Evacuada una ciudad canadiense por un devastador incendio

Más de 80.000 habitantes de Fort McMurray huyen hacia el norte

No ha habido que lamentar víctimas, pero numerosas viviendas han resultado calcinadas

internacional

| 04.05.2016 - 21:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

En Canadá un devastador incendio continúa fuera de control. Las altas temperaturas y los fuertes vientos han convertido la situación en un auténtico infierno. No ha habido que lamentar víctimas, pero numerosas viviendas han resultado calcinadas.

La virulencia del fuego es tal que toda la población de la ciudad canadiense de Fort McMurray, en el noroeste del país, alrededor de 80.000 personas, ha sido evacuada de forma obligatoria. Las autoridades han solicitado a los habitantes de la ciudad dirigirse hacia el norte para evitar las llamas que bloquean la única autopista que conecta Fort McMurray con el sur de la provincia de Alberta.

La orden de evacuación total se produjo ante el "rápido crecimiento del incendio" en el norte, que es en la actualidad la única ruta de escape de la ciudad.

DECENAS DE PERSONAS HUYEN DEL INCENDIO EN ALBERTA

Por su parte, las autoridades de la provincia de Alberta informaron que han evacuado a más de 100 pacientes que se encontraban en el hospital Northern Lights Regional Health Centre.Una de las principales preocupaciones de las autoridades ahora es el alojamiento de las decenas de miles de personas que están escapando del incendio.

Comunidades aledañas a Fort McMurray así como las principales empresas que operan en la región, uno de los principales centros petrolíferos de Canadá, han abierto centros para recibir a miles de personas.

La comunidad de Lac La Biche dijo que está esperando la llegada de entre 500 y 1.000 vehículos con evacuados de Fort McMurray.

Imágenes transmitidas por las televisiones locales muestran gigantescas llamas en los bosques que rodean la ciudad alimentadas por las inusuales altas temperaturas de la región y fuertes vientos que han empujado el incendio que se inició el domingo hacia el centro de la ciudad.

Aunque las llamas no han causado víctimas, varios hogares y una comunidad de viviendas móviles han sido consumidas por las llamas. Las imágenes también muestran largas colas de vehículos colapsando las rutas de escape de la ciudad.