El Eurogrupo exige a Economía que transfiera poderes al Banco de España

El desembolso de la ayuda a España será de 18 meses y Finlandia pide garantías

La eurozona impone 32 condiciones a España a cambio de la ayuda a la banca

España tendrá que cumplir nuevas condiciones, ajustes económicos y soportar revisiones periódicas

Bruselas adelantará 30.000 millones a España y le da un año más para cumplir el déficit

De Guindos afirma que España logró "dos muy buenos acuerdos" en el Eurogrupo

economia

| 10.07.2012 - 07:36 h
REDACCIÓN

El Ministerio de Economía deberá transferir antes de final de año al Banco de España poderes sancionadores y capacidad para dar licencias bancarias, según las condiciones pactadas por el Gobierno con el Eurogrupo para recibir ayuda financiera.

"Debe garantizarse un mayor refuerzo de la independencia operativa del Banco de España", asegura el Memorando de Entendimiento acordado la pasada madrugada.

El texto exige a España dar más poderes a su banco central, que además tendrá que llevar a cabo un ejercicio interno para detectar posibles deficiencias en su funcionamiento.

32 CONDICIONES A CAMBIO DE LA AYUDA

España tendrá que cumplir 32 condiciones a cambio de la ayuda europea de hasta 100.000 millones de euros que recibirá para recapitalizar su sector bancario, según el Memorándum de Entendimiento del Eurogrupo.

El Gobierno de Mariano Rajoy, entre otras cosas, estará obligado a llevar a cabo una profunda revisión del sector bancario que incluirá planes de reestructuración de entidades, reforzar el papel del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y del fondo de garantía de depósitos y transferir competencias al Banco de España desde el Ministerio de Economía.

Las medidas deberán irse adoptando progresivamente a partir de finales de este mes y concluir en junio del año que viene. Entre las primeras exigencias que tendrá que cumplir España este mismo mes figura la de supervisar la totalidad del sistema bancario, en especial las entidades de naturaleza sistémica.Entre julio y agosto, tendrá que preparar planes de reestructuración y liquidación para las entidades que han sido nacionalizadas a través del FROB (BFA/Bankia, CatalunyaCaixa, NovaCaixaGalicia y Banco de Valencia).

Estos planes se elaborarán sobre la base de las pruebas de resistencia efectuadas a las entidades y tendrán que ser aprobados por la Comisión Europea en noviembre.

Todas las instituciones crediticias estarán asimismo sujetas a requisitos más fuertes y comunes de revelación de información en áreas clave de las carteras como créditos reestructurados y refinanciados y concentración social. Tendrán también que facilitar información para que las consultoras puedan llevar a cabo las pruebas de resistencia.

Antes de finales de agosto, España deberá disponer de una legislación que garantice, si fuese necesario, la asunción de pérdidas por parte de los inversores de deuda subordinada, es decir, los propietarios de acciones preferentes, así como reforzar el marco de resolución bancaria para ensalzar el papel del FROB y del fondo de garantía de depósitos.

Otro de los requisitos a más corto plazo será la elaboración de un proyecto completo y un marco legislativo para establecer compañías de gestión de activos, que actuarían como "bancos malos" y permitirían segregar los activos tóxicos fruto de la burbuja inmobiliaria.

FINLANDIA PIDE GARANTIAS

El plazo para la entrega del préstamo de hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar la banca española será de 18 meses y solamente un país, Finlandia, ha pedido garantías, dijo este martes el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

"Habrá 18 meses de desembolso", señaló De Guindos en una rueda de prensa en el marco del Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE, donde recalcó que "solo un país" ha pedido "colaterales".

"Es Finlandia y ya estamos trabajando con ellos, no tiene por qué cubrir el 100 % sino que puede ser menor", es decir una cantidad bastante reducida que se fijará en los próximos días", explicó el ministro. El acuerdo que se firmará con Helsinki se hará de manera bilateral, indicó De Guindos, quien recordó que Finlandia contribuye con menos del 2 % -un 1,79% exactamente- al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEFE) y al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y las "garantías no se prestan por la totalidad del préstamo sino por una cantidad reducida".

"En los próximos días, para que Finlandia pueda aprobar el memorando de entendimiento en su Parlamento, tendrá todas las garantías para que pueda ser así", señaló. El Eurogrupo acordó anoche movilizar 30.000 millones de euros antes de fin de mes para las necesidades más urgentes de recapitalización de la banca española.

El plazo medio del vencimiento del préstamo será de 12,5 años con un máximo de 15 años, recordó, De Guindos, dependiendo de la estructura de la ayuda. La inyección de la ayuda a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), se hará mediante bonos que los bancos podrán depositar ante el Banco Central Europeo (BCE).

Como condiciones a la banca se creará un "banco malo", una sociedad de gestión de activos inmobiliarios para aislar los activos tóxicos y también habrá limitaciones a las retribuciones de los directivos, señaló De Guindos.

BRUSELAS ADELANTARÁ 30.000 MILLONES

España tendrá a su disposición antes del fin de julio 30.000 millones de euros para hacer frente a las necesidades más urgentes de sus bancos, según el acuerdo alcanzado este martes por el Eurogrupo, que impondrá a cambio claras condiciones a toda la banca del país y a la política económica del Gobierno. Este primer paquete de ayuda se presenta como una "contingencia", para hacer frente a las situaciones más acuciantes y, a priori, debería ir en gran parte a recapitalizar Bankia y el resto de entidades nacionalizadas.

El monto total de la asistencia financiera -que puede alcanzar hasta 100.000 millones de euros- sólo se determinará a finales de septiembre, cuando se conocerán las necesidades exactas de todos los bancos gracias a los resultados de la evaluación pormenorizada de las carteras crediticias encargada por el Gobierno y a las pruebas de resistencia individualizadas. Las condiciones, sin embargo, ya están pactadas y se fijarán definitivamente el 20 de este mes con la firma del memorando de entendimiento.

TIEMPO Y CONDICIONES

El vencimiento de los préstamos, que se transferirán en varios tramos, tendrá una media de 12,5 años y un máximo de 15 años, según explicó al término de la reunión el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker. A cambio de esas ayudas, Europa impondrá condiciones a los bancos rescatados siguiendo las reglas de ayudas de Estado.

Por ejemplo, se aplicará la "segregación de activos" en aquellos bancos que reciban ayuda pública en compañías específicas de gestión de activos, inmobiliarios en este caso, es decir se creará un "banco malo", explicó el presidente del grupo de trabajo del euro, Thomas Wieser. Las condiciones serán también para el conjunto del sector, pues tal y como avanzó a su llegada a la reunión el ministro español, Luis de Guindos, todas las entidades tendrán que cumplir con el requisito de contar con el 9 % de capital de máxima calidad, como ya hacen las más grandes.

El Estado tampoco se librará de nuevas obligaciones, tal y como se encargó de dejar claro el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn. "España tendrá que cumplir plenamente con sus compromisos bajo el procedimiento por déficit excesivo y las recomendaciones para corregir los desequilibrios macroeconómicos", aseguró.

Es decir, que el gobierno de Mariano Rajoy se verá obligado a subir el IVA, eliminar la deducción por vivienda, rebajar la imposición sobre el trabajo y cumplir con otras posibles futuras recomendaciones de Bruselas a cambio del dinero. Por ahora, las ayudas europeas se harán como estaba previsto a través del Fondo de Resolución Ordenada Bancaria (FROB) y por tanto contabilizarán como deuda pública. Juncker, sin embargo, dejó claro que España se podrá beneficiar de la recapitalización directa en cuanto se ponga en marcha un supervisor bancario europeo y que, una vez que se opte por esa vía, el Estado ya no tendrá que garantizar los préstamos a los bancos.

EL EUROGRUPO DA A ESPAÑA UN AÑO MÁS DE MARGEN PARA REBAJAR SU DÉFICIT

Los ministros de Finanzas de la zona euro han acordado dar un año más de margen a España, hasta 2014, para rebajar su déficit público del actual 8,9 % a menos del 3 %, lo que da algo de oxígeno al Gobierno, que, sin embargo, tendrá que aplicar nuevos ajustes económicos y soportar revisiones periódicas. La prórroga tiene que recibir ahora el visto bueno de los ministros de Finanzas toda la Unión Europea, el Ecofin, que discutirán este martes la cuestión y deberán aprobarla por mayoría cualificada. En virtud del mismo, España no tendrá que rebajar este año su déficit hasta el 5,3 %, como estaba inicialmente previsto, sino que bastará con que se sitúe en el 6,3 %.

En 2013, el déficit tendría que bajar hasta un 4,5 %, para disminuir, finalmente, hasta un 2,8 % en 2014. A cambio de esa relajación España deberá "lograr una mejora del saldo presupuestario estructural del 2,7 % del PIB en 2012, del 2,5 % en 2013 y del 1,9 % en 2014 con el fin de situar el déficit público por debajo del valor de referencia el 3 % del PIB de aquí a 2014", reza el texto acordado por el Eurogrupo.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy deberá adoptar "sin demora" medidas de austeridad adicionales en 2012 "a fin de garantizar la realización de los planes presupuestarios para este año", según el texto acordado. Asimismo, deberá aplicar las medidas adoptadas en el presupuesto para 2012 y en los planes de reequilibrio de las Comunidades Autónomas y adoptar, a finales de julio a más tardar, el plan presupuestario plurianual para 2013-2014 anunciado, incluyendo una estrategia presupuestaria a medio plazo que especifique plenamente las medidas estructurales necesarias para lograr la corrección del déficit excesivo de aquí a 2014, indica el texto.

Los socios europeos dan a España un plazo de "tres meses para que el Gobierno adopte medidas eficaces" y presente un informe detallado sobre la estrategia de saneamiento prevista para alcanzar los objetivos de déficit.

DE GUINDOS AFIRMA QUE ESPAÑA LOGRÓ "DOS MUY BUENOS ACUERDOS"

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, afirmó hoy que España ha logrado "dos muy buenos acuerdos" en la reunión del Eurogrupo, en la que se han decidido los detalles del préstamo europeo para la banca del país, de hasta 100.000 millones de euros. "Lo único que les quiero decir es que creo que hemos conseguido dos muy buenos acuerdos", señaló el ministro a su salida del Consejo de la Unión Europea.

Sin embargo, De Guindos evitó comentar los detalles de lo pactado en la reunión, que se ha prolongado nueve horas, y se limitó a confirmar que se han cerrado las condiciones de la ayuda financiera a España.