Hollande admite que los resultados de sus reformas aún no se ven

"No se puede poner de rodillas a España y Portugal con la austeridad"

(Archivo)

internacional

| 16.06.2013 - 23:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente francés, François Hollande, ha admitido que las medidas de su Gobierno contra la crisis en el año que lleva en el cargo tardan en tener las consecuencias deseadas para sus conciudadanos pero aseguró haber reaccionado a tiempo.

"El Gobierno ha tomado la medida y ha tomado medidas", dijo el presidente en una entrevista en televisión en la que, a falta de grandes anuncios, intentó explicar las líneas generales de su programa, sobre todo para sacar al país de la crisis económica.

"Se han perdido diez años", dijo Hollande respecto al retraso en aplicar medidas de adaptación de la economía francesa que otros socios de la Unión Europea, como Alemania, ya pusieron en marcha, pero agregó: "vamos más rápidos que los demás".

Aseguró que la reducción del desempleo -que ya afecta a 3,2 millones de franceses, un 10,2 % de la población activa- es un "desafío mayor" para su quinquenio e insistió en que el paro solo podrá bajar con la aplicación de políticas de crecimiento, lo que hará también que los franceses recuperen el poder adquisitivo perdido.

Aunque recuperando posiciones en su popularidad entre los franceses frente a los mínimos históricos alcanzados hace pocas semanas, Hollande se presentó ante sus conciudadanos admitiendo que el país "está atrasado" y en un "momento crucial".

RECUPERAR LA COMPETITIVIDAD

Reconoció que el entorno mundial cambia "a una velocidad muy rápida" y consideró que su misión es "hacer avanzar" al país para recuperar la competitividad.

"Mi deber es abrirle una perspectiva a los franceses", declaró el presidente, quien rechazó fijarse en la evolución de su popularidad, porque "lo que cuenta es tener el acuerdo al final" del mandato para el que fue elegido.

En una entrevista en el canal de televisión "M6" destinada a explicar las medidas económicas durante el año que lleva al frente del país, Hollande admitió que los resultados de las reformas "tardan en llegar".

Pero aseguró que su misión como presidente de la República es la de "valorizar nuestros activos" y declaró: "nunca se habían lanzado tantas acciones estructurales como desde hace un año".

"No es el ritmo de las reformas lo que es lento, sino su aplicación", estimó el presidente, quien abordó una de las reformas que ha anunciado, la que afectará a las pensiones, para confirmar que el sistema tendrá que adaptarse "a una esperanza de vida que aumenta".

REFORMA DE LAS PENSIONES

Las palabras del presidente llegan después de conocerse las bases de la próxima reforma de las pensiones, en las que se considera un aumento de 41,5 a 44 años en el período de cotización necesario para obtener derecho a la jubilación plena.

Pero Hollande dijo que no se retrasará más la edad legal de jubilación, que aumentó con el anterior presidente, Nicolas Sarkozy, de los 60 a los 62 años.

El presidente aludió también a la necesidad de seguir políticas de estímulo del crecimiento en la Unión Europea (UE) y se presentó como impulsor de ellas entre sus socios: "fue difícil el apoyo de todos ellos", reconoció.

Y admitió que las medidas de estímulo "están tardando en aplicarse", por lo que dijo que propondrá a sus socios comunitarios en el próximo Consejo Europeo de los días 27 y 28 de junio una valoración del ritmo de su aplicación para decidir en consecuencia qué hacer.

NO SE DEBE PONER A ESPAÑA Y PORTUGAL "DE RODILLAS"

Rechazó que Alemania haya sido un obstáculo para dotar a la UE de políticas de crecimiento y aseguró que (Angela) "Merkel lo aceptó porque es consciente del problema".

Dijo que no se debe poner a países como España y Portugal "de rodillas" en alusión a las políticas de austeridad aplicadas en ellos por las exigencias de reducción de sus respectivos déficit.

"En Europa hay políticas de austeridad muy duras, en España, en Portugal, en Grecia...Europa no ha tenido más remedio, pero les estamos poniendo de rodillas y, de esa manera, nos ponemos en más dificultares porque son socios esenciales", añadió el presidente.

Hollande se refirió además a uno de los aspectos que más preocupan a los franceses, según los sondeos más recientes, la bajada del poder adquisitivo, y dijo que la forma de combatirla es "reduciendo el desempleo".

Mantuvo que la curva del paro "bajará", como prometió en campaña electoral, "porque es un desafío mayor para el país" y aseguró que eso se logrará en 2014.