Horacio Cartes jura el cargo como presidente de Paraguay

(Archivo)

internacional

| 16.08.2013 - 09:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El empresario Horacio Cartes juró hoy el cargo como presidente de Paraguay en un acto celebrado frente al Palacio de Gobierno, convirtiéndose en el octavo gobernante democrático del país después de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

Cartes juró el cargo sobre una Biblia que le sostuvo su hija mayor, Sofía, a las 08.40 horas locales (12.40 GMT), poco después de que lo hiciera Juan Afara como vicepresidente, en un acto al aire libre con la presencia de cinco presidentes de América Latina y el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.

La ceremonia de investidura, celebrada a orillas de la Bahía de Asunción, fue precedida por otra en la vecina sede del Congreso del país en la que el antecesor de Cartes, el liberal Federico Franco, entregó el bastón de mando frente a los diputados y senadores nacionales.

El flamante presidente, con traje oscuro y corbata granate, pronunció después de asumir el poder un discurso en el que se refirió especialmente al principal reto que ha fijado para su gestión: combatir la pobreza.

"No estoy en política para cuidar una carrera ni enriquecer un patrimonio; estoy en política para servir a mi pueblo", comenzó el exitoso empresario, que pretende aplicar su experiencia en el mundo de los negocios al manejo del país y que pidió a Dios que lo "ilumine" en su labor.

Cartes prometió que su Gobierno será el de "las oportunidades para todos" y será "patriota, honrado, capaz, eficiente e incluyente", además de contar "con la determinación necesaria para impulsar a Paraguay a las vías del desarrollo".

Remarcó asimismo que las elecciones que ganó el 21 de abril pasado fueron una "ejemplar fiesta cívica del país" y una "victoria de la democracia", al permitir "el traspaso del Poder Ejecutivo por segunda vez y de manera consecutiva" de un partido a otro distinto en toda la historia del país.

Cartes pertenece al Partido Colorado, que gobernó de forma hegemónica Paraguay durante décadas, y su antecesor, Federico Franco, pertenece al Partido Liberal.

Este había asumido el poder en junio de 2012, tras el juicio político que se le hizo al entonces mandatario Fernando Lugo por la gestión del conocido como "caso Curuguaty", un enfrentamiento entre policías y campesinos.

El nuevo gobernante destacó la riqueza de su país, del que dijo que es "el secreto mejor guardado" de América Latina porque "tiene lo que otros necesitan", lo cual "es una fortaleza y una oportunidad", en una clara invitación a la inversión extranjera.

Hacia el final de su intervención se refirió a los dignatarios invitados, a los que agradeció la "iniciativa que han tomado para construir relaciones prosperas y positivas".

La ceremonia de investidura marcó la reconciliación de Paraguay con los otros tres Estados fundadores del Mercosur, Argentina, Brasil y Uruguay, que en 2012 suspendieron al país del bloque por la destitución de Lugo como presidente.

La suspensión cesaba justamente hoy, con la jura del nuevo presidente paraguayo.

Solo cinco presidentes latinoamericanos estuvieron presentes en la ceremonia: la argentina Cristina Fernández, la brasileña Dilma Rousseff, el chileno Sebastián Piñera, el peruano Ollanta Humala y el uruguayo José Mújica.

Cartes no invitó a su investidura al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a lo que Bolivia y Ecuador respondieron no enviando representantes a la ceremonia de asunción presidencial.

Entre los invitados también estaban el príncipe Felipe, en representación de España; el presidente de Taiwán, Ma Ying-jeou; el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.