Hu Jintao admite faltas en derechos humanos y Obama pide una mayor apreciación de yuan

internacional

| 20.01.2011 - 09:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente chino, Hu Jintao, reconoció este miércoles que los derechos humanos en China "aún encaran muchos desafíos y aún hay mucho por hacer", si bien matizó que se han logrado "enormes progresos" en ese área. Hu hablaba así durante una rueda de prensa en la Casa Blanca junto al presidente estadounidense, Barack Obama, con quien se reunió hoy por espacio de dos horas en el marco de la visita del jefe de Estado de la República Popular a Washington.

CHINA Y LOS DERECHOS HUMANOS

Según declaró el presidente chino, su país "siempre está comprometido con la promoción de los derechos humanos" y éstos siempre han figurado en la conversación en las ocho ocasiones en que se ha reunido a lo largo de los últimos dos años con el presidente estadounidense. "China reconoce los derechos humanos universales", aseguró, si bien matizó que es necesario "tener en cuenta las diferentes circunstancias de los países" y China es un país en desarrollo con una inmensa población.

Según Hu, "continuaremos los esfuerzos para seguir mejorando las vidas de los ciudadanos chinos, el Estado de Derecho"."Continuaremos nuestros intercambios con otros países sobre derechos humanos y continuaremos aprendiendo de otros las buenas prácticas", prometió el presidente chino.

No obstante, no mencionó en ningún momento a los presos políticos en su país, como el premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, o las reclamaciones sobre Tíbet. Previamente, el presidente estadounidense había reiterado su llamamiento a que China respete los derechos humanos universales para "todas las personas", algo que aseguró que beneficiará no sólo a ese país sino a todos el mundo.

En este sentido, Obama instó al Gobierno en Pekín a dialogar con el Dalai Lama, el líder espiritual tibetano, y sus representantes. "EE.UU. sugiere el diálogo entre China y el Dalai Lama para resolver las diferencias sobre la preservación de la identidad religiosa del pueblo tibetano", dijo.

RELACIÓN ECONÓMICA

En su conversación en el Despacho Oval, Obama y Hu dedicaron buena parte del tiempo a analizar la ingente relación económica entre los dos países, y los desacuerdos en torno a la cotización del yuan y el acceso de las empresas estadounidenses al proceso de licitaciones públicas en China.

Así, Obama subrayó que el yuan se encuentra aún "por debajo de su valor" real y consideró que China debe acelerar el ritmo de su apreciación con respecto al dólar, algo que consideró que representará un "poderoso instrumento" para fomentar la demanda interna y luchar contra la inflación.

Obama aseguró que, contra la percepción que existe entre muchos en China, EE.UU. no sólo no se opone sino que da la bienvenida a "un crecimiento pacífico" de la República Popular.

En sus conversaciones, los dos mandatarios abordaron también, entre otros asuntos, la situación en Corea del Norte y la reanudación de los contactos militares, que Hu consideró que permitirán "profundizar la confianza" mutua.

La visita de Estado de Hu a Washington, que comenzó la pasada noche con una cena privada en la Casa Blanca y hoy con una ceremonia de bienvenida en los jardines presidenciales, continuará hoy con un almuerzo en el Departamento de Estado y una cena de gala, el máximo honor que se concede a un jefe de Estado visitante.