asimismo, la fuente explicó que las fuerzas iraquíes se desplegaron en la zona del mercado donde comenzaron a desactivar artefactos explosivos y subrayó que los artificieros deben llevar a cabo una gran labor para inspeccionar las viviendas antes de que sus habitantes puedan regresar a ellas.

Desde el comienzo de la ofensiva de Faluya a finales de mayo, al menos 1.800 miembros del EI han muerto y unos 1.500 han sido capturados, según los datos ofrecidos hoy por el jefe de la Comisión de Seguridad y Defensa del Parlamento iraquí, Hakem al Zameli.

Mientras, el Departamento de Información del Ejército iraquí destacó en una nota que los aviones de combate iraquíes lograron destruir 114 vehículos de diferente tipo, 51 sedes y 19 cañones de artillería de calibre 23 pertenecientes a la organización extremista, además de dos motos y un vehículo blindado.

Asimismo, los aviones no tripulados CH4 destruyeron 10 escondites del EI, 10 vehículos, dos motos, dos coches bomba y 10 lugares de descanso, añadió la nota.

Por su parte, el ministro de Defensa iraquí, Jaled al Obeidi, afirmó en su cuenta oficial de Twitter que el 90 por ciento de la ciudad de Faluya está a salvo y es habitable, poco antes del anuncio de la liberación de la ciudad.

El titular aseguró que Daesh (acrónimo árabe del EI) no pudo destruir Faluya como sí hizo con Ramadi (oeste) y Sinyar (norte), ciudades que fueron liberadas en los pasados meses por las autoridades iraquíes.

Al Obeidi visitó hoy las tropas y milicias gubernamentales iraquíes que están participando en la ofensiva para recuperar el control de la provincia de Nínive, en el norte de Irak, y aseguró que esta será liberada en 2016.

El objetivo último del Gobierno de Bagdad es expulsar al grupo terrorista de la ciudad de Mosul, capital de Nínive y feudo de los yihadistas desde que estos irrumpieron en el norte de Irak y se hicieron con amplias zonas en junio de 2014.

Tras la liberación de Faluya, las fuerzas iraquíes podrán centrar sus esfuerzos bélicos en Mosul, aunque las autoridades necesitarán reconstruir la urbe liberada hoy y restablecer los servicios básicos así como la seguridad para que los residentes puedan regresar.

Según datos de la ONU, unas 85.000 familias, con al menos 40.000 niños, han huido desde el 23 de mayo y muchos de ellos se encuentran actualmente en campamentos de acogida en las afueras de la ciudad.

Por su parte, el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, en sus siglas en inglés), cifró en 62.000 los desplazados, en su mayoría ancianos, mujeres y niños, que se encuentran en una "situación desesperada".

A pesar de las malas condiciones en los campamentos, el NRC destacó hoy en un comunicado que "es aún muy pronto para hablar de la vuelta de decenas de miles de civiles" a Faluya.

"No sabemos que áreas son seguras y cuáles no lo son; es necesario llevar a cabo un desminado exhaustivo de las áreas civiles y valorar la seguridad antes de ofrecer a los civiles la posibilidad de regresar", dijo el director de la ONG en Iraq, Nasr Muflahi.

Por su parte, el Ejército iraquí aún mantiene retenidos a unos 7.000 civiles huidos de la ciudad para interrogarlos, con el objetivo de comprobar que entre ellos no hay yihadistas.

Según un comunicado de la Célula de Información de Guerra, en el transcurso de las operaciones militares han sido retenidas en Faluya un total de 20.000 personas, que trataban salir de la ciudad.

El Ejército aseguró que ya ha investigado a 13.790 personas, mientras que el resto continuará retenido en el centro de detención de Al Habaniya (al oeste de Faluya) hasta que concluyan los procedimientos.