Homenaje a Castro en la Plaza de la Revolución

El PSOE apoya la asistencia del Rey Juan Carlos a los actos en La Habana como reconocimiento al pueblo cubano

internacional

| 29.11.2016 - 13:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Casi dos millones de personas rindieron tributo ayer en toda la isla al líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, fallecido el pasado viernes con 90 años, en alguno de los 286 puntos instalados en todo el país para despedirle hasta el cierre de las 19.00 horas (00.00 GMT).

Desde las 9.00 horas (14.00 GMT), los cubanos hicieron largas colas para despedir al comandante, cuyas cenizas reposan en la sala Granma del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), donde solo ha tenido acceso la alta dirección del país, encabezada por su hermano Raúl Castro, y su familia.

El memorial José Martí, de la Plaza de la Revolución, está rodeado desde ayer por largas colas de gente que quieren acudir a homenajear a Fidel Castro, en uno de los tres puntos allí ubicados, decorados con imágenes suyas, coronas de flores blancas y réplicas de sus condecoraciones militares.

Estaba previsto que el memorial cerrara ayer a las 22.00 horas, pero se extendió debido a la afluencia de cubanos que todavía esperaban para rendir tributo al comandante, y hoy abrió a las 8.00, una hora antes de lo previsto.

Los puntos de tributo de ese memorial cerrarán hoy al mediodía, ya que la emblemática Plaza de la Revolución se preparará para acoger el acto multitudinario de despedida que se celebrará hoy en honor a Fidel, al que acudirán mandatarios y personalidades de todo el mundo.

Ya han llegado a la isla para ese acto el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro; el de Bolivia, Evo Morales; el de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang; y el de Zimbabue, Robert Mugabe.

De hecho, Maduro y Morales, amigos personales de Fidel Castro y al que ambos consideran un mentor, acudieron hace pocos minutos al memorial José Martí a despedir al comandante.

Las cenizas de Fidel Castro partirán mañana desde La Habana hasta Santiago de Cuba, en el recorrido inverso de la "Caravana de la Libertad", para su funeral en esa ciudad el 4 de diciembre.

En el cementerio de Santa Ifigenia, donde también se encuentra la tumba del héroe nacional cubano y prócer independentista José Martí, reposará para siempre Fidel Castro. EFE

Por parte española acudirá al acto el Rey Juan Carlos, acompañado del secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia, una decisión que ha causado cierta polémica en algunos sectores políticos españoles acerca de su conveniencia, según lo expresado por el partido Ciudadanos. No obstante, la Embajada en La Habana, ha justificado su presencia por la buena relación que tenía con Castro.

APOYO DEL PSOE COMO RECONOCIMIENTO AL PUEBLO CUBANO

De igual manera, el portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, ha respaldado la presencia del rey emérito Juan Carlos I en los actos de homenaje al fallecido Fidel Castro como fórmula de "reconocimiento al pueblo cubano" y de apuesta por mantener la especial relación entre España y Cuba en la nueva etapa que se abre.

Jiménez, que ha recordado en una entrevista en Radio Nacional que el rey emérito no es jefe del Estado, ha argumentado que España no puede "perderle la cara" a Cuba y que era obligada la presencia de una representación española en la despedida a Castro que no "desmereciera" al pueblo cubano.

A ese respecto, ha considerado un acierto la "fórmula intermedia" de enviar al rey emérito y ha señalado que ello "no prejuzga" ninguna vinculación política con los "muchos años de gobierno no caracterizado por la apertura ni las libertades" del presidente Fidel Castro.

"El PSOE nunca ha valorado positivamente la ausencia de libertades públicas en ese país", ha subrayado el dirigente socialista, para quien la "situación difícil desde el punto de vista de los derechos fundamentales" en Cuba está "al margen de que el pueblo cubano tiene que recibir siempre el cariño y la consideración del pueblo español por las relaciones que hemos tenido y por la nueva etapa que se abre". Una etapa -ha dicho- que espera que sea de "transición a un régimen democrático y de oportunidades".

REPRESENTACIÓN EUROPEA

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha confirmado también su presencia. Francia tendrá su silla en la Plaza de la Revolución pero no la ocupará el presidente, François Hollande sino la ministra de Ecología, Segolene Royal. En la misma línea, el Gobierno ruso ha anunciado que el presidente, Vladimir Putin, no acudirá al homenaje, sino que la delegación estará liderada por el presidente de la Duma, Viacheslav Volodin.

De los países americanos asistirán el presidente venezolano, Nicolás Maduro, uno de los socios regionales más cercanos a Castro y al régimen cubano, el dirigente boliviano, Evo Morales, otro de los grandes aliados de la nación comunista. Y participará igualmente el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, otro de los compañeros ideológicos de la Cuba revolucionaria.

También estarán el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el de México, Enrique Peña Nieto, mientras que otros países de la regió, como Chile, han optado por mandar delegaciones. Además, países de otros rincones del mundo enviarán delegaciones parlamentarias, entre ellos varios africanos. Irán, por ejemplo, ha confirmado ya su presencia.

RECORRIDO FINAL HASTA SANTIAGO

Las cenizas del líder revolucionario han sido depositadas en el monumento a José Martí, ubicado en esta icónica plaza, flanqueada también por los ministerios de Interior, con la imagen del 'Che' Guevara en su fachada, y de Información, con Camilo Cienfuegos.

Durante todo el lunes miles de cubanos se acercaron para dar su último adiós a Castro formando para ello largas colas. Este martes podrán continuar la peregrinación hasta las 19.00 (hora local), cuando arrancará el acto oficial.

En ese momento el protagonismo lo tomarán las autoridades, tanto cubanas como internacionales. Aunque el Gobierno de Raúl Castro no ha desvelado los detalles, se espera que el presidente dirija esta ceremonia solemne.

Tras el homenaje de este martes, las cenizas de Castro iniciarán el miércoles un recorrido de unos 1.000 kilómetros con destino a Santiago, segunda ciudad del país y epicentro de la Revolución que comenzó en los primeros días de 1959.

Ya en Santiago, está previsto para el sábado un acto multitudinario en la Plaza Antonio Maceo. Un día después, los restos mortales del comandante serán enterrados a las 7.00 (hora local) en el cementerio de Santa Ifigenia, junto a los líderes de la independencia y la Revolución.