Ex presos reclaman a Bruselas que presione para bloquear el cambio en la política europea hacia Cuba que pide España

Reprochan a Moratinos que no les haya recibido y le recuerdan que persiguen la libertad de expresión "en Cuba, no en Europa"

Tachan de destierro su situación en España

internacional

| 13.09.2010 - 20:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cuatro de los 32 ex presos políticos cubanos llegados a España han visitado hoy el Parlamento Europeo para reclamar a esta institución que haga "todas las gestiones" posibles para impedir que se modifique la política europea hacia la isla --que condiciona las relaciones con La Habana a que se produzcan verdaderos avances democráticos--, tal y como promueve España, y han denunciado que el régimen de Raúl Castro "no tiene ningún ánimo de cambio".

"Pido, yo y cientos de cubanos, que no se retire la Posición Común. No se puede retirar porque el Gobierno cubano no ha dado ningún cambio hacia la democracia", declaró a los medios el periodista cubano y ex preso político Normando Hernández, tras una reunión de los disidentes con la Asamblea política del Partido Popular Europeo en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas.

Hernández participó junto a otros tres ex presos, Ricardo González, Antonio Díaz y Omar Rodríguez, en la subcomisión europarlamentaria de Derechos Humanos, en donde reclamaron a la Eurocámara "todas las gestiones" para que no se cambie la Posición Común, en vigor desde 1996.

En opinión de este grupo de disidentes, que se consideran "desterrados" en España, la política europea con Cuba "no se debe cambiar porque en nada ayudaría (...) y la represión continúa". En todo caso, dijeron ante los eurodiputados, la Unión Europea debería "concretar" qué considera que entraría dentro de los "gestos de democratización" que favorecerían el cambio.

Por ello han pedido que se rechace cualquier cambio en las relaciones con La Habana mientras el régimen de los hermanos Castro no demuestre que tiene "ánimo de cambio" con "hechos, no con palabras".

También han afeado unas declaraciones del ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, que este lunes ha considerado que la presencia de los disidentes en la Eurocámara refuerza su tesis de impulsar una normalización entre la UE y Cuba.

Los disidentes quisieron recordar al jefe de la diplomacia española que lo que persiguen es el derecho a la libertad de expresión "en Cuba, no en Europa": "La Posición Común debe eliminarse cuando yo pueda decir lo que pienso en Cuba", ha recalcado Antonio Díaz.

Otro de ellos, Ricardo González, ha apuntado que Moratinos no se ha reunido con ellos y ha criticado que "cada vez" que han viajado representantes del PSOE a Cuba "se han olvidado soberanamente de los disidentes".

CUMBRE DE LIDERES DE LOS 27

Está previsto que los 27 aborden la modificación de la Posición Común a finales del próximo mes de octubre, al quedar aplazada la discusión prevista inicialmente para este mes de septiembre.

Pero el próximo jueves los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reúnen en Bruselas para abordar la agenda de relaciones internacionales y los ex presos cubanos opinan que sería un buen momento para estudiar la cuestión.

En esta línea, el secretario general del Partido Popular Europeo, Antonio López Istúriz, ha explicado que el testimonio "desgarrador" de los disidentes llegará por carta a los líderes europeos de la familia 'popular', entre ellos la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro galo Franois Fillon, este miércoles, en la reunión que tradicionalmente celebran previa al Consejo Europeo.

También el vicepresidente de la Comisión Europea Antonio Tajani, ha mostrado su voluntad de llevar este tema a la discusión del colegio de comisarios del Ejecutivo comunitario, según fuentes del PPE.

Los cuatro ex presos políticos continuarán su visita a la capital Europea el martes, cuando prevén reunirse con eurodiputados y con el presidente de la Eurocámara, Jerzy Buzek.