Guillermo y Máxima ofrecen una amistosa bienvenida a los Reyes de España

El rey Guillermo entrega a la reina Letizia la máxima condecoración holandesa

internacional

| 15.10.2014 - 13:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los Reyes de España hicieron visible hoy su amistad con Guillermo-Alejandro y Máxima y recibieron una favorable acogida en el Gobierno y en el Parlamento de Holanda, cuyos máximos representantes consideran que el relevo en las Coronas de ambos países proporcionará un impulso renovador a la UE.

En su primera visita oficial a Holanda, el Rey Felipe y la Reina Letizia se reunieron con las presidentas del Senado, Ankie Broekers-Knol, y de la Cámara de Representantes, Anouchka van Miltenburg, quienes destacaron la importancia de la llegada a la jefatura del Estado de ambas naciones de una nueva generación de monarcas que comparten valores, intereses y formas de reinar.

Los reyes Felipe y Guillermo-Alejandro reúnen las condiciones necesarias para liderar un nuevo impulso renovador en Europa, según coincidieron las presidentas de ambas Cámaras holandesas durante el encuentro que celebraron con el monarca español y su esposa en la sede del Senado, tras el almuerzo que los visitantes compartieron en el Palacio Noordeinde con el soberano holandés y la reina Máxima.

En Noordeinde, un céntrico edificio de La Haya que los reyes de los Países Bajos utilizan como lugar de trabajo, los anfitriones les recibieron efusivamente con besos y abrazos y mantuvieron con ellos un primer encuentro en el que don Felipe aprovechó para trasladar en persona sus condolencias y las del pueblo español por la muerte de 173 holandeses en la tragedia aérea de Ucrania ocurrida en julio.

CONDECORACIÓN PARA LA REINA LETIZIA

Durante el posterior almuerzo, al que asistieron únicamente los dos matrimonios, Guillermo-Alejandro sorprendió a la Reina de España al entregarle sin previo aviso una condecoración de la Orden de la Corona, la máxima distinción de la monarquía holandesa, con la que ya había sido reconocido don Felipe cuando era Príncipe de Asturias.

Una anécdota destacó en el momento en que el monarca holandés y su esposa despedían a sus invitados al pie del automóvil que les conduciría al Senado, cuando el ala de la pamela que lucía Máxima dificultó los besos en la mejilla que intentaba darle don Felipe, quien optó por besar su mano mientras la reina holandesa comentaba, divertida: "Es complicado con el sombrero".

Decenas de holandeses y algunos españoles aplaudieron y gritaron los nombres de don Felipe y doña Letizia tanto a la llegada como a la salida del palacio y también les brindaron una calurosa acogida ante el edificio del Senado, ubicado en una de las zonas más turísticas del centro histórico de la ciudad.

Además de reunirse con las presidentas de las dos Cámaras y con representantes de los grupos parlamentarios, los Reyes conocieron allí un salón de plenos que data de 1651 y es el más antiguo de Europa entre los que se emplean aún para este fin, guiados por Broekers-Knol, quien, fuera del protocolo previsto, les presentó a su esposo y a sus nietos Philipe y Emma.

ENTREVISTA CON EL PRIMER MINISTRO

La primera visita de los Reyes de España a una monarquía europea desde la proclamación de Felipe VI concluyó en el vecino Ministerio de Asuntos Generales, donde el primer ministro holandés, Mark Rutte, abordó con ellos diversos asuntos relativos a la actualidad y el futuro de la UE, sobre todo de índole económica.

El ministro español de Energía, Comercio y Turismo, José Manuel Soria, asistió a esta reunión, en la que tuvieron ocasión de abordar la puesta en marcha del nuevo equipo de la Comisión Europea, los efectos de las medidas de control del déficit público en los países de la UE y las políticas comunitarias de energía y lucha contra el cambio climático, según informaron fuentes de la Casa del Rey.

En este contexto, Rutte destacó en términos elogiosos las recientes intervenciones de don Felipe ante la Cumbre sobre Cambio Climático y ante la Asamblea General de la ONU, si bien la Casa del Rey no confirmó si también hablaron de la candidatura de España al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Antes de abandonar La Haya y dirigirse al aeropuerto de Rotterdam para regresar a España, el monarca español manifestó ante las cámaras que la Reina y él estaban "encantados" con este viaje a Holanda, una vista que, pese a haber sido breve -menos de cuatro horas-, les había permitido celebrar entrevistas muy positivas con los Reyes de los Países Bajos, las presidentas de las Cámaras parlamentarias y el jefe del Gobierno.