Gadafi asegura desde su palacio en Trípoli que luchará hasta el final

Destrozos causados por los aliados (AFP Photos)

internacional

| 23.03.2011 - Actualizado: 09:15 h
REDACCIÓN
Más sobre: LibiaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El coronel Muamar el Gadafi compareció la pasada noche antes sus fieles en su complejo residencial de Bab el Aziza, al sur de la capital libia, uno de cuyos edificios fue bombardeado por la coalición internacional el pasado domingo, para asegurar que luchará hasta el final.

Gadafi, cuya última comparecencia pública fue a través de la radio estatal, aprovechó las cámaras de la televisión oficial para reiterar su intención de permanecer al frente de los destinos de Libia. "Lucharemos hasta el final", afirmó en su breve alocución el mandatario libio, que añadió que "no nos rendiremos y les derrotaremos".

Gadafi animó a sus partidarios a la resistencia frente al aislamiento internacional y el cerco aéreo al que se ha visto sometido desde la aprobación el pasado viernes de la resolución del consejo de seguridad de Naciones Unidas que autorizó la implantación de una zona de exclusión aérea. El coronel aseguró que los libios resistirán los bombardeos de los países de la coalición que detuvo el avance gadafista sobre la capital rebelde de Bengasi

Baterías antiaéreas se vuelven a oír por cuarta noche en Trípoli

La pasada noche también, las baterías antiaéreas se volvieron en Trípoli. Las explosiones que precedieron al comienzo del fuego antiaéreo no pudieron ser ubicadas por la cadena catarí Al Yazira desde la capital libia, que sí subrayó que la intensidad de los disparos de las baterías de este martes era muy inferior a la de la víspera.

Mientras, las tropas de Muamar el Gadafi y los rebeldes mantienen duros enfrentamientos en la ciudad de Ajdabiya, a 160 kilómetros al sur de Bengasi. La televisión mostró imágenes de negras columnas de humo elevándose en la parte oriental de la ciudad, donde se concentran los enfrentamientos, según relató su corresponsal.

El almirante estadounidense Samuel Locklear denunció que las tropas de Gadafi, están atacando a los civiles en la ciudad de Misrata, la tercera mayor de Libia. En una conferencia telefónica desde uno de los buques estadounidenses que se encuentran en el Mediterráneo, Locklear indicó que, después de tres días de ataques, que se han desarrollado "con éxito", Gadafi "no está cumpliendo aún con la resolución de la ONU debido a las continuas agresiones contra la población civil de Libia".

División de la OTAN

Los países de la OTAN mantienen su división sobre el papel de la organización en las operaciones aéreas contra el régimen de Trípoli, aunque ayer acordaron utilizar sus medios navales para bloquear la entrada de armas en Libia. A pesar de las presiones de varios países miembros, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido e Italia, la Alianza Atlántica sigue sin un acuerdo para intervenir o coordinar las acciones por aire tras de varios días de reuniones.

Francia, Reino Unido y EEUU se han puesto de acuerdo en que la OTAN desempeñe "un papel clave" en la estructura de mando de las operaciones militares en Libia, según la Casa Blanca.

Obama y aliados preparan la transferencia del mando de operaciones en Libia

No obstante, el presidente de EEUU, Barack Obama, y los países aliados preparan la transferencia del mando de operaciones en Libia, algo que el mandatario norteamericano consideró que tendrá lugar en cuestión de días y a partir de lo cual la OTAN tendrá un papel "clave".

En una rueda de prensa junto al presidente salvadoreño, Mauricio Funes, Obama, afirmó que "en breve" se podrá anunciar que "hemos alcanzado los objetivos de la zona de exclusión aérea" en Libia. Obama indicó que su país ya ha reducido de manera "significativa" el número de aviones que participan en las operaciones en el país norteafricano.

El presidente estadounidense salió también en defensa de su decisión de intervenir en el país norteafricano, pese a la división que ha suscitado entre la Liga Arabe, las críticas de otros países y los riesgos de que se repitan incidentes como el de la pasada noche, cuando un avión de EEUU cayó sobre territorio libio. Finalmente se pudo rescatar a los dos pilotos.

Según el presidente estadounidense, la operación ha permitido salvar vidas y ha evitado una "catástrofe" humanitaria, puesto que las tropas del líder Muamar el Gadafi, que amenazaban con "no tener piedad" si lograban entrar en la plaza fuerte rebelde, la ciudad de Bengasi, "se han retirado debido a la intervención"."Eso es algo de lo que el pueblo estadounidense debería de estar orgulloso", subrayó Obama.