Finlandia considera injustos los intereses que paga España para financiarse

Rajoy asegura a Finlandia que España "no rehuirá sus responsabilidades"

internacional

| 11.09.2012 - Actualizado: 21:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El primer ministro de Finlandia, Jyrki Katainen, emplazó hoy al presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, a proseguir con las reformas para solucionar los problemas económicos del país y "buscar métodos que eviten los nuevos paquetes de ayuda", en alusión al posible rescate del Banco Central Europeo. Katainen y Rajoy comparecieron en rueda de prensa conjunta en el Palacio de la Moncloa después de mantener una reunión de casi dos horas, en la que analizaron la situación política y económica de la Unión Europea, así como los recortes que está aplicando España en el gasto público.

El dirigente finlandés manifestó su "empatía" con los problemas que atraviesa España y elogió las reformas "muy positivas" que ha aprobado el Gobierno de Rajoy en apenas ocho meses de mandato.

En particular, ensalzó las reformas estructurales que, como la laboral, "aumentan la competitividad" del país, dado que "la competitividad es lo más importante" para que se vuelva a crear empleo y la economía comience a crecer. "Puedes reducir el presupuesto pero si el país no es competitivo, no llegará el flujo de ingresos", remachó.

El primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, había asegurado previamente que la situación que vive España en los mercados es "injusta" y que el país "merece unos tipos de interés más bajos después de haber adoptado tantas medidas de austeridad". Había sido durante una conferencia en Nueva Economía Fórum, donde Katainen ha valorado las medidas adoptadas por el Gobierno español, al considerar que son las "correctas" y "necesarias", y que permitirán que "España salga fortalecida económicamente" de la crisis.

ESPAÑA NO REHUIRÁ SUS RESPONSABILIDADES

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado al primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, reticente a prestar ayuda en la zona euro a países con dificultades financieras, que España "no rehuirá sus responsabilidades ni se esconderá ante las dificultades". Rajoy ha vuelto a dejar en el aire una eventual petición de ayuda financiera, y el primer ministro finlandés tampoco ha querido hablar de las condiciones que se podrían exigir a España porque "se evaluará cuando se necesiten", y lo fundamental ahora es "buscar métodos que puedan hacer que se eviten esos paquetes de ayudas". "Lo esencial es que un país se comprometa a poner en orden su propia economía", ha insistido.

Preguntado sobre si el Gobierno rechazaría que se le impusieran nuevas condiciones, Rajoy ha insistido en que no hay ninguna decisión tomada y ha dicho que tendría poco sentido elucubrar. Según ha señalado, en estos momentos España está comprometida con la reducción del déficit y con las reformas, "en primer lugar porque se lo cree" y estima que son imprescindibles para crecer y crear empleo, al margen de que cumple las reglas del club del euro.

Tras recordar que ya ha enviado a Bruselas sus planes hasta 2014, ha señalado que en los próximos presupuestos se incluirá un impuesto medioambiental en línea con los existentes en la UE y con las recomendaciones de la Comisión Europea.

Además, las plusvalías generadas en el primer año por inversiones en los mercados pasarán a tributar a los tipos del IRPF, en tanto que a partir del segundo año tendrán el mismo gravamen que hasta ahora.

Rajoy ha vuelto a hacer hincapié en la "firme voluntad" de hacer todo lo que esté en su mano para superar la crisis y ha asegurado que los tiempos en los que los Gobiernos "miraban hacia otro lado con la esperanza de que las dificultades pasaran de largo deben quedar atrás". Pero ha recalcado que, junto a la respuesta nacional a la crisis, es necesaria una respuesta coordinada europea que disipe "de forma categórica" cualquier duda sobre la continuidad del euro.

KATAINEN: DISIPAR EL PÁNICO EXAGERADO DE LOS MERCADOS

Katainen ha mostrado su empatía con la situación que atraviesa a España al recordar la grave crisis que vivió su país a finales de los noventa y ha asegurado que comprende que los ciudadanos vean injustas las medidas que se están aplicando al comprobar que no son suficientes para que baje la prima de riesgo. Pero ha señalado también que hay finlandeses que ven injusto sufrir por una crisis que no han provocado, porque su país ha respetado las normas.

A su juicio, la solución de la crisis pasa por el BCE, por el compromiso de cada país miembro y por lograr una solución conjunta que disipe "el pánico exagerado" de los mercados. En ese contexto, ha garantizado que Finlandia está comprometida "cien por cien" con el euro.

Katainen ha reconocido que los recortes afectan al crecimiento, pero ha insistido en que los ajustes, como las reformas, son imprescindibles para crear confianza. Y se ha mostrado convencido de que una vez superados los temores de los mercados, la economía española, que está mejor que hace dos años, despegará, se creará empleo y llegarán las inversiones a un mercado que es "interesante y atractivo".

A su juicio, las discrepancias en el seno de la UE son normales, pero lo fundamental es "no hacer una lista de problemas", sino aportar soluciones.

Rajoy ha agradecido su apoyo y ha asegurado que sería "injusto" quejarse de Finlandia, país que participa en la línea de liquidez acordada para la banca española.

Hasta ahora, Helsinki ha condicionado sus aportaciones a los rescates europeos a garantías específicas y así lo hizo antes de participar en esa línea, una decisión que tuvo que ratificar el Parlamento finlandés.