Heathrow comienza a aplicar controles para detectar posibles casos de ébola

Francia se plantea hacer controles de ébola en vuelos que lleguen de Guinea

Control de ébola en Heathrow

internacional

| 14.10.2014 - 13:04 h
REDACCIÓN

El aeropuerto londinense de Heathrow empezó a aplicar en su Terminal 1 los controles anunciados para tratar de detectar posibles casos de enfermos de ébola en pasajeros procedentes de países afectados por el virus.

Según confirmó a Efe un portavoz de ese aeródromo, esos exámenes "ya han comenzado a realizarse esta mañana por personal de la Public Health England (PHE)", la autoridad sanitaria dependiente del Servicio de Salud Pública británica (NHS) que gestiona esas pruebas médicas.

Las medidas fueron anunciadas este lunes por el ministro de Sanidad, Jeremy Hunt, pese a que el Gobierno de Londres las había descartado la pasada semana por considerarse "bajo" el riesgo que actualmente plantea ese virus para este país.

Enfermeras y especialistas médicos de la citada agencia sanitaria toman desde hoy la temperatura a aquellos viajeros procedentes de zonas consideradas de riesgo como Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry. Esos pasajeros deben además cumplimentar un cuestionario en el que se les pregunta por su estado actual de salud, su historial reciente de viajes y si podrían suponer un riesgo potencial mediante el contacto con pacientes de ébola.

Está previsto que esos controles se extiendan al aeropuerto de Gatwick y a las terminales del Eurostar a finales de la próxima semana, pues aunque no existen vuelos directos con los principales países de África Occidental más afectados por el virus, sí hay rutas indirectas a través de Europa.

Además, a aquellas personas que supongan un riesgo pero que no presenten síntomas, se les proporciona un número de teléfono de las autoridades sanitarias al que deberán llamar en caso de que los desarrollen durante el periodo de incubación de 21 días.

Desde el Ejecutivo de Londres se admite que no será posible identificar a todos los viajeros llegados de los tres países africanos más afectados (Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry), pero se estima que un 89 % se someterá a esos exámenes, que podrían aplicarse eventualmente en Birmingham y Manchester (norte del país) si el nivel de riesgo aumentara.

El Reino Unido, que ha destinado 125 millones de libras (158 millones de euros) a la lucha contra el virus, instalará "información visible" en sus puertos de entrada, en los que pedirá a esos viajeros que sean ellos los que indiquen a las autoridades si en los últimos 21 días han viajado a la región afectada.

Los planes británicos contemplan que aquellos afectados de ébola serán trasladados al Royal Free Hospital, en el norte de Londres, el centro médico especializado de este país para el tratamiento de enfermedades peligrosas e infecciosas.

FRANCIA SE PLANTEA HACER CONTROLES QUE LLEGUEN DE GUINEA

Francia se plantea el envío de medios humanitarios y materiales adicionales a África Occidental para hacer frente a la epidemia de ébola y la instauración también de controles sanitarios a la llegada de los vuelos directos procedentes de Guinea Conakry, anunció hoy la ministra de Sanidad, Marisol Touraine.

La puesta en marcha de ambas decisiones, según indicó a la salida de un comité ministerial sobre la expansión de ese virus, se llevará a cabo en caso de que la situación lo requiera. La ministra subrayó que la vigilancia es "extrema" en todo el territorio nacional, y que no hay en estos momentos ningún enfermo o sospechoso de ébola en el país.

Este viernes, la representante francesa insistió en que el Gobierno va a jugar la carta de la transparencia, para evitar que "se amplifique la inquietud entre la población". El protocolo francés pasa por el aislamiento de los pacientes en uno de los 12 hospitales de referencia, además de un seguimiento de todos los facultativos que los tratan.

Francia cuenta, además, con el hospital militar de Bégin listo para recibir a afectados que deban ser repatriados, como sucedió a mediados de septiembre con una voluntaria de Médicos Sin Fronteras (MSF), que tras varios días en ese centro de las afueras de París superó la enfermedad.