Exteriores pide explicaciones a Marruecos por la expulsión de 5 españoles

Marruecos acusa a los españoles de pretender vulnerar el orden público

Asegura que la decisión de expulsarles es conforme a las leyes del reino

José Manuel García Margallo

internacional

| 07.04.2016 - Actualizado: 14:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ministerio de Exteriores ha recabado hoy explicaciones de la Embajada de Marruecos en Madrid tras la expulsión de ese país de cinco españoles -un magistrado y cuatro abogados- por solidarizarse con presos saharauis y ha transmitido la preocupación de España por las garantías de los afectados.

El Gobierno de Marruecos expulsó hoy del país a cinco españoles, dos franceses y un belga que habían llegado a Rabat para solidarizarse con los presos saharauis del llamado "grupo de Gdaim Izik", en huelga de hambre desde el pasado 1 de marzo.

Un comunicado de la Wilaya (gobierno civil) de Rabat acusó a los abogados de "entrar en Marruecos para sembrar la discordia y atentar contra el orden público".

La Asociación Profesional de Abogados Saharauis en España señala en un comunicado que los españoles expulsados son el magistrado asturiano Jesús María Martín Morillo, los abogados andaluces Francisco Serrano y Juan Carlos Gómez Justo, la aragonesa Altamira Guelbenzu y la canaria María Nieves Cubas Armas, junto al abogado belga Eric David, la abogada francesa Ingrid Metton y la asistente gala Joelle Toutain.

Fuentes diplomáticas españolas han informado hoy de que la Embajada en Rabat ha estado pendiente desde el primer momento que tuvo noticias de este asunto y que hizo varias gestiones, pidiendo explicaciones oficiales de lo ocurrido.

El cónsul general de Rabat estuvo igualmente activo desde el primer momento, realizando gestiones consulares y pudo finalmente prestar a los españoles asistencia consular. Según informan las mismas fuentes, el cónsul se reunió con los españoles afectados por la decisión administrativa de expulsión de las autoridades marroquíes y se pusieron a su disposición para apoyarles en todo lo posible.

El Ministerio que dirige José Manuel García-Margallo ha recabado hoy oficialmente explicaciones de la Embajada de Marruecos en Madrid y ha transmitido la preocupación por las garantías de los afectados. Según el comunicado de la Asociación Profesional de Abogados Saharauis en España, los españoles formaban parte de una misión que tenía como objetivo visitar a 13 presos políticos saharauis que llevan 37 días en huelga de hambre.

Una vez en el hotel, fueron alcanzados por la policía y llevados a la fuerza a dependencias policiales donde fueron sometidos a un intenso interrogatorio y expulsados, según esa asociación.

Los ocho abogados europeos -entre ellos los cinco españoles- fueron detenidos ayer por la tarde en su hotel de Rabat y la policía decretó su expulsión administrativa "de acuerdo con la ley 02-03 relativa a la estancia de extranjeros", sin dar otros detalles.

La intervención del Consulado español en Rabat retrasó la expulsión hasta hoy, dijeron a Efe fuentes de la Asociación Saharaui de Víctimas de violaciones de los derechos humanos.

Los cinco españoles viajan hoy en un ferry desde Tánger hasta la ciudad gaditana de Algeciras, donde tienen previsto llegar a las

14:00 horas para ofrecer a continuación una rueda de prensa.

Los trece presos del Grupo de Gdaim Izik, el campamento de las afueras de El Aaiun que en 2011 fue escenario de violentos disturbios, se habían declarado en huelga de hambre para exigir un nuevo juicio por considerar que el anterior, celebrado en 2013 en un Tribunal Militar y que los condenó a penas de entre 25 años y la perpetuidad, había carecido de todas las garantías jurídicas.

MARRUECOS ACUSA A LOS ESPAÑOLES DE PRETENDER VULNERAR EL ORDEN

Marruecos acusa a los cinco españoles que expulsará en las próximas horas de viajar al país "con la intención de crear problemas y vulnerar el orden público", han afirmado las autoridades de la wilaya (provincia) de Rabat-Salé-Kénitra. En un comunicado remitido a la agencia oficial de noticias marroquí MAP, las autoridades de la wilaya confirman haber decidido expulsar del territorio nacional a ocho ciudadanos extranjeros (cinco españoles, dos franceses y un belga), "representantes del llamado 'Colectivo internacional de abogados en apoyo a los detenidos de Gdeim Izik'".

Las autoridades regionales precisan en la nota que la decisión de expulsarles de Marruecos es conforme "a las disposiciones de la Ley N 02-03 sobre la entrada y estancia de los extranjeros en Marruecos". Los afectados esperaban este jueves en un hotel ser expulsados a lo largo de la jornada. España ha pedido explicaciones a la Embajada marroquí en Madrid, a la que ha convocado a una reunión en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación en la que le ha trasladado su "preocupación" por la forma en la que se ha gestionado la detención y posterior decisión de expulsión de los españoles.

Los cinco españoles formaban parte de una delegación internacional de abogados que habían convocado una rueda de prensa para "denunciar la injusticia sufrida por los detenidos saharauis", ha informado a Europa Press la portavoz de Iniciativa por Andalucía (IxA) Pilar Praena.

UN EXALCALDE, ENTRE LOS AFECTADOS

El exalcalde del municipio sevillano de Montellano Francisco Serrano, simpatizante de Iniciativa por Andalucía, es uno de los españoles afectados. Junto a sus compañeros españoles, y otros dos de nacionalidad belga y francesa, fueron detenidos el miércoles por la tarde.

Tanto la Embajada como el Consulado General de España en Rabat estuvieron desde el miércoles haciendo gestiones en relación con este tema y "pidiendo explicaciones oficiales de lo ocurrido" a las autoridades marroquíes, han precisado fuentes diplomáticas españolas. El cónsul "pudo finalmente prestar" a los españoles "asistencia consular" y se reunió con ellos en el hotel después de que se decidiera su expulsión, han añadido las mismas fuentes.

La delegación internacional de abogados viajó al reino alauí con la intención de apoyar al grupo de 21 saharauis que lleva más de un mes en huelga de hambre en la prisión de Gdeim Izik y que forman parte de los detenidos en el desmantelamiento del campamento de protesta levantado a las afueras de El Aaiún en 2010, que se saldó con un balance de 11 policías marroquíes muertos y otros cinco saharauis.