Hollande promulga la ley de matrimonio homosexual

La primera boda gay podrá celebrarse el día 28 de mayo

Será el octavo país en legalizar la unión entre personas de un mismo sexo en Europa y el décimo cuarto en el mundo

Francia, matrimonio gay (Francia, matrimonio gay)

internacional

| 18.05.2013 - 16:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Francia, François Hollande, ha promulgado la ley del matrimonio homosexual, después de que la validara el Consejo Constitucional, lo que convierte a Francia en el octavo país en legalizar la unión entre personas de un mismo sexo en Europa y el décimo cuarto en el mundo.

La primera boda gay podrá celebrarse el día 28 de mayo, cuando hayan pasado diez días desde que Hollande promulgara la ley. No obstante, el ministro de Relaciones Parlamentarias, Alain Vidalies, ha declarado a una cadena francesa que espera que las primeras bodas se celebren "antes del 1 de julio".

"Lo he decidido, es tiempo de respetar la ley de la República", ha afirmado Hollande, que ha enarbolado esta ley como la principal de sus reformas de calado social y que se ha visto envuelta en una gran controversia por las multitudinarias protestas alentadas por la derecha y la ultraderecha francesa.

Pese a la oposición de estos sectores políticos y sociales, que incluso llevó a la Unión por un Movimiento Popular a recurrirla ante el Constitucional, la Asamblea Nacional y el Senado franceses aprobaron el pasado mes el proyecto de ley redactado por el Gobierno socialista.

OPOSICIÓN AL DICTAMEN

Este movimiento de rechazo ha aupado a la cómico Frigide Barjot como la cabeza visible del movimiento contrario al matrimonio entre personas de un mismo sexo ha clamado contra esta "provocación" y ha exhortado a proseguir con las movilizaciones.

El Consejo dictaminó este viernes en la sentencia que el matrimonio homosexual no viola "ningún principio constitucional". "Esta norma no afecta ni a los derechos ni a las libertades fundamentales, ni a la soberanía nacional, ni a la organización de los poderes públicos", apostilló el auto.

El organismo emitió una "reserva" a dicha ley en lo concerniente a la adopción por parejas homosexuales, ya que los tribunales y organismos públicos deberán respetar el principio constitucional de primar "el interés del menor" en casos de adopción, como ya ocurre en las parejas heterosexuales, un principio que no contemplaba la norma.

Poco después del anuncio del veredicto del Constitucional, una veintena de manifestantes han salido a las calles de París para protestar contra la medida estrella del Gobierno de Hollande, aunque sin derivar en altercados como en anteriores ocasiones.

Entre un 55 y un 60 por ciento de los franceses apoyan el matrimonio entre personas de un mismo sexo, pero solo el 50 por ciento aprueba la adopción de hijos por parte de las parejas gay, según los últimos sondeos, los mismos que retratan a Hollande como uno de los presidentes más impopulares de la Historia reciente por la situación económica.