Esperanza Aguirre: "Carromero no es un delincuente según la ley española"

Carromero ingresará en la cárcel de Segovia para cumplir el resto de condena

Carronero

internacional

| 29.12.2012 - 10:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta del PP en Madrid, Esperanza Aguirre, ha mostrado hoy su esperanza en que el dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero pueda salir cuanto antes de la cárcel, en función de lo que marque la normativa vigente, ya que "no es un delincuente según la legislación española".

El Gobierno, Instituciones Penitenciarias, cumplirá la legislación vigente, ha considerado Aguirre, quien ha expresado su confianza en que Carromero salga de prisión en cuanto se pueda, cumpliendo la legislación española, porque "Ángel Carromero no es un delincuente según la ley española; otra cosa es que hayamos tenido que aceptar una sentencia para que haya podido venir a España".

Esperanza Aguirre ha hecho estas manifestaciones a los periodistas en Segovia, hasta donde se ha desplazado para intentar visitar a Ángel Carromero, sentenciado en Cuba a cuatro años de cárcel por el accidente que costó la vida a los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero y que ha llegado hoy a Barajas para ser después trasladado a la prisión segoviana.

"Para todos los amigos de Ángel, para todos los militantes del PP y para mí especialmente por ser la presidenta del PP de Madrid, es un día de enorme alegría porque por fin Ángel pisa territorio español", ha manifestado Aguirre, quien ha acudido al centro penitenciario de Segovia en torno a las 17.00 horas.

"Por fin hemos conseguido que Ángel vuelva a España", ha dicho la presidenta del PP de Madrid, quien ha felicitado por el regreso de Carromero especialmente al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, y al secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia Aldaz.

Ha felicitado igualmente a todo el Ministerio en general, así como al Gobierno y al presidente, Mariano Rajoy, por las gestiones que han conseguido, "algo que parecía muy difícil" en agosto tras producirse este "desdichado" accidente.

"Todos los españoles debemos estar contentos porque un compatriota nuestro, que ha tenido un accidente, que en España no es delito lo que le ha ocurrido, vuelva aquí y pueda explicar todos los condicionantes y problemas" en torno a estos hechos.

Ha relatado cómo Ángel Carromero simplemente fue a visitar a Oswaldo Payá, quien le pidió que le llevara a una provincia alejada donde se estaba registrando una epidemia de cólera, y le llevaron en coche porque él no podía conducir.

Aguirre se ha preguntado sobre qué hubiera ocurrido "si cualquier persona de una dictadura, no ya la de Franco pero si por ejemplo la de Pinochet, va un país a ayudar a un disidente".

Tras señalar que el Gobierno cubano ha reconocido que la carretera estaba en mal estado, Aguirre ha pedido que se aclare todo cuanto antes.

"Es un día de alegría, satisfacción porque Ángel está en España, en una democracia", ha manifestado la presidenta del PP de Madrid.

La madre de Carromero está "muy afectada, aunque contenta, porque las que somos madres sabemos muy bien lo que es no ver a un hijo desde hace siete meses", ha comentado Aguirre, antes de precisar que la progenitora no quiere aparecer en los medios de comunicación y detallar que el padre en este momento no se encuentra bien de salud.

La madre de Ángel Carromero también ha acudido a ver a su hijo a la prisión, a la que ha llegado en otro coche y en la que ha entrado sin hacer declaraciones.

Esperanza Aguirre ha accedido al centro penitenciario, sin que por el momento haya trascendido si ha podido visitar a Carromero, ya que para poder verle es necesario que el recluso lo pida y que lo autorice el director de la cárcel, en función de lo que establece el reglamento penitenciario.

CUMPLIRÁ CONDENA EN SEGOVIA

El vicesecretario de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, Angel Carromero, condenado a cuatro años de cárcel en Cuba por el accidente de tráfico donde fallecieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero, ya está en España, donde cumplirá el resto de su condena en la cárcel de Segovia.

El vuelo de Air Europa procedente de Cuba en el que viajaba Carromero ha aterrizado minutos después de las 12.15 horas en el aeropuerto de Madrid-Barajas. El dirigente de NNGG ha estado en todo momento acompañado por agentes de Interpol de la Policía Nacional.

El Consejo de Ministros autorizó el pasado 14 de diciembre el traslado a España de Carromero, después del acuerdo alcanzado con Cuba ocho días antes, para que éste cumpla en España la condena impuesta por las autoridades cubanas.

Minutos después de conocerse que el dirigente de NNGG había aterrizado en España, la presidenta del PP de Madrid y expresidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre le ha dado la bienvenida con un mensaje a través de su cuenta en la red social Twitter. "`Bienvenido a España! #Angelcarromero", reza el mensaje.

Carromero fue condenado por un delito de homicidio imprudente a 4 años de cárcel por lo que la Dirección General de Instituciones Penitenciarias podría conceder directamente a Carromero el tercer grado penitenciario sin necesidad de que tuviera que cumplir antes un periodo de seguridad.

Según el artículo 36 del Código Penal sólo "cuando la duración de la pena de prisión impuesta sea superior a cinco años, el Juez o Tribunal podrá ordenar que la clasificación del condenado en el tercer grado de tratamiento penitenciario no se efectúe hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta".

Ahora que ya está en España, la Junta de Tratamiento de la cárcel de Segovia tendrá que estudiar el expediente penitenciario resultante de su estancia en Cuba. En ese expediente figuran datos como el tiempo de su condena, el tiempo que ha permanecido en prisión o si ha recibido algún tipo de redención.

Una vez la Audiencia Nacional apruebe el tiempo de su condena, la Junta de Tratamiento ya podría establecer su clasificación entre primer grado (aislamiento), segundo grado o tercer grado (régimen abierto).

Con el tercer grado, un preso sólo tiene que pernoctar en prisión, aunque hay una modalidad de tercer grado por la que el recluso es vigilado mediante control telemático y ni siquiera tiene que dormir en la cárcel, según prevé el reglamento penitenciario.

A la hora de conceder un tercer grado, se tienen en cuenta aspectos como el arraigo, el hecho de tener un trabajo o que no represente riesgo para la sociedad o que no sea reincidente, elementos que serían de aplicación en el caso de Carromero.

CUMPLIRIA LOS REQUISITOS

Fuentes penitenciarias consultadas por Europa Press advierten que este tipo de gestiones no suelen hacerse de un día para otro por lo que es posible que Carromero tuviese que permanecer un tiempo en prisión mientras se realizan estos trámites.

Cuando un ciudadano español preso en Cuba pide su traslado a España, este país tiene que ofrecer a las autoridades de la isla una "indicación aproximada de cómo se cumplirá la condena en el Estado de cumplimiento y la fecha de extinción de la pena o medida", según establece el convenio bilateral de traslado de condenados entre España y Cuba.

Este acuerdo permitiría deducir "íntegramente" a la condena el tiempo que Carromero ha pasado en prisión provisional en la isla, según estipula el artículo 12 de ese convenio.