Francia celebra sus elecciones más abiertas bajo la sombra del terrorismo

internacional

| 22.04.2017 - 11:24 h
REDACCIÓN
Más sobre: FranciaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Los franceses están llamados a votar este domingo en unas elecciones presidenciales que servirán para pasar página a los cinco años de gobierno socialista. Cuatro candidatos parten con opciones de acceder a la segunda vuelta, si bien pocos se atreven a pronosticar un resultado que podría estar marcado por los indecisos y el miedo al terrorismo.

Francia volvió a verse sacudida el jueves por un atentado, en esta ocasión en los Campos Elíseos, uno de los lugares más simbólicos y transitados de la capital. El ataque, reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico, añadió el penúltimo capítulo a la campaña electoral más convulsa y abierta de la historia reciente.

Más de 45 millones de electores dentro del país y 1,3 millones en el extranjeto están llamados a decidir quién quieren que suceda a François Hollande como inquilino del Elíseo. Con el actual presidente fuera de juego --un hecho inédito en la V República--, once aspirantes se disputan una presidencia que nadie tiene aún garantizada.

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, ha figurado en todo momento como uno de los nombres con claras opciones de pasar a la segunda vuelta del 7 de mayo, en la medida en que las encuestas le han situado durante los últimos meses entre las dos candidaturas más votadas este domingo. Si lo consigue, reeditaría el éxito logrado por su padre en el año 2002.

Los sondeos sitúan ligeramente por delante de Le Pen al líder del movimiento En Marche!, Emmanuel Macron, quien con una formación aún en construcción ha logrado convertirse en el rival a batir. Sin ningún diputado en la Asamblea Nacional, el exministro de Economía quiere comenzar la casa por el tejado y convertirse en el presidente más joven (39 años) en tomar posesión desde Napoleón.

El duelo Le Pen-Macron es, 'a priori', el más probable, aunque a unos tres puntos porcentuales se sitúan los otros dos candidatos con más opciones: el representante de Los Republicanos, el ex primer ministro François Fillon, y el líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Melenchon. El primero ha logrado llegar vivo a la meta a pesar de ser imputado por la supuesta concesión de empleos ficticios a familiares, mientras que el segundo se ha disparado en las últimas semanas tras su participación en el debate televisado.

La amalgama electoral ha dado pie a todo tipo de bailes entre las familias políticas, especialmente después de que el candidato socialista, Benoît Hamon, haya quedado prácticamente descartado de la pugna con una intención de voto inferir al 10 por ciento. Su rival en primarias, el ex primer ministro Manuel Valls, ha pedido el voto para Macron, a quien también han apoyado dirigentes conservadores como Dominique de Villepin.

Francia celebra sus elecciones más abiertas bajo la sombra del terrorismo

RESULTADO ABIERTO

Cuatro candidatos parten, por tanto, con opciones de obtener una de las dos plazas que les garantizarán un puesto en la segunda ronda electoral del 7 de mayo. Los analistas advierten de que el resultado podría estar marcado por el nivel de abstención e indecisos --al menos un 30 por ciento 'no sabe, no contesta' en los sondeos'-- y por las consecuencias políticas del último atentado.

El ataque contra policías del jueves ha servido a Le Pen para recordar los riesgos a los que se enfrenta Francia, uno de los grandes dogmas de una campaña en la que ha abogado por controlar la inmigración y cerrar las fronteras. También está por ver si este tipo de golpes favorece a los partidos más consolidados y perjudica aventuras más personalistas como las de Macron y Melenchon.

El resultado se conocerá previsiblemente la noche del domingo. Los más de 66.000 colegios habilitados abrirán a las 8.00 y cerrarán a las 19.00, aunque en algunas grandes ciudades permanecerán abiertos hasta las 20.00 horas. Hasta ese momento no se conocerá ningún dato estimativo u oficial más allá de la cifra parcial de abstención.