Los cinco terroristas suicidas identificados habían pasado por Siria

El último identificado es Samy Amimour, nacido el 15 de octubre de 1987 en París

Turquía advirtió hace un año a París sobre vínculo yihadista de Mostefai

Bélgica acusa por terrorismo a dos personas y sigue buscando a Salah Abdeslam

23 detenidos en las redadas en Francia e incautadas 31 armas

internacional

| 16.11.2015 - 10:51 h
REDACCIÓN

Cinco de los siete yihadistas suicidas que participaron en los atentados de París del pasado viernes han sido identificados, mientras continúan las operaciones policiales en Bruselas y distintas ciudades en Francia.

La fiscalía francesa ha identificado a uno de los terroristas que actuó en el Estadio de Francia y que llevaba un pasaporte sirio a nombre de Ahmad Al Mohammad, nacido en la ciudad siria de Idleb el 10 de septiembre de 1990.

La Fiscalía puntualizó en un comunicado que está pendiente de verificar la autenticidad de ese pasaporte, pero que las huellas tomadas a Al Mohammad corresponden con las de una persona que fue objeto de un control de identidad en Grecia a comienzos de octubre.

El segundo es uno de los asaltantes de la sala de conciertos Bataclan, Samy Amimour, nacido el 15 de octubre de 1987 en París, y por el que Francia había emitido una orden de arresto internacional por terrorismo.

Samy Amimour tenía nacionalidad francesa, como los otros tres terroristas suicidas -de los siete que activaron sus chalecos de explosivos en los atentados del viernes- que ya habían sido identificados hasta ayer.

23 DETENIDOS

Un total de 23 personas han sido detenidas en las redadas que las fuerzas de seguridad francesas han realizado en las últimas horas, en las que han sido incautadas 31 armas, 4 de ellas "de guerra", informó el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

Desde el pasado viernes, se han decretado 104 arrestos domiciliarios y 168 registros que "permiten acelerar las investigaciones sobre los objetivos radicalizados y alimentar las informaciones que se poseen".

Cazeneuve, que no precisó si los registros y arrestos tenían que ver con los atentados, afirmó que hay "vínculos" entre las bandas de delincuentes y los grupos terroristas.

El silencio inundó hoy las calles de Francia al mediodía (11.00 GMT), el momento marcado por el Gobierno para recordar a las víctimas de los atentados del pasado viernes.

El presidente francés, François Hollande, se trasladó hasta la Universidad de La Sorbona acompañado de su primer ministro, Manuel Valls, para seguir el minuto de silencio entre jóvenes, los más golpeados por los terroristas.

Las instituciones europeas, la OTAN, los líderes europeos asistentes al G20, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y en todas las capitales europeas se ha guardaron hoy a mediodía un minuto de silencio.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, dijo que los atentados de París son "un ataque a la civilización" que exige una respuesta "efectiva" de la comunidad internacional.

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, opinó hoy que los atentados terroristas recientes son "probablemente la barbarie más seria que la humanidad haya visto desde la II Guerra Mundial".

BELGICA ACUSA POR TERRORISMO A DOS PERSONAS

Mientras tanto, Bélgica ha acusado por terrorismo a dos de los siete detenidos tras los atentados de París y sigue la búsqueda de Salah Abdeslam, sobre quien pesa un orden de arresto internacional por su supuesta implicación en los ataques en la capital francesa.

Los otros cinco detenidos han sido puestos en libertad, entre ellos Mohamed Abdeslam, hermano de Salah Abdeslam.

La Policía federal de Bélgica realizó hoy una nueva operación en el distrito bruselense de Molenbeek dirigida a localizar a Abdeslam, pero finalmente la acción concluyó sin que se produjera ninguna detención judicial, informó la Fiscalía federal del país.

Los equipos especiales de la Policía acordonaron durante varias horas una calle de Molenbeek y registraron una vivienda, tras lo que dieron por concluida la operación.

Una persona subió a uno de los coches de policía, según mostraron las imágenes en directo de varios medios de comunicación belgas, pero por el momento se desconoce la identidad del individuo.

Poco después la Policía federal pidió a través de la red social Twitter que no se difundan en directo las imágenes de la intervención de Molenbeek "por la seguridad de todos".

Varias informaciones apuntaron en un primer momento a que se había detenido a Salah Abdeslam, pero la Fiscalía federal desmintió esta información.

Salah Abdeslam alquiló el Volkswagen Polo con el que los asaltantes de la sala de conciertos Bataclan llegaron hasta allí para cometer la masacre en la que murieron 89 personas.

Un tercer hermano de Abdeslam, Ibrahim, murió en París al detonar un cinturón de explosivos en los ataques.

Según los detalles que se van conociendo de estos tres hermanos, Salah trabajaba para la Sociedad de Transportes Intercomunales de Bruselas (STIB), mientras que Mohamed lo hacía para los servicios de Extranjería del Ayuntamiento de Molenbeek.

Los hermanos eran además dueños del bar "Les Beguines", en este mismo distrito, que había sido cerrado el pasado 4 de noviembre por tráfico de estupefacientes.

El diario "La Dernière Heure" ha publicado hoy el testimonio de un amigo de Salah Abdeslam, que asegura que si Salah es capaz de cometer los atentados, "todos mis colegas son capaces".

La Policía busca a Salah Abdeslam, nacido en Bruselas, desde el pasado sábado por la mañana, horas después de la cadena de atentados.

Abdeslam fue sometido a un control por gendarmes franceses junto a la frontera belga en otro coche en el que viajaba con dos individuos.

Los agentes, tras verificar las identidades de todos, los dejaron marchar.

Uno de los ocupantes del coche estaba fichado en Bélgica y cuando se supo que Salah Abdeslam había alquilado el vehículo, la Policía belga puso en marcha una operación en Molenbeek y practicó varias detenciones, en particular, la de su hermano, Mohamed, que hoy quedó en libertad.

Al no poder localizar a Salah Abdeslam, la Fiscalía belga emitió este domingo una orden de detención internacional.

El presidente de Francia, François Hollande, señaló hoy que los atentados del pasado viernes fueron "planificados en Siria, organizados en Bélgica y perpetrados en nuestros suelo, con complicidades en Francia".

Además de la operación policial de hoy en Molenbeek, Bruselas vivió varias horas de tensión por una alerta de bomba en el barrio de las instituciones europeas, que finalmente resultó ser falsa.

Los equipos especiales de detonación de explosivos se desplazaron hasta una de las calles próximas a varios edificios de la Comisión Europea (CE) y realizaron detonaciones en un vehículo con matrícula francesa y una maleta en su interior.

Los agentes abrieron el coche y retiraron los documentos que se encontraban en su interior y la maleta, tras lo cual se confirmó que se trataba de una falsa alarma.

TURQUÍA ADVIRTIÓ HACE UN AÑO A PARÍS SOBRE VÍNCULO YIHADISTA DE MOSTEFAI

Turquía advirtió el año pasado a Francia sobre vínculos yihadistas de Ismael Omar Mostefai, uno de los terroristas suicidas de los atentados en París del pasado viernes. Ankara informó a París en diciembre de 2014 y junio de 2015 por escrito sobre los vínculos de Mostefai con otros cuatro sospechosos de actividades yihadistas sobre quienes Francia había pedido información a Turquía el 22 de octubre de 2014, precisa la fuente, que cita fuentes oficiales anónimas.

El gobierno francés no respondió a Ankara respecto a estas informaciones referidas a Mostefai que, nacido en París en 1985, fue el primer terrorista suicida identificado por las autoridades franceses, de los siete autores de la letal serie de los atentados del viernes en París, que causó al menos 129 muertos.

El intercambio de información entre los servicios secretos europeos y turcos es habitual, sobre todo cuando se trata de que Ankara impida la entrada a europeos considerados posibles simpatizantes yihadistas que intentan llegar a Siria a través de Turquía.