Fuertes choques entre la policía y grupos de jóvenes en el centro de Túnez

También se ha oído una fuerte explosión, cuya procedencia no ha podido ser identificada

internacional

| 26.02.2011 - 18:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Grupos de jóvenes se enfrentan a fuerzas antidisturbios de la Policía tunecina en la avenida Habib Burghiba de la capital de Túnez, donde se encuentra la sede del ministerio del Interior, a la que tratan de acceder pese al fuerte dispositivo montado por las fuerzas de seguridad, según constató Efe.

Los enfrentamientos tienen lugar en al menos tres puntos de la avenida Burghiba, donde se encuentra la sede del ministerio del Interior, y son de gran intensidad, pues los manifestantes lanzan piedras a la policía, que responde con el empleo de abundante material antidisturbios.

Cerca del ministerio, entre la puerta de acceso a la medina y junto a la embajada de Francia, un grupo levantó una barricada, mientras que a unos 200 metros otro grupo prendía fuego al mobiliario urbano y algunos más lanzaban piedras a la policía, que respondía con cargas y abundantes botes de humo.

Además del impacto de los botes de humo se han oído ráfagas de armas automáticas, mientras que un helicóptero de las fuerzas de seguridad sobrevuela la zona constantemente.

También se ha oído una fuerte explosión, cuya procedencia no ha podido ser identificada.

Por otro lado, vecinos del barrio del Bardo, en donde se encuentra el Parlamento tunecino, informaron a Efe de que grupos de jóvenes libran también allí enfrentamientos con la policía, que responde con cargas y el lanzamiento de botes de humo.

La policía ha cerrado los accesos a la avenida Burghiba, que a esta ahora está desierta y por la que únicamente circulan vehículos de las fuerzas de seguridad.

A primera hora de la tarde, la policía disolvió una manifestación de varios cientos de jóvenes que se habían congregado ante la sede del ministerio del Interior para exigir la dimisión del Gobierno tunecino de transición que encabeza Mohamed Ghanuchi, según constató