Hollande confirma la muerte del rehén francés secuestrado en Argelia

Gourdel "fue asesinado vil y cruelmente", señaló el presidente de Francia

Un vídeo muestra la supuesta decapitación de turista francés secuestrado

"Soldados del Califato", la "marca" del Estado Islámico en Argelia

El Ejército argelino busca su cadáver

Hervé Gourdel

internacional

| 24.09.2014 - Actualizado: 19:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Francia, François Hollande, confirmó hoy la muerte del francés Hervé Gourdel, secuestrado el pasado domingo en Argelia por un grupo vinculado con el yihadista Estado Islámico. Gourdel "fue asesinado vil y cruelmente", declaró el presidente ante un grupo de periodistas franceses en Nueva York, donde asiste a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Hollande aseguró que esa agresión refuerza la voluntad de Francia de mantener su intervención en Irak y avanzó que mañana habrá en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia, un consejo de Defensa para analizar las operaciones en curso. "Francia no cede ante el terrorismo ni cederá jamás, porque es su deber y su honor", añadió el presidente, según el cual Gourdel "murió porque era francés, porque su país combate el terrorismo, porque representaba a un pueblo que defiende la libertad humana frente a la barbarie".

Hervé Gourdel, de 55 años de edad y padre de familia, fue capturado por el grupo Yund al Jilafa (Soldados del Califato), vinculado al Estado Islámico, en la Cabilia argelina, a algo más de un centenar de kilómetros al este de Argel.

Gourdel fue secuestrado cuando hacía montañismo con unos argelinos, que fueron rápidamente liberados.

La organización terrorista amenazó ayer por la tarde con matarlo si en un plazo de 24 horas Francia no cesaba sus operaciones contra los yihadistas en Irak, que se iniciaron el pasado viernes.

"La determinación de Francia es total y esta agresión no hace más que reforzarla", dijo hoy Hollande, quien subrayó que el país mantendrá la operación militar aérea en Irak "todo el tiempo que sea necesario".

El presidente francés renovó además su llamamiento a reforzar la protección de los franceses en el extranjero, e instó a estos a incrementar su vigilancia "para que nadie se exponga a un riesgo inútil"

Unidades de paracaidistas argelinos buscan en la región de la Cabilia el cadáver del rehén francés.

UN VIDEO DIFUNCIDO EN LAS REDES SOCIALES

Un vídeo difundido hoy a través de las redes sociales muestra la supuesta decapitación del turista francés Hervé Gourdel, secuestrado el pasado domingo por el grupo Yund al Jilafa, vinculado a la organización Estado Islámico (EI), en la Cabilia argelina.

El vídeo, cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, muestra a un yihadista con la cabeza del ciudadano francés, cuyo cuerpo, degollado, yace en el suelo.

Antes, pueden verse las imágenes del presidente francés, François Hollande, en la rueda de prensa en la que anunció la participación de su país en los bombardeos liderados por EEUU contra el Estado Isalamico en Irak.

El vídeo, titulado "Mensaje de sangre para el Gobierno francés" y de casi cinco minutos de duración, muestra a este guía de montaña de 55 años arrodillado, rodeado de cuatro yihadistas, mientras critica a Hollande por haber "seguido" al presidente de EEUU, Barack Obama.

Seguidamente, uno de los yihadistas lee un comunicado en el que acusa a Francia de no haberse limitado a "su agresión contra los musulmanes en Mali y Argelia".

"Yund al Jilafa va a adorar a Dios matando a este sucio francés para el triunfo de la religión de Dios y para honrar las vidas que fueron asesinadas en Argelia, así como para apoyar a nuestro querido estado del califato (en referencia al autoproclamado califato del Estado Islámico)", agregó.

"Es una venganza para honrar a nuestros hermanos en Siria y en Irak", añadió.

YUND AL JILAFA. LOS SOLDADOS DEL CALIFATO, MARCA DEL ESTADO ISLÁMICO EN ARGELIA

El grupo yihadista "Yund al Jilafa" o "Soldados del Califato", que decapitó hoy al rehén francés Pierre Hervé Gourdel, es la aparente nueva "marca" en Argelia del Estado Islámico (EI), a su vez una escisión de Al Qaeda.

El grupo yihadista, que secuestró al ciudadano francés el pasado 21 de septiembre en la región montañosa de la Cabilia, está dirigido por el autoproclamado "emir" Abdelmalek Guri, conocido como Jaled Abu Salman, de 36 años y originario de la ciudad de Bumerdés.

Abu Salman había anunciado diez días antes del secuestro su alianza con el Estado Islámico y su obediencia a su líder, Abubaker al Bagdadi, con lo que ponía a su servicio la "experiencia acumulada" durante años en la región por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI, la filial magrebí de Al Qaeda) en la comisión de atentados, secuestros y extorsiones.

El Estado Islámico, que controla amplias zonas de Siria e Irak, ha anunciado en diversos foros de su muy cuidada red de propaganda su intención de expandirse por el Magreb, y aunque se suponía que Túnez sería su prioridad, han elegido Argelia para salir a la luz.

Abu Salmán se unió a Al Qaeda a fines de los años 90, antes de que la policía argelina lo detuviera y encarcelara.

Tras cumplir su pena, en 2001 salió en libertad y tardó muy poco en regresar a las filas de AQMI, poniéndose a las órdenes de Abdelmalek Drukdel, el escurridizo líder de la organización que aún sigue en libertad y que teóricamente obedece a Al Qaeda y no al Estado Islámico.

Los grupos terroristas han encontrado uno de sus principales refugios en las montañas boscosas de la Cabilia, la conflictiva región argelina llena de grutas donde fue secuestrado el guía francés.