Fillon dice que no se retira de la carrera presidencial francesa

Tras anunciarse que será imputado por el caso de los supuestos empleos ficticios que concedió a su familia

"No cederé, no me retiraré, iré hasta el final", señaló

El candidato socioliberal Macron cree que Fillon ha perdido "el sentido de la realidad"

Fraçois Fillon

internacional

| 01.03.2017 - 13:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El candidato conservador a las elecciones presidenciales de Francia, François Fillon, anunció hoy que el juez de instrucción lo ha convocado el próximo 15 de marzo "a fin de ser imputado" por el caso de los supuestos empleos ficticios, pero que pese a ello no se retirará de la carrera electoral. "Mi abogado ha sido informado de que seré convocado el 15 de marzo por los jueces de instrucción para ser imputado", señaló Fillon en una declaración en la sede de su campaña en París.

Para el candidato, "es inverosímil que en un caso de esta importancia, (la convocatoria para la imputación) se lance sólo unos días después de la designación de los jueces, sin que hayan tenido conocimiento del dossier". "No reconozco los hechos. No he malversado fondos públicos", reiteró Fillon, quien alegó que contrató como asesora parlamentaria a su mujer, Penelope, y a dos de sus hijos, "porque sabía que podía confiar en ellos".

El aspirante explicó que se presentará ante la justicia (aunque como diputado aforado tiene el derecho a negarse) para demostrar su inocencia, antes de denunciar que no ha sido tratado como otros y que no se ha respetado su presunción de inocencia.

Fillon calificó su situación como "un asesinato político sin precedentes", y dijo que con su convocatoria "también se asesina a las elecciones presidenciales", pero pese a todo se presentará ante la justicia porque "respeta las instituciones" y para decir su "verdad". "Más allá del proceso judicial, ahora solo apelo al pueblo francés. Solo el sufragio universal, y no un proceso acusatorio, puede decidir quién es el próximo presidente de la República. No cederé, no me retiraré, iré hasta el final", señaló en una intervención seguida masivamente por los medios.

Fillon pidió a sus seguidores que "resistan" al igual que lo han hecho él mismo, su familia, y su familia política, pese a que antes de que estallara el caso él mismo había asegurado que se retiraría si alguna vez era imputado. "Sí, seré candidato a la presidencia de la República y sacaremos de esta prueba, con todo lo que tiene de justo y de injusto, las fuerzas para lograr la victoria", proclamó ante varios de los pesos pesados de su partido, Los Republicanos, y decenas de periodistas.

El pasado viernes, la Fiscalía Nacional Financiera anunció que se había abierto una investigación judicial en manos de los jueces de instrucción para investigar las posibles irregularidades en el empleo de Penelope Fillon.

La investigación se refiere a cargos de desvío de fondos públicos, tráfico de influencias y ocultación de actividades.La Fiscalía había abierto una investigación preliminar después de que el semanario "Le Canard Enchainé" revelara a finales del mes pasado que Fillon había contratado a su esposa Penelope como asistente parlamentaria entre 1998 y 2002, pero que esta no había dejado rastro de su labor.

EL CANDIDATO SOCIOLIBERAL MACRON CREE QUE FILLON HA PERDIDO "EL SENTIDO DE LA REALIDAD"

El candidato socioliberal a la Presidencia francesa, Emmanuel Macron, opinó hoy que el aspirante conservador, François Fillon, ha perdido "el sentido de la realidad" por tildar su imputación de "asesinato político". "François Fillon pierde los nervios y su sentido de la realidad. Él no es víctima de un asesinato político y Francia no está en una situación de guerra civil", declaró Macron a los periodistas.

Para Macron, al que las encuestas dan como uno de los favoritos a ganar las presidenciales del 23 de abril y el 7 de mayo, la Justicia debe seguir haciendo su trabajo, a pesar de estar en un periodo preelectoral. Por esta razón, se declaró en contra de decretar una "tregua judicial" durante la campaña, como se había sugerido desde diferentes sectores, ya que eso vulneraría la igualdad de todos los franceses ante la ley.

Por su lado, el ultranacionalista Frente Nacional (FN), partido que lidera Marine Le Pen -otra de las candidaturas favoritas a ganar las elecciones-, denunció "una instrumentalización" del calendario judicial para favorecer a Macron.