Descartada la implicación de los tres exmilitares en el crimen de Toulouse tras ser interrogados

El asesino de Toulouse llevaba una cámara y probablemente grabó la matanza

internacional

| 20.03.2012 - 08:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los investigadores que intentan esclarecer el asesinato de un profesor y tres alumnos el lunes en un colegio judío de la ciudad francesa de Toulouse han descartado la implicación en el caso de los tres exmilitares que fueron expulsados del Ejército francés en 2008 por haberse fotografiado haciendo el saludo nazi ante una bandera con la cruz gamada, según una fuente policial.

Uno de los tres exmilitares ya había sido interrogado la semana pasada, después de que dos militares del Regimiento de Ingenieros Paracaidistas de Montauban fueran asesinados a tiros cuando sacaban dinero de un cajero, un crimen que se produjo tras el homicidio días antes de un mando de este acuartelamiento militar.

Ese primer exmilitar fue puesto en libertad una vez concluido el interrogatorio, mientras que los otros dos fueron interrogados el lunes y también descartados como implicados en ese asesinato múltiple y en los dos homicidios de tres militares registrados en los días previos, según la misma fuente policial. Por su parte, un alto mando de la Policía francesa, consultado por el diario 'Le Monde', ha negado que se haya descartado la implicación de los tres exmilitares.

En todo caso, la investigación sigue centrada en encontrar al supuesto autor del crimen de Toulouse y de los dos ataques precedentes, en los que empleó la misma arma, del calibre 11,43 milímetros, y se sirvió de la misma motocicleta, una scooter modelo Yamaha T-Max, para huir del lugar de los hechos.

Mientras prosiguen las indagaciones, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, presidirá el miércoles el funeral por los tres militares del Regimiento de Ingenieros Paracaidistas de Montauban asesinados la semana pasada en esta localidad y en Toulouse. Acompañado por el primer ministro, Franois Fillon, y los ministros de Interior y Defensa, Claude Guéant y Gérard Longuet, el presidente galo presidirá los actos en el acuartelamiento y, a su término, se reunirá con los familiares de los tres uniformados asesinados, según ha informado el Elíseo en un comunicado.

Concluidas las honras fúnebres en la sede del Regimiento de Ingenieros Paracaidistas, Sarkozy participará en una reunión a puerta cerrada con altos cargos del departamento de Alta Garona, al que pertenecen Toulouse y Montauban, para analizar los últimos detalles de la investigación sobre los tres asesinatos.

Según el diario 'Le Monde', los investigadores continúan analizando el contenido de las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad situadas en el entorno del colegio judío Ozar Hatorah. Las imágenes ya han permitido identificar la motocicleta de la huida, que fue robada antes del primero de los asesinatos, en la misma localidad, en Toulouse.

El cuádruple asesinato de Toulouse ha provocado que el Gobierno decrete en la región de los Pirineos Centrales la máxima alerta por amenaza terrorista --que nunca antes había impuesto en Francia--, el nivel escarlata del sistema antiterrorista Digipirate, que establece las medidas de seguridad que hay que adoptar en caso de amenazas terroristas claras.

REAPERTURA DEL COLEGIO JUDIO

Por otra parte, la comunidad judía en Toulouse ha informado este martes de que el colegio que fue escenario del asesinato múltiple, el liceo judío Ozar Hatorah, reabrirá sus puertas mañana, miércoles, apenas 48 horas después de la pérdida de su profesor y los tres alumnos.

"Los niños siguen conmocionados pero necesitan reencontrarse aquí, hacer juntos una catarsis de esta experiencia horrible", ha explicado a la prensa Arié Bensemhoun, uno de los representantes más destacados de la comunidad judía en esta localidad del suroeste de Francia. "Vamos a encontrar el camino de la vida. Será difícil y doloroso, pero lo vamos a conseguir, aunque la sangre derramada no se secará nunca", ha afirmado.

Bensemhoun ha realizado estas declaraciones después de los actos en conmemoración de los cuatro fallecidos la víspera, cuyos cadáveres serán trasladados este martes en avión primero al aeropuerto parisino de Charles de Gaulle y, finalmente, a Israel en un vuelo de la compañía El Al, según ha informado 'Le Monde'.