Grecia dice que puede pagar los 300 millones al FMI y que no lo hace por decisión política

Reitera que la propuesta de los socios no contempla avances en las negociaciones

internacional

| 05.06.2015 - 14:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Miembros del Gobierno griego de Syriza destacaron que el Ejecutivo dispone de los fondos necesarios para pagar el tramo de 300 millones de euros al Fondo Monetario Internacional, pero que no lo ha hecho por decisión política. El ministro de Trabajo, Panos Skurletis, aseguró en declaraciones a la emisora de radio griega Parapolitiká que "fue decidido por razones políticas pedir la devolución conjunta de todos los tramos".

El FMI anunció ayer que había recibido la solicitud del Ejecutivo heleno de agrupar los cuatro pagos previstos al organismo en uno solo, con fecha 30 de junio. Grecia debe abonar al Fondo este mes 1.600 millones de euros, de los cuales el primer pago, de 305 millones de euros, tenía el día de hoy como fecha límite.

El ministro adjunto de Seguridad Social, Dimitris Stratulis, fue más allá que Skurletis y afirmó en la cadena privada de televisión ANT1 que la decisión del Gobierno de no pagar hoy al FMI es un primer paso "para ver si dan marcha atrás y es posible firmar un acuerdo digno". "Si no dan marcha atrás, el Gobierno tampoco dará marcha atrás y se verá obligado a buscar soluciones alternativas, es decir elecciones", detalló Stratulis.

También Skurletis se refirió a un hipotético escenario de comicios anticipados en Grecia si el país no logra en los próximos días un acuerdo con las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI). "La convocatoria de elecciones es un escenario posible, precisamente si hay una situación en la que es necesario que se pronuncie el pueblo", dijo Skurletis.

El objetivo de los comicios, precisó el ministro de Trabajo, sería "ampliar el mandato" que recibió el partido izquierdista Syriza en las elecciones de enero, para conseguir "más margen de movimiento". Stratulis sostuvo que si "Syriza gana las elecciones con una mayoría aun más amplia (que en enero), significará que el pueblo lo apoya para no firmar el acuerdo".

Por su parte, el eurodiputado de Syriza Dimitris Papadimulis celebró la decisión del primer ministro de rechazar la propuesta de las instituciones que el jueves presentó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al primer ministro griego, Alexis Tsipras.

"Hizo muy bien el primer ministro rechazando la propuesta que le presentó Juncker por parte de los acreedores y hace muy bien en insistir en la negociación en búsqueda de un acuerdo", insistió Papadimulis en declaraciones a la cadena privada ANT1. "Tenemos que seguir en la lógica de una negociación dura rechazando muy intensamente propuestas extremas e irracionales", manifestó el eurodiputado.

Papadimulis incidió así en que esta vez necesitan "el máximo apoyo a los esfuerzos del Gobierno para lograr, a través de una negociación dura, el mejor acuerdo posible para el país". Tsipras expondrá esta tarde en el Parlamento las propuestas formuladas por los acreedores y el plan que ha propuesto su Gobierno.

El primer ministro volvió a hablar anoche con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, a los que les trasladó que Grecia no puede aceptar la propuesta de las instituciones, porque no incluye los puntos en común alcanzados en las negociaciones de los últimos meses.