India llama a la calma en Cachemira, donde nuevas protestas dejan 5 muertos

internacional

| 15.09.2010 - 16:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

El primer ministro indio, Manmohan Singh, dijo hoy estar dispuesto al diálogo y apeló a la calma en el estado indio de Cachemira, donde las últimas protestas dejaron al menos cinco muertos y veinte heridos.

"Me quedé horrorizado y afligido al ver a hombres y mujeres jóvenes -incluso niños- uniéndose a las protestas en las calles", admitió el jefe de Gobierno al inicio de una reunión de las principales fuerzas políticas para analizar la situación, según un comunicado oficial.

Si durante los últimos días la violencia tuvo lugar en el valle musulmán, hoy las protestas se registraron en la zona de Jammu, en el mismo estado indio de Cachemira.

Al menos cinco personas perdieron la vida y veinte resultaron heridas en la localidad de Mendhar, cerca de la frontera con Pakistán, en choques entre la Policía y una multitud que protestaba por los rumores de un intento de profanación del Corán en EEUU, según fuentes policiales citadas por la agencia IANS.

Los enfrentamientos se desataron cuando la Policía interceptó a una procesión que se dirigía hacia una escuela cristiana, según las fuentes.

Desde el lunes se han registrado manifestaciones en Cachemira por este motivo, según las autoridades indias, pero las protestas en esta zona en disputa entre la India y Pakistán se suceden desde junio y tienen como principales proclamas la independencia y la retirada de las fuerzas de seguridad indias.

Consultada por Efe, una fuente policial dijo que el toque de queda sigue en vigor durante las 24 horas del día en el valle y aseguró que -al margen de lo ocurrido en Jammu- en Srinagar y en otros núcleos del valle de Cachemira se han registrado algunos sucesos pero en general la situación es "tranquila".

La reunión de hoy entre las principales fuerzas indias y cachemires, durante la cual se debía discutir la posibilidad de modificar una ley que da poderes especiales a las fuerzas de seguridad en el estado cachemir -algo solicitado por el Gobierno regional de Cachemira-, terminó sin una decisión al respecto.

De acuerdo con una nota oficial, las partes decidieron enviar una delegación política de todos los partidos a Cachemira y convinieron en que "la Constitución de la India da un amplio margen para acomodar cualquier demanda política legítima a través del diálogo, el discurso civil y las negociaciones pacíficas".

En su discurso, Singh ahondó en esta idea y sostuvo que "aunque algunas de estas protestas pueden haber sido impulsivas o espontáneas, no se puede negar que algunos sucesos fueron orquestados por ciertos grupos".

"Tenemos que hablar los unos con los otros. Y aquellos que se sienten agraviados con el Gobierno tienen que hablar con las autoridades. Pero también es cierto que un diálogo significativo sólo puede ocurrir en una atmósfera libre de violencia y confrontación", declaró.