Francia confirma que no hay supervivientes y que se ha localizado una caja negra

El avión se desintegró al estrellarse y se apuntan las malas condiciones meteorológicas

Los restos del avión están situados en 9 hectáreas y vigilados por 220 militares

Al aparato cayó en la región maliense de Gossi, cerca de la frontera con Burkina Faso

España ofrece aviones destacados en Senegal y Gabón para labores de rescate

internacional

| 25.07.2014 - 07:35 h
REDACCIÓN

El presidente francés, François Hollande, señaló que "no hay ningún superviviente" en el avión que se estrelló ayer en el este de Mali, cuando cubría la ruta entre Ugagadugú y Argel para la compañía Air Algérie. En una breve declaración, Hollande indicó que ya se ha encontrado una caja negra, que ha sido enviada a la ciudad de Gao, en el norte de Mali.

Alrededor de un centenar de militares francesas llegaron esta mañana a la zona donde están los restos del MD-83, propiedad de la aerolínea española Swiftair, cerca de la frontera con Burkina Faso, dijo el presidente francés.

Explicó que los fragmentos del aparato están "concentrados en un espacio limitado, pero es demasiado pronto para sacar conclusiones" sobre los motivos del siniestro, y por eso aunque se barajen algunas hipótesis, "en particular" las malas condiciones meteorológicas, "no descartamos ninguna".

El jefe del Estado francés, que presidió una reunión de crisis con los principales miembros de su Gobierno implicados en la gestión de esta catástrofe, dijo compartir "el dolor de las familias" de los ocupantes del aparato, y señaló que mañana serán recibidas las de los 51 franceses en el Ministerio de Exteriores. "Todos mis pensamientos van a las víctimas, a las familias", indicó el jefe del Estado, que avanzó que esta tarde su Gobierno dará más detalles de la investigación que "está en marcha".

SE INVESTIGA PERO SE DESCARA EL IMPACTO DE UN MISIL

A ese respecto, precisó que se han enviado al lugar donde el aparato se estrelló especialistas del organismo oficial francés encargado de las investigaciones de accidentes aeronáuticos, el BEA, así como gendarmes de la división del transporte aéreo.

Esta mañana, el secretario de Estado de Transportes de Francia, Frédéric Cuvillier, había señalado que a la vista de que los restos se han encontrado "concentrados", la aeronave "se podría haber desintegrado en tierra", es decir, que no explotó en vuelo. Cuvillier dijo que, con esos elementos, se descartan algunas hipótesis, "en particular" que hubiera recibido el impacto de un misil.

El ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, estimó que "la hipótesis más probable" es que se viera afectado por las malas condiciones meteorológicas que se daban cuando el avión entró en el espacio aéreo de Mali. La razón es que, momentos antes de que se perdiera el contacto con el vuelo Uagadugú-Argel, la tripulación señaló que iba a cambiar de ruta por la situación meteorológica.

Además de los 51 pasajeros franceses, viajaban en el avión 24 burkinabeses, ocho libaneses, seis argelinos, cinco canadienses, cuatro alemanes y dos luxemburgueses, y pasajeros individuales procedentes de Chile, Mali, Bélgica, Nigeria, Camerún, Egipto, Ucrania, Rumanía y Suiza.

En cuanto a la tripulación española, distintas fuentes confirmaron las identidades de sus miembros dados por muertos: Agustín Comerón, piloto, e Isabel Gost, primer oficial, ambos residentes en Mallorca; el donostiarra Raúl Montero y los madrileños Miguel Ángel Rueda y Federico Cárdernas, todos ellos tripulantes de cabina. La identidad del sexto tripulante no ha sido confirmada.

GRUPOS ARMADOS EN MALI AYUDARON EN BÚSQUEDA DEL AVIÓN, DICE ARGELIA

Los movimientos armados que operan en el norte de Mali han estado colaborando en la búsqueda de los restos del avión que se estrelló ayer en territorio maliense, dijo anoche el ministro argelino de Exteriores, Ramtane Lamamra. Citado por la agencia APS, Lamamra dijo incluso que fue "uno de esos movimientos" armados (no precisó cuál) el primero en encontrar los restos del avión y comunicarlo a las autoridades.

Estos grupos armados, enfrentados al gobierno central de Bamako, "se han comprometido a desplegar todos los esfuerzos para acudir en socorro (de los pasajeros) y garantizar la seguridad del lugar", añadió, desmintiendo así la tesis de que hubieran causado el derribo del avión. Treinta horas después de la desaparición del avión no ha reivindicado la acción ningún grupo de los que opera en la zona.

Restos del avión están situados en 9 hectáreas y vigilados por 220 militares

LOS RESTOS ESTÁN SIATUADOS EN 9 HECTÁRES Y VIGILADOS POR 220 MILITARES

Los restos del avión de Air Algérie se encuentran diseminados en un espacio de unas nueve hectáreas en la región maliense de Gossi y están vigilados por 220 militares de Francia, Mali y Holanda, informaron hoy las autoridades francesas.

Se trata de una zona de sabana, "de unos 300 por 300 metros", pero de "muy difícil acceso, particularmente en temporada de lluvias", dijo en una comparecencia ante la prensa el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius.

El dispositivo militar que controla la seguridad sobre el terreno está compuesto por 120 militares franceses, 60 malienses y 40 holandeses integrantes de la Misión de la ONU en el norte de Mali (MINUSMA).

La investigación, según detalló el secretario de Estado de Transporte, Frédéric Cuvillier, se dividirá en tres fases y se iniciará con la recogida y preservación de los datos, entre los que se incluyen las cajas negras, de las que ya se ha recuperado una.

La segunda fase, cuya duración dependerá del estado de ese material, implicará el "examen detallado" de esas informaciones, y la tercera consistirá en el análisis y extracción de las conclusiones sobre lo sucedido.