Hollande recibe a los Reyes de España en el Arco del Triunfo

Retoman el viaje que interrumpieron por la tragedia aérea de Los Alpes

Felipe VI agradece a Hollande el apoyo francés en la tragedia de Germanwings

El viaje coincide con el aniversario del anuncio de abdicación del Rey Juan Carlos

internacional

| 02.06.2015 - 09:59 h
REDACCIÓN
Más sobre: FranciaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los Reyes Felipe y Letizia han iniciado en París su visita de Estado a Francia que se vieron obligados a interrumpir por la tragedia aérea de Los Alpes del pasado 24 de marzo, cuando el copiloto del vuelo de Germanwings que cubría la ruta Barcelona-Dusseldorf, Andreas Lubitz, presuntamente estrelló de forma voluntaria la aeronave contra un macizo. La noticia sobre la catástrofe -en la que murieron 50 españoles- sorprendió a los monarcas aterrizando en París, donde, tras reunirse con el presidente francés, François Hollande, anunciaron la cancelación de la visita.

Dos meses después de la tragedia, los Reyes han retomado en París el programa que dejaron a medias, al que han añadido alguna actividad más, como la imposición de condecoraciones españolas a autoridades y funcionarios franceses en reconocimiento a su actuación tras la tragedia de Germanwings.

Acompañados del presidente Hollande, los Reyes han dedicado el primer acto de su agenda a hacer una ofrenda floral ante la tumba del soldado desconocido en el Arco de Triunfo, dedicada a todos los militares franceses fallecidos en la Primera Guerra Mundial, un gesto diplomático con escasos precedentes, que no tenía lugar desde la acogida a la reina Isabel II de Inglaterra.

En una ceremonia emotiva, celebrada bajo el fuerte viento en la capital francesa, el presidente galo recibió a los Reyes acompañado por la ministra de Energía y Medio Ambiente, Segolene Royal, y de otras autoridades como la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

En el Arco del Triunfo, don Felipe pasó revista a las tropas, guardó un minuto de silencio y participó junto a Hollande en una ofrenda ante la tumba del soldado desconocido.Posteriormente, firmó junto a doña Letizia y al presidente francés en el llamado "libro dorado", reservado para los máximos dignatarios.

A lo largo del acto, Hollande se prodigó en atenciones hacia los monarcas y departió de forma especial con la reina durante el momento de las firmas.

El rey y la reina saludaron uno por uno a los veteranos de guerra que portaban las banderas y los estandartes en el acto.

Uno de ellos, antiguo paracaidista de la Unión Militar del Distrito XV de París, confesó a Efe que esperaba que don Felipe le diese la mano, después de que su padre, don Juan Carlos, no lo hubiera hecho en su última visita. Finalmente, así sucedió, ante la satisfacción evidente del veterano paracaidista, de 85 años.

Tras el homenaje, la comitiva se desplazó por la avenida de los Campos Elíseos hasta el cercano Palacio del Elíseo, sede de la Presidencia francesa, escoltada por un escuadrón de 146 caballos de la Guardia Republicana.

En el palacio presidencial, don Felipe y Hollande descendieron del primer vehículo, mientras que Royal y doña Letiza hicieron lo mismo de segundo, tras lo cual entraron en la dependencias para mantener una entrevista privada después de posar ante los medios de comunicación.

A las 11,33 horas aterrizó en el aeropuerto de París Orly el avión de la Fuerza Aérea Española en el que han viajado desde Madrid Felipe VI y la Reina Letizia, acompañados del ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y del jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín.

ESTE MIERCOLES DISCURSO ANTE LA ASAMBLEA NACIONAL

El plato fuerte de esta visita seguirá siendo el discurso que Felipe VI pronunciará el miércoles ante la Asamblea Francesa, una deferencia que el país vecino ha tenido solo con 18 personalidades extranjeras hasta la fecha. Esa intervención de Felipe VI (a las 15.00 horas) tendrá también un componente simbólico, pues fue su padre, Juan Carlos I, el primer mandatario en inaugurar en 1993 una serie de invitaciones posteriores de la Asamblea a líderes extranjeros para que se dirigieran a la Cámara, donde no hablaba un jefe de Estado extranjero desde el discurso en 1919 del estadounidense Woodrow Wilson.

Desde 1993, Francia ha tenido esta deferencia con el presidente de EEUU Bill Clinton, el rey Hassan II de Marruecos, el primer ministro británico Tony Blair, el presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, el canciller alemán Gerhard Schüder, o el secretario general de la ONU Kofi Annan, entre otros.

El programa de los Reyes en Francia incluye una cena de gala que les ofrecerá Hollande en el Palacio del Elíseo, así como entrevistas con el primer ministro francés, Manuel Valls, nacido en Barcelona, y con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, oriunda de San Fernando (Cádiz).

HOMENAJE A 'LA NUEVE'

Con la regidora, los Reyes inaugurarán el miércoles en los exteriores del Ayuntamiento un jardín de rosas que llevará el nombre de 'Jardín de combatientes de La Nueve, en honor de los republicanos españoles que liberaron París de la ocupación nazi. Está previsto que participe en el acto Rafael Gómez, uno de los dos únicos combatientes españoles de 'La Nueve' que aún viven.

Don Felipe y Doña Letizia también visitarán la exposición sobre Velázquez que acoge el Grand Palais -y que no pudieron inaugurar por la cancelación de su viaje anterior-, tendrán encuentros con representantes de la colonia española en París y con empresarios franceses y españoles, y se verán con la directora general de la agencia de la ONU para la educación, la ciencia y la cultura, UNESCO, Irina Bukova.

La visita de Estado es la máxima categoría que puede tener el desplazamiento oficial de un mandatario extranjero y se caracteriza por ir acompañada de un mayor ceremonial que los viajes oficiales y de trabajo. Sirven fundamentalmente para escenificar que las relaciones bilaterales atraviesan un buen momento.

España mantiene con Francia una relación muy estrecha, fruto de su vecindad y pertenencia a la UE. Es uno de los socios europeos con los que se mantienen cumbres periódicas entre los dos Gobiernos, además de constituir el segundo cliente comercial y ser el primer proveedor de España.

Más de 460 empresas francesas están instaladas en España, donde han creado en torno a 280.000 empleos directos. Un número similar al de empresas españolas en Francia, donde dan trabajo a unas 70.000 personas. Francia es además el destino del 16 por ciento de las exportaciones españolas y el emisor de hasta 10,6 millones de turistas al año.