Francia entrega al presunto etarra Jon Kepa Preciado

Fue arrestado en el país galo en 2004

internacional

| 16.08.2010 - 17:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presunto etarra Jon Kepa Preciado ha sido trasladado hoy desde Francia a España por agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Unidad de Cooperación Policial Internacional de la Comisaría General de Policía Judicial. Está reclamado por el Juzgado Central de Instrucción número tres de la Audiencia Nacional por delitos de pertenencia a banda armada y depósito de armas y explosivos.

Jon Kepa Preciado Izarra, alias "Oier", de 34 años y natural de Santurce (Vizcaya), se habría integrado en 2003 en el comando Vizcaya. Presuntamente participó en los atentados que la organización terrorista cometió contra la Hacienda Foral de Bilbao (junio de 2003), el hotel Tamarises de Getxo (junio), contra dos sedes de Iberdrola y el aeropuerto de Santander (julio), antes de huir en septiembre de 2003 de la operación con la que la Ertzaintza logró desarticular el 'comando Vizcaya'.

Fue arrestado en la localidad gala de Limoges en febrero de 2004 junto a Jon González González, con quien había formado en 2001 el 'Comando Jata', satélite del 'Vizcaya'. Ambos portaban armas de fuego, documentos de identidad falsificados, así como acreditaciones falsas de Policía. DIRIGIO EL COMANDO VIZCAYA

Jon Kepa Preciado y Jon González habían huido al país vecino después de que el 23 de septiembre de 2002 explotase en el bilbaíno barrio de Basurto la bomba que trasladaban Hodei Galarraga y Egoitz Gurrutxaga, causando la muerte de ambos.

Sin embargo, Jon Kepa Preciado regresó a España y se volvió a integrar en el 'comando Vizcaya'. De hecho, llegó a dirigirlo, liderando, por una parte, un grupo de 'liberados' de la banda, y encargándose de formar otro de 'legales'. Durante esta época, las Fuerzas de Seguridad atribuyen a Preciado la colocación de un coche-bomba junto a la sede de la Hacienda Foral en Bilbao el 14 de junio de 2003 que finalmente no llegó a estallar.

El 23 de junio, nueve días después, una bomba explotó en los baños del hotel Los Tamarises de Getxo. Al parecer, Preciado también participó en este atentado, en esta ocasión junto a Gorka Martínez y Eneko Aguirresarobe.

ETA cerró el mes de julio de 2003 con la colocación de un coche-bomba en el aparcamiento del aeropuerto de Santander, que no causó heridos pero sí abundantes daños materiales. Los autores fueron los mismos que los del atentado contra el hotel getxotarra. OPERACION DE LA ERTZAINTZA.

El 5 de septiembre de 2003, la Ertzaintza logró desarticular la compleja estructura de este comando con seis detenciones y varios registros, entre ellos un lonja de Galdakano donde se incautó de 125 kilos de dinamita y una bomba lapa, así como varias armas. El único detenido en aquella operación que quedó en libertad sin cargos fue Aritza Ferrero Ruiz.

Preciado integraba el 'talde' de 'liberados' junto a Eneko Aguirresarobe Olagoitz. Ambos huyeron de la operación de la Ertzaintza, pero Aguirresarobe fue detenido posteriormente junto con Lánder Fernández el 18 de noviembre de 2003 en Saint Julien, cerca de Toulousse, cuando se disponían a robar un vehículo.

Los antecedentes de Preciado se remontan a diciembre de 1998, cuando la Audiencia Nacional le condenó a un año de prisión y 360.000 pesetas de multa por un delito de desórdenes públicos y otro continuado de daños.