Españoles 'atrapados' en Libia denuncian el abandono del Gobierno

Francia e Italia envian aviones para repatriar a sus ciudadanos

internacional

| 22.02.2011 - 14:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

"Durante estos días si que ha habido pequeños distrurbios, han quemado comiserias de policías. Ayer intentaron entrar en las empresas estatales y si que se vió bastante trifulca y movimiento, pero ahora mismo la situación está calmada". Es el testimonio de un español, trabajador de una empresa libia, que junto a otro compañero tambien español llevan cuatro dias intentando salir de Libia. No quieren revelar su identidad porque se sienten inseguros.

"Estamos un poco denunciando por medio de nuestras familias, que estamos aqui tirados, abandonados, incomunicados, sin ninguna posibilidad de abandonar el país", dice. Denuncian que las autoridades españolas en Tripoli no les ofrecen soluciones de salida.

"Hemos hablado por la mañana con la consul española en Trípoli y nos dice que nos tenemos que buscar nuestra salida de Libia por nuestros propios medios. Esa fue su respuesta", comenta.

Ahora confian en que alguna embajada europea les facilite la salida. "Estamos ahora buscando soluciones. Estamos en el hotel con un compañero inglés llamando a su embajada, a ver si hay alguna forma de salir de aquí."

No ha sido la única denuncia. Mirari Etxebarria, hermana de Joseba, un joven vasco atrapado en la ciudad libia de Ras Lanuf, a 700 kilómetros de Trípoli, lamentó este martes la situación en la que se encuentra su familiar junto con otro joven español, a quienes la embajada española en el país africano les "ha dado largas" para poder repatriarse y les ha comunicado "que salgan por sus propios medios".

"No tienen dinero en efectivo, las tarjetas de crédito no funcionan, los puertos están cerrados, no hay vuelos internos y el camino por carretera es imposible. No les lleva nadie, y la situación como está no pueden arriesgarse, se sienten desangelados, como que les han abandonado", subrayó.

Joseba Etxebarria y su compañero de trabajo, el madrileño Tomás Valcárcel, se encontraban trabajando para una multinacional alemana en Ras Lanuf como inspectores de puerto cuando les ha sorprendido el conflicto. Aunque alojados en un hotel, han optado por refugiarse a las noches en la casa de un delegado de la empresa, de origen libio.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Mirari lamentó las condiciones en la que se encuentran su hermano y su compañero de trabajo, y recordó que otros países, como Francia, "están evacuando a sus ciudadanos desde Bengasi, y ellos están a 300 kilométros de Bengasi". "O sea, que se están moviendo, ellos (su hermano y su amigo) dicen que se coordinen entre embajadas, que les saquen de allí", añadió.

Según sus palabras, hace dos días la embajada española les dijo que fueran a Trípoli. Ellos les contestaron que no podían llegar allí pero que, en caso de poder llegar, no tenían ni 'cash' ni dinero para comprar billetes en el aeropuerto.

Entonces, la embajada les comunicó que no tenían presupuesto para repatriar a españoles. "No les han dado ninguna directriz. `Salir como podías!, no tenemos dinero para repatriar ciudadanos", dice que les dijeron.

Finalmente, la joven hizo un llamamiento al Gobierno español para que saquen a su hermano y a su compañero de trabajo de Libia. "`Por favor, que los saquen!. Que se muevan, que llamen a la embajada en Trípoli o se pongan en contacto con otras embajadas que están sacando a sus ciudadanos. `Por favor, que les saquen, que quieren salir de allí!", sentenció.

Desde el ministerio de Exteriores se insiste en que se esta trabajando para ayudar a todos los españoles. Desde Bruselas, la ministra Trinidad Jiménez había afirmado por la mañana que España no prevé organizar una evacuación de sus ciudadanos en Libia, ya que el reducido número de españoles que hay en ese país hace que puedan salir, si lo desean, en vuelos organizados por otros países de la UE.

Por la tarde y tras la denuncias, cambio de opinión. La ministra ha asegurado que su gabinete está trabajando "intensamente" para localizar a los españoles que se encuentran en Libia y quieren salir del país, de manera que cuando estén agrupados se pueda enviar un avión militar que les traiga de vuelta.

Así lo ha dicho la ministra a su llegada al pleno del Senado, al ser preguntada por la situación de los

ciudadanos españoles. "Llevamos una semana tratando de coordinar, identificar y localizar a los españoles", ha dicho la titular de Exteriores, que ha explicado que en los dos últimos días han salido de Libia unos 40 o 50 españoles, aunque hay aproximadamente otros 90 que están localizados y que han manifestado su voluntad de regresar a España.

Con todo, ha insistido en la dificultad de localizar a todos ellos y trasladarles a una ciudad para poder embarcarles en un avión militar, por lo que, de momento, lo que intenta hacer el personal diplomático en este país es ubicar a los españoles en plazas libres de los aviones comerciales que abandonan Libia.

Otros paises como Egipto, Turquia, Rusia, Italia o Reino Unido han intensificado las gestiones para repatriar a sus ciudadanos

EL GOBIERNO VASCO TRATA DE CONTACTAR CON UN GRUPO DE GUIPUZCONAEOS

Por su parte, el Gobierno Vasco está tratando de ponerse en contacto con un grupo de motoristas guipuzcoanos que se encuentran al parecer en el desierto de Libia para intentar conseguir su repatriación.

La portavoz del Gobierno de Vitoria, Idoia Mendia, en su comparecencia posterior a la reunión de Consejo de Gobierno, ha dado a conocer que el secretario general de Acción Exterior, Guillermo Echenique, está intentando ponerse en contacto con los vascos que se encuentran en Libia.

Hasta el momento, han podido hablar con un trabajador de una multinacional natural de Lekeitio Joseba Etxebarria, que se encuentra a unos setecientos kilómetros de Trípoli.

Mendia ha explicado que las comunicaciones con Libia son muy complicadas y que se están realizando las gestiones oportunas para "evacuar lo antes posible" a Etxebarria.

En cuanto a los motoristas, un grupo de 17 guipuzcoanos y un vascofrancés, el Gobierno Vasco no ha logrado contactar con ellos, que se deben encontrar en el desierto libio.

Mendia ha añadido que el Ejecutivo vasco está en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores y con los familiares para conocer en qué estado se encuentran.

FRANCIA E ITALIA ENVIAN AVIONES PARA REPATRIAR A SUS CIUDADANOS

Francia envió hoy tres aviones militares a Trípoli para evacuar a ciudadanos franceses cuya presencia en Libia "no es indispensable", declaró en un comunicado la ministra de Exteriores, Michèle Alliot-Marie.

"Para garantizar la seguridad de nuestros compatriotas por la violencia de los últimos días en Libia, el Gobierno ha decidido proceder a la repatriación de aquellos cuya presencia no es indispensable actualmente", señaló la ministra.

Tres aviones del Ejército del Aire "dejarán París con destino a Trípoli", agrega el comunicado en el que se señala que la ministra ha dado instrucciones a la embajada de Francia en Libia para informar al conjunto de los ciudadanos galos allí presentes y "ayudarles a llegar al aeropuerto".

Se trata de tres aparatos -dos A310 y un A340- que podrán transportar a un total de 650 personas, es decir, con plazas suficientes para los franceses que han pedido dejar el país, precisaron fuentes diplomáticas.

Por su parte, el ministro italiano de Defensa, Ignazio La Russa, aseguró hoy que un avión C130 de la Aeronáutica Militar italiana está preparado para volar a Libia y repatriar a un centenar de ciudadanos de este país.

El ministro, que en un primer momento había anunciado que el avión de la Marina Militar italiana tenía previsto aterrizar en Bengasi (noroeste de Libia), explicó que el aeropuerto ha sido bombardeado y que, por lo tanto, llegará a otro enclave, aunque "por motivos de seguridad" no quiso precisar cuál.

"En cualquier caso, la operación no se cancela, cambian solamente los horarios, los tiempos y los sitios", agregó.

Asimismo, explicó que sus colaboradores ultiman un informe para presentarlo en la reunión que se celebrará esta tarde en Roma con sus homólogos de Interior, Roberto Maroni, y Asuntos Exteriores, Franco Frattini.

En la actualidad unos 1.500 italianos viven en el país magrebí, especialmente en Trípoli.

Durante la jornada de ayer las empresas italianas Eni y Finmeccanica comenzaron a repatriar a sus trabajadores "no operativos" y a los familiares de sus empleados.