Holanda cierra semana negra con llegada de últimos restos humanos del MH17

Avión con las víctimas del accidente aéreo en Ucrania

internacional

| 26.07.2014 - 17:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El último avión procedente de Jarkov (Ucrania) con restos humanos llegó hoy al aeropuerto de Eindhoven, donde una ceremonia cerró una semana negra para Holanda, que ha perdido a al menos 193 compatriotas en el vuelo de Malaysia Airlines MH17.

El Hércules holandés y el Boeing australiano que portaban algunos de los últimos restos pendientes de trasladar han aterrizado en torno a las 13.45 GMT.

De Eindhoven los restos serán transportados por carretera hasta la base de Hilversum, donde un equipo de especialistas forenses de Holanda y otros países realiza el proceso de identificación, una tarea que puede demorarse durante semanas o meses.

Las dos aeronaves militares de Holanda y Australia, los dos países con más víctimas entre los 298 ocupantes del avión muertos en la tragedia aérea ocurrida el 17 de julio, comenzaron el pasado miércoles a transportar los restos desde el aeropuerto de Járkov, bajo control de Ucrania.

Holanda se implicará directamente en la búsqueda de más restos de las víctimas con una misión de 40 policías que viajarán al este de Ucrania, informó este viernes el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, al Parlamento.

La Policía de los Países Bajos, además, hizo esta semana un llamamiento dirigido a "personas que puedan estar en posesión de material asociado al accidente", según un comunicado.

Agregó que los investigadores "quieren tener el retrato del escenario donde ocurrió el desastre antes, durante y después" del derribo por un misil tierra-aire del vuelo MH17, operado por Malaysia Airlines, cuando sobrevolaba territorio ucraniano controlado por separatistas prorrusos.

Los expertos holandeses consideran que tener imágenes recientes de la zona cero del desastre podría ayudarles a reconstruir el escenario, por lo que han divulgado el llamamiento, además de en holandés, en los idiomas ruso y ucraniano.

En su comparecencia ante el comité de Exteriores de la Cámara, la segunda esta semana, Rutte dijo a los diputados que "se han recibido 203 bolsas de transporte de cadáveres, pero eso no significa que sean 203 cuerpos".

En el avión iban 298 personas, 193 de ellas holandeses y 37 australianos.

El Ejecutivo de Rutte pretende que una fuerza compuesta por efectivos de la Policía, la Policía Militar y el Ejército ayude sobre el terreno en las labores de recuperación de todos los restos humanos que queden en la zona.

Por otra parte, Holanda y Australia quieren desplegar una misión policial y militar en la zona del desastre con el apoyo de la ONU y preparan un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que ampare el envío de dicha misión internacional.

Los diputados preguntaron a Rutte por la posible imposición de sanciones a Rusia por parte de la Unión Europea (UE), una posibilidad que los Veintiocho no descartan por la prácticamente nula cooperación de Moscú en la reducción de tensiones en la región, pero no por su presunta implicación en el derribo del Boeing-777 malasio, que viajaba entre Amsterdam y Kuala Lumpur.

El primer ministro australiano, Tony Abott, informó hoy de que todavía quedan restos del siniestro en suelo ucraniano.

Uno de los investigadores enviados a la zona por Malaysia Airlines señaló este sábado a la prensa que podrían pasar semanas hasta que todos los restos de cuerpos que quedan por hallarse en el perímetro de seguridad sean efectivamente repatriados.

En Bruselas, la UE ha reforzado su lista negra de sancionados ucranianos y rusos tras el presunto derribo del avión por las fuerzas prorrusas y planea tomar medidas económicas contra el Kremlin en una reunión de embajadores comunitarios el próximo martes.