Hollande, Obama, Merkel, Cameron y Renzi plantean nuevas sanciones a Moscú

Ucrania

internacional

| 25.04.2014 - 15:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente francés, François Hollande, mantuvo una conversación telefónica con el presidente de EEUU, Barack Obama, la canciller alemana, Angela Merkel, y los jefes de Gobierno de Gran Bretaña, David Cameron, e Italia, Matteo Renzi, en la que señalaron la posibilidad de nuevas sanciones contra Rusia.

"Los jefes de Estado y de Gobierno han instado a una reacción rápida del G7 y han planteado la adopción de nuevas sanciones por parte de la comunidad internacional contra Rusia", informó la Presidencia francesa en un comunicado.

Por su parte, el presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó hoy que "está preparado" para aplicar sanciones adicionales contra Rusia si "no cambia su actitud" en Ucrania y la situación "continúa deteriorándose en los próximos días o semanas".

"Tenemos un conjunto de nuevas sanciones preparadas y estamos dispuestos a aplicarlas si no hay un cambio de actitud de Rusia", dijo Obama durante una rueda de prensa en Seúl tras reunirse con la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye.

Obama advirtió de que impulsará las nuevas medidas de presión "si la situación continúa deteriorándose en los próximos días o semanas", y añadió que hoy ha mantenido conversaciones telefónicas con varios líderes europeos para "coordinar" y "optimizar" este tipo de acciones.

El presidente estadounidense también se refirió a su homólogo ruso, Vladimir Putin, de quien dijo que "tendrá que elegir si acepta las importantes consecuencias" que supondrían las nuevas sanciones económicas coordinadas por la comunidad internacional.

OBAMA: "PUTIN VE EL MUNDO DESDE EL PRISMA DE LA GUERRA FRÍA"

Obama indicó que Putin "tiene tendencia a ver el mundo desde el prisma de la Guerra Fría", aunque añadió que el mandatario ruso "no es un hombre estúpido".

El presidente ruso "es el primer interesado en garantizar que Rusia será un país sólido económicamente, en resolver pacíficamente la situación de Ucrania y en permitir que los ucranianos decidan sobre su futuro", subrayó Obama.

Asimismo, Obama volvió a descartar la opción de una intervención militar al considerar que "el uso de la fuerza como respuesta debería ser cuestionado" ya que Estados Unidos "acaba de salir de una década de guerra", en alusión a Afganistán.

Obama hizo hincapié en la importancia de coordinar las nuevas medidas de presión con la Unión Europea y otros socios como Japón y Corea del Sur, con vistas de "continuar aumentando el coste que tienen las acciones de Rusia".

En el caso de la UE, señaló que las consultas "han sido constantes" con líderes europeos para garantizar que Bruselas y Washington "comparten la misma visión", aunque añadió que "hay muchos países dentro de Europa y tienen su propio proceso para aprobar estas acciones".

Obama recalcó que Rusia "no ha cumplido" su parte de los acuerdos firmados el pasado 17 de abril en Ginebra, a diferencia de Ucrania, que sí ha aplicado medidas como la amnistía a los participantes en las protestas que deponen las armas o impulsar reformas constitucionales.

"No hemos visto a Rusia condenando claramente e a las milicias prorrusas que toman edificios ni usando su influencia para frenar la escalada de la crisis", señaló el presidente estadounidense.