España y otros países piden reforma urgente en sector de frutas y hortalizas

internacional

| 19.03.2012 - 12:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

España, Italia y Francia han pedido hoy a Bruselas una reforma "urgente" de los sistemas de gestión de crisis aplicables al sector de las frutas y hortalizas, para mejorar su funcionamiento y garantizar una competencia leal. La petición, incluida en un documento conjunto, tuvo lugar en una reunión con el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, dijo el titular español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, a su llegada a un Consejo de ministros de Pesca.

Con los cambios reclamados se quiere aumentar las cantidades que los productores pueden retirar del mercado para compensar la caída de los precios y subir el precio de retirada, indicó el ministro. En particular, se pide elevar hasta un 10 % los volúmenes de retirada de productos, que ahora están limitados, e incrementar en al menos un 5 % los precios, "para tener en cuenta la evolución que han tenido los mercados en los últimos momentos".

Los países firmantes del documento consideran que no se puede esperar a la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) para cambiar los instrumentos de gestión de crisis y piden "una modificación urgente del reglamento vigente".Arias Cañete indicó que ni a España ni a Francia les gusta el funcionamiento de los sistemas de precios de entrada en la UE, "en un contexto en que el acuerdo agrícola con Marruecos, que aprobó el antiguo Gobierno socialista, no introdujo ninguna modificación en los sistemas de precios de entrada".

De esa manera, el sistema de determinación de los aranceles que tienen hoy los exportadores marroquíes estará sujeto a más seguridad jurídica y podrá garantizar los contingentes y una competencia leal, señaló. Sobre los bajos precios, según el ministro se deben a causas diversas, incluido el impacto de las crisis alimentarias en los consumidores, los problemas de volatilidad y la desaceleración económica en la UE. Para mejorar la competitividad de los productos europeos hacen falta "mecanismos de gestión de mercado y de gestión de crisis más potentes", subrayó.

Aparte de la petición sobre los mecanismos de gestión de crisis, se pide que en el seno de la reforma de la PAC se haga "una modificación en profundidad de la Organización Común del Mercado de frutas y hortalizas para dotarla de más estabilidad, de más capacidad de regular mercado y ser un instrumento más eficiente al servicio de los productores comunitarios", añadió.

Por otra parte, Arias Cañete indicó que España "seguirá trabajando" para que se activen de nuevo las ayudas al almacenamiento privado del aceite de oliva, aunque precisó que es un asunto que se trata no en un Consejo de ministros sino a nivel técnico, en el Comité de gestión de la UE. Por otra parte, el ministro explicó que la reunión de hoy hablará de la reforma pesquera, y en particular de los descartes (capturas no deseadas que se devuelven al mar), de las ayudas a los desguaces y a la paralización temporal de las actividades pesqueras.

Arias Cañete se mostró a favor del mantenimiento por un "largo periodo provisional" de las ayudas a la reestructuración de las flotas. La propuesta de Bruselas plantea eliminar las ayudas previstas para compensar la paralización definitiva y temporal de la actividad de los pescadores, las ayudas al desguace y otras medidas socioeconómicas que, en el caso de España, ascienden a 412 millones de euros entre 2007 y 2013. Esas subvenciones desaparecerían por completo en el nuevo instrumento previsto.