España y Portugal crearán un Mercado de Gas Ibérico "en los próximos meses"

España y Portugal presentarán una propuesta en la UE sobre el mercado de energía

Pretende convertir la Península Ibérica "en una alternativa rentable para el abastecimiento energético a Europa"

Acuerdan impulsar el tren Lisboa-Madrid y Aveiro-Salamanca

Mariano Rajoy junto al primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho

internacional

| 04.06.2014 - 17:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los gobiernos de España y Portugal anunciaronla creación "en los próximos meses" de un Mercado de Gas Ibérico, un proyecto que estaba encima de la mesa en las cumbres bilaterales desde hace nueve años.

Así figura en la declaración final conjunta del encuentro presidido hoy por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y por el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, en la localidad lusa de Vidago, a 30 kilómetros de la frontera con Galicia (noroeste español).

España y Portugal anunciaron que presentarán en el próximo Consejo Europeo una propuesta conjunta para instar a la creación de un verdadero mercado común de la energía en la UE.

En una conferencia de prensa, los máximos responsables de ambos ejecutivos destacaron la importancia de que la Península Ibérica "deje de ser una isla" respecto al resto del continente y recordaron que su capacidad instalada es excedentaria, por lo que existe interés en poder venderla al exterior.

"Estamos a punto de cerrar este acuerdo con Polonia también, para presentar esta propuesta de forma conjunta", precisó el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Subrayó, asimismo, que "una verdadera política energética" a nivel europeo permitiría "asegurar el suministro a precios asequibles" y facilitaría que los países comunitarios puedan cumplir con sus objetivos climáticos sin dejar de asegurar la competitividad de su industria.

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, por su parte, consideró que esta iniciativa cobra una importancia redoblada debido a que se plantea "justo cuando muchos socios comunitarios quieren reducir su dependencia energética respecto a Rusia" tras el conflicto abierto con Ucrania.

En esa propuesta conjunta que preparan España y Portugal y que "puede alargarse a más países europeos" se reclamará a la UE un mayor refuerzo de las conexiones, concretamente a través de la construcción de infraestructuras que faciliten el transporte de energía desde la Península Ibérica al resto del continente.

"No puede haber una unión justa y competitiva mientras el mercado único no esté completo, y no la habrá sin integración de los mercados energéticos", recalcó el mandatario portugués.

MERCADO DE GAS IBERICO DE INMEDIATO

Los trabajos para hacer realidad el Mercado de Gas Ibérico (MIBGAS) "se concretarán de inmediato" con la creación de grupos técnicos y con la elaboración de un tratado internacional entre ambos países.

Este nuevo instrumento, junto a "la dinamización del Mercado Ibérico de Electricidad", convertirá a la Península Ibérica "en una alternativa rentable para el abastecimiento energético a Europa", según la declaración.

Para conseguirlo, los gobiernos de ambos países se comprometieron a "agilizar la ejecución efectiva de los Proyectos de Interés Común en las fechas previstas y asegurar la necesaria financiación, también a nivel europeo".

En la misma declaración, tanto España como Portugal recordaron que este mercado del gas era una iniciativa sobre la que ya se había hablado en anteriores reuniones bilaterales.

Passos Coelho insistió en que tanto España como Portugal producen más energía de la que consumen y "ofrecen instalaciones adecuadas para almacenar gas", por lo que "sólo faltan ahora las condiciones para exportar gas y electricidad".

Rajoy y Passos Coelho destacaron la importancia de garantizar las interconexiones energéticas desde la Península Ibérica con el resto del continente a través de una red de infraestructuras adecuada que contribuya a la reducción del uso del carbón.

IMPULSAR EL TREN LISBOA-MADRID

- Los gobiernos de España y Portugal asumieron el compromiso de impulsar el desarrollo de las conexiones por vía férrea Lisboa-Madrid y Aveiro-Salamanca, que llegarán hasta los Pirineos.

En la declaración final de la XXVII Cumbre Ibérica, celebrada en Vidago (norte de Portugal), los dos países se reafirmaron en su intención de "implantar el ancho de vía europeo, electrificar y dotar a la vía de las condiciones adecuadas para la circulación de trenes de mercancías de 750 metros (extralargos)".

Los ejecutivos luso y español no precisaron, sin embargo, fechas para la puesta en marcha de estas conexiones.

El objetivo de estos ejes ferroviarios (tanto el Lisboa-Sines-Caia-Madrid-Irún como el Aveiro-Salamanca-Irún) es permitir "el transporte de mercancías de alta capacidad dentro de la Península Ibérica y más allá de los Pirineos", lo que dotará de mayor competitividad a los puertos marítimos de uno y otro lado de la frontera.

Sobre el tren Oporto-Vigo, los gobiernos de ambos países informaron de que a partir del próximo 1 de julio arrancará "un nuevo servicio" que incluirá tres nuevas paradas -en las localidades lusas de Viana do Castelo, Nine y Valença- sin cambio de maquinista en la frontera.

Desde el pasado 1 de julio entró en funcionamiento el primer tren directo que une las dos ciudades y que permitió reducir a dos horas y quince minutos este trayecto de 150 kilómetros.

Sin embargo, los responsables españoles y portugueses no se pronunciaron sobre el proceso de electrificación de la línea, un proyecto que cuenta con apoyo financiero comunitario y que estaba previsto terminar a finales de 2016 o principios de 2017 con el objetivo de reducir este viaje a noventa minutos.