Guterres dice que el veto de Trump viola principios básicos y pide eliminarlo

Asegura que este tipo de acciones "no son efectivas si el objetivo es realmente evitar la entrada de terroristas en Estados Unidos"

La Eurocámara eleva el tono contra Trump y reivindica los valores comunitarios

Trump: Su objetivo es mantener "a las personas malas" fuera del país

António Guterres

internacional

| 01.02.2017 - 18:28 h
REDACCIÓN

El secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró que el veto a los ciudadanos de ciertos países decretado por el presidente de EEUU, Donald Trump, viola "principios básicos" y debería ser eliminado. "Creo que estas medidas deberían ser eliminadas más bien pronto que tarde", declaró Guterres a los periodistas en la sede de Naciones Unidas.

El diplomático portugués aseguró que este tipo de acciones "no son efectivas si el objetivo es realmente evitar la entrada de terroristas en Estados Unidos". "Si una organización terrorista global va a intentar atacar cualquier país, como EEUU, probablemente no vendrá con gente con pasaportes de países que son hoy zonas de conflicto", dijo Guterres, quien recordó la sofisticación con la que operan estos grupos.

"Pueden venir con pasaportes de los países más desarrollados y creíbles del mundo o pueden utilizar a gente que ya está dentro del país y que en ocasiones ha estado allí por décadas", añadió. Guterres llamó a evitar "medidas que alimenten la ansiedad y la ira", pues "ayudan a desencadenar los mecanismos de reclutamiento que estas organizaciones están haciendo en todo el mundo".

"Por eso hemos estado abogando con fuerza por la capacidad para tener medidas muy firmes en relación con la gestión de fronteras, pero al mismo tiempo no basarlas en ninguna discriminación vinculada con nacionalidad, religión o etnia", explicó.

Guterres dijo que considera "importante" dejar clara la "doctrina" de la ONU tanto en relación con el veto a ciertos países como sobre las medidas sobre refugiados. El secretario general, que en el pasado fue responsable de Naciones Unidas para los Refugiados, recordó que el reasentamiento es la "única solución" para muchas de estas personas, entre las que hoy destacan los sirios.

Guterres recordó que EEUU ha sido uno de los países a la vanguardia en estos esfuerzos para proteger a refugiados y confió en que "restablezca" esa política y "no excluya a los sirios".

EL PARLAMENTO EUROPEO: "A NADIE SE LE PUEDE PRIVAR DE SUS DERECHOS POR SU LUGAR DE NACIMIENTO, ETNIA O RELIGIÓN"

Los grupos políticos de la Eurocámara elevaron el tono contra las últimas decisiones del nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, como el veto a los refugiados, y criticaron que un antieuropeísta sea embajador estadounidense ante la UE.

Los grandes grupos de la Eurocámara, incluidos populares y socialdemócratas, mostraron su rechazo al nombramiento de Ted Malloch como embajador de EEUU ante la Unión Europea (UE) por sus declaraciones antieuropeas y reclamaron que los Gobiernos europeos se hagan respetar ante el socio estadounidense tras los ataques a los valores comunitarios.

En el debate, introducido en la agenda como punto extraordinario, la alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, confirmó que el veto de entrada en EEUU a los refugiados no afecta a aquellos ciudadanos europeos con doble nacionalidad de alguno de los países afectados con mayoría musulmana.

Así lo habría aclarado el Departamento de Estado de EEUU a la vicepresidenta de la Comisión Europea, que señaló que el hecho de que no afecte a europeos "no cambia la postura europea" respecto a las medidas."Hemos ya dejado clara la opinión de la Unión Europea. A nadie se le puede privar de sus derechos por su lugar nacimiento, etnia o religión. Eso está escrito en nuestras constituciones de EEUU y la UE", añadió.

Mogherini se lamentó ante los eurodiputados de que la orden ejecutiva de Trump se dictara el año de rememoración del Holocausto, una fecha "para conmemorar a los que huyen de la persecución y reprobar la discriminación".

La jefa de la diplomacia europea dejó claro que la UE "no devolverá a nadie que tenga derecho a protección" internacional, pues "sería inmoral, injusto e ilegal".

Mogherini apuntó que, aunque en el pasado EEUU haya sido siempre la tierra de las oportunidades y la esperanza, ahora Europa "es el punto de referencia que el mundo necesita ver". "Los europeos deben creer en sí mismos igual que desde fuera creen en nosotros", señaló la jefa de la diplomacia europea sobre el papel de la UE como última esperanza de la defensa de los derechos humanos y la cooperación internacional.

Los únicos "aliados" de Trump en el debate extraordinario en la Eurocámara fueron los grupos parlamentarios que lideran los euroescépticos Nigel Farage (Europa de la Libertad y la Democracia Directa) y Marine Le Pen (Europa de las Naciones y la Libertad), que defendieron que el nuevo presidente de EEUU cumpla sus promesas electorales y cierre sus fronteras por la seguridad nacional.

"A ustedes les irrita Trump porque es alguien que ha ganado unas elecciones democráticamente y que cumple sus promesas. Es una verdadera democracia que no tenemos aquí", ironizó el eurófobo Farage, quien dijo que sus colegas adolecen de "antiamericanismo".

Ayer martes el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, calificó de "preocupantes" las declaraciones del nuevo Gobierno estadounidense de Donald Trump y consideró que, sumado a otros factores, contribuye a hacer el futuro "impredecible".

En la carta de invitación dirigida a los líderes de los 27 países de la Unión Europea (salvo Reino Unido) de cara a la cumbre informal del 3 de febrero en Malta, Tusk advierte además de que el cambio en Washington "pone a la UE en una situación difícil".

TRUMP: "EL OBJETIVO DE LA ORDEN MIGRATORIA ES MANTENER A LAS PERSONAS MALAS FUERA DEL PAIS"

El pasado viernes, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva por la que se suspende durante 120 días el programa de acogida de refugiados en EEUU y detiene durante 90 días la emisión de visados para ciudadanos de siete países de mayoría musulmana: Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y el Yemen.

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo que no importa si su veto a la entrada de refugiados e inmigrantes es una "prohibición" o no, sino que su objetivo es mantener "a las personas malas" fuera del país. "Todo el mundo está discutiendo si es o no una PROHIBICIÓN. ¡Llámenlo como quieran, es sobre mantener a las personas malas (con malas intenciones) fuera del país!", defendió Trump en su cuenta personal de Twitter.

La controvertida orden, firmada por Trump el pasado viernes, suspende durante 120 días el programa de acogida de refugiados en EEUU y detiene durante 90 días la emisión de visados para ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y el Yemen.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, negó este martes que se trate de una "prohibición", enfatizó que no es una medida "extrema, sino razonable y necesaria", y responsabilizó a la prensa por crear "confusión" al informar sobre la descoordinación entre agencias federales y el Ejecutivo para aplicarla. El propio Trump habló de "prohibición" en un tuit el pasado lunes en defensa de su orden.

El secretario de Seguridad Nacional de EEUU, John Kelly, justificó la medida de Trump y defendió la ejecución, pese a reconocer que más de 1.000 viajeros con documentos en regla no pudieron viajar o fueron detenidos desde que entró en vigor.

Kelly aseguró que la orden no es una "prohibición de viaje contra musulmanes", sino una "pausa" temporal para realizar una revisión del programa de refugiados y visados "necesaria desde hace tiempo". La orden de Trump ha generado una gran controversia y rechazo dentro y fuera de EEUU.