Filipinas lanza ataques aéreos contra los yihadistas afines a Estado Islámico

Duterte ha impuesto la ley marcial después de que un grupo afín al Estado Islámico sembrara el terror en Marawi

Despliegue del Ejército filipino tras los ataques de Marawi

internacional

| 25.05.2017 - 10:29 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El Ejército de Filipinas lanzó hoy ataques aéreos en Marawi para reducir al remanente del yihadista Grupo Maute que sembró el pánico en esta ciudad de la isla de Mindanao, donde el presidente Rodrigo Duterte ha impuesto la ley marcial.

Los aviones de las Fuerzas Armadas dispararon proyectiles "de forma muy deliberada y precisa" sobre objetivos en los lugares que todavía controla esta organización afín al Estado Islámico (EI), declaró a la cadena ABS-CBN en Marawi el teniente coronel Jo-ar Herrera, portavoz de la 1ª División de Infantería.

La capital de la provincia de Lanao del Sur, parcialmente evacuada desde el incidente iniciado el martes y que llevó a Duterte a declarar la ley marcial en toda Mindanao, sigue siendo escenario de fuertes combates, según confirman los testimonios de quienes permanecen allí.

"Se escuchan helicópteros todo el tiempo y bombas cayendo", declaró a Efe Ana Zenaida Unte, funcionaria de educación en Marawi, que no ha abandonado la ciudad a pesar de que, asegura, aproximadamente el 60 por ciento de la población ha huido a Iligan y Cagayan de Oro.

ATAQUES DE LOS YIHADISTAS EN MARAWI

La electricidad, las líneas telefónicas terrestres y el agua corriente, relató la funcionaria desde su teléfono móvil, permanecen cortadas por tercer día en Marawi, una urbe de 200.000 habitantes. El martes los yihadistas sembraron allí el pánico al prender fuego a la comisaría de Policía, un colegio, una cárcel y una iglesia, donde secuestraron a un cura y a 13 feligreses que aún mantienen en su poder.

Además, desfilaron por las calles con vehículos portando banderas negras del EI y tomaron instalaciones municipales y un hospital hasta que el Ejército logró revertir la situación tras varios combates en los que murieron 7 soldados y 13 presuntos terroristas, según los últimos datos.

Duterte, que el martes se encontraba de visita en Rusia, regresó antes de tiempo a Manila tras declarar la ley marcial en toda Mindanao como medida extrema para combatir el terrorismo.

Las Fuerzas Armadas creen que los rebeldes del Grupo Maute ocultan en Marawi a Isnilon Hapilon, uno de los líderes más buscados de Abu Sayyaf, la principal organización terrorista que opera en la región de Mindanao Oriental.

Maute es una organización armada musulmana con base en Lanao del Sur que apareció en el panorama nacional en 2012 y, al igual que Abu Sayyaf, enarbola la bandera del EI.

El sur de Filipinas es escenario de un viejo conflicto separatista islámico que ha causado entre 100.000 y 150.000 muertos en las últimas cuatro décadas.