Oleada de paquetes bomba contra embajadas y edificios oficiales

Desactivan un paquete sospechoso recibido en la Cancillería alemana

Un paquete bomba explota en la embajada suiza en Atenas sin causar heridos

La policía hace detonar otro en la legación de Chile

internacional

| 02.11.2010 - 12:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un paquete bomba explotó este martes en la embajada de Suiza en Atenas, sin producir heridos, y poco después los artificieros detonaron de forma controlada un paquete dirigido a la embajada de Chile, informaron hoy fuentes policiales en Atenas. En Berlín, un paquete sospechoso de contener material explosivo fue desactivado en la Cancillería alemana, sede oficial de la jefa de Gobierno, Angela Merkel.

La primera explosión ocurrió sobre las 12.30 horas (10.30 GMT) en el patio de la legación diplomática helvética y es el segundo paquete bomba que estalla en la capital griega en las últimas horas, después de que otro artefacto explotase ayer en una empresa de mensajería de Atenas e hiriera a una trabajadora. Según el canal privado "Skai", el paquete fue arrojado por un desconocido al patio de la embajada, situada en el barrio céntrico de Kolonaki.

ALARMA EN BERLÍN

Un paquete sospechoso de contener material explosivo fue desactivado este martes en la Cancillería alemana, sede oficial de la jefa de Gobierno, Angela Merkel, según confirmó el Ejecutivo federal. El paquete fue desactivado sobre las 13 horas (11.00 GMT) en la oficina postal de la Cancillería por expertos artificieros de las fuerzas de seguridad alemanas, que han procedido a analizar su contenido.

"En los controles ordinarios de los envíos postales fue detectado un paquete de características sospechosas. El paquete contenía posiblemente material explosivo", aseguró en un comunicado Steffen Seibert, portavoz de la Cancillería germana. El paquete contenía un sospechoso "polvo negro" y había sido entregado por la empresa de mensajería UPS en la oficina postal de la Cancillería, un pequeño edificio anexo a las oficinas de la jefa de Gobierno alemán.

En el remite del paquete aparecía citado el Ministerio de Economía de Grecia, un extremo cuya autenticidad no se ha comprobado, según la cadena de televisión pública ARD.

Fuentes de la lucha antiterrorista alemana recogidas por distintos diarios aseguraron que por la cantidad de material presuntamente explosivo en el paquete se podría deducir que el envío era una "advertencia" más que de un intento serio de atentar y causar graves daños contra la Cancillería alemana.

Este paquete sospechoso se detectó cuatro días después de que otras dos cartas con material explosivo se interviniesen en sendos vuelos de empresas de mensajería rumbo a Estados Unidos y en medio de una campaña de paquetes bomba contra varias embajadas de Atenas.

EMBAJADA DE CHILE

Poco después los artificieros detonaron de forma controlada un paquete sospechoso dirigido a la embajada de Chile y que fue interceptado cerca del Parlamento. Un empleado de una compañía de mensajería lo entregó a los agentes y tras ser olisqueado por perros policías, decidieron detonarlo de forma preventiva.

Esta mañana también fuera detonado otro paquete "sospechoso" recibido en la embajada de Bulgaria en Atenas.

Estos se unen a otros tres paquetes interceptados ayer con material explosivo, dirigidos a las representaciones diplomáticas de Bélgica, Holanda y Francia, éste último dirigido al presidente galo, Nicolas Sarkozy.