España y el Reino Unido pactan una declaración sobre Gibraltar que elevarán a la ONU

internacional

| 05.11.2013 - 14:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

España y el Reino Unido han pactado una declaración sobre Gibraltar que han elevado a la Asamblea General de la ONU y que supone un "primer paso hacia el restablecimiento de la normalidad que se rompió en 2004", según ha anunciado hoy el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

El ministro ha hecho este anuncio después de un acto en el Instituto Cervantes y ha recalcado que la declaración pactada con el Reino Unido afirma que las aspiraciones de Gibraltar han de ser "coherentes con el derecho internacional".

La declaración insta a España y al Reino Unido a que lleguen a una solución definitiva sobre el Peñón "escuchando los intereses y las aspiraciones de Gibraltar que sean legítimas conforme al derecho internacional", en el "espíritu de la Declaración de Bruselas de 27 de noviembre de 1984" y conforme a las resoluciones de la ONU.

El principal punto para España de esta declaración -que ahora debe convertirse en una resolución de Naciones Unidas- es precisamente el que se refiere a que las aspiraciones de Gibraltar deben ser "legítimas conforme al derecho internacional", ha recalcado el ministro de Exteriores.

García-Margallo ha recordado que fue el anterior Gobierno socialista el que en 2004 creó el Foro Tripartito que daba a Gibraltar "personalidad jurídica propia" al igual que el Reino Unido.

"Ahora ha habido que empezar a meter la pasta en el tubo", ha dicho el ministro, quien ha hecho hincapié en que la declaración recoge que se establecerán grupos de trabajo ad hoc para cada una de las materias susceptibles de conflicto y en los que estarán representados las autoridades competentes.

Se ha referido así a los grupos a cuatro bandas -España, Reino Unido, Gibraltar y la Junta de Andalucía- que el Gobierno propuso para dar solución a problemas como la pesca y el medio ambiente.

Así, la "decisión de consenso" toma nota de la voluntad del Reino Unido de continuar con el Foro Tripartito, así como de la posición de España de que este Foro "ya no existe y debe ser sustituido por un nuevo mecanismo de cooperación local".

En ese mecanismo, dice el texto, estarían representados también "los habitantes de la región del Campo de Gibraltar y de Gibraltar".

El último punto de la declaración hace referencia a los "esfuerzos" realizados por ambas partes para resolver los problemas y "participar en un tipo de diálogo flexible y receptivo entre todas las partes relevantes y pertinentes sobre una base informal ad hoc para encontrar soluciones comunes y avanzar en cuestiones de interés mutuo".

"Creo que es un primer paso hacia el restablecimiento de la normalidad que se rompió en 2004", ha subrayado García-Margallo, antes de añadir que el hecho de que haya sido aceptado por consenso con el Reino Unido "es una buena noticia".

"Esto hay que resolverlo de acuerdo a lo establecido en el proceso de Lisboa y Bruselas. Queda enterrado el proceso o declaración de Córdoba y resucitado venturosamente las declaraciones de Lisboa y Bruselas", ha añadido.

Por su parte, el Gobierno de Gibraltar ha considerado que el Ejecutivo español y "sectores" de la prensa española han "distorsionado" el acuerdo de consenso adoptado en la ONU entre España y Reino Unido, el cual "se hizo público en Gibraltar hace unas dos semanas".

"No entendemos por qué se presenta en España como si se hubiera materializado ayer una especie de victoria diplomática, cuando nada podría estar más lejos de la realidad", señalan en un comunicado desde el Ejecutivo del Peñón.

Según Gibraltar, este consenso "no es nada nuevo, y es acordado entre Reino Unido y España cada año, prácticamente con la misma redacción. Siempre ha incluido una referencia al proceso de Bruselas, pero no se hacen referencias en realidad a las aspiraciones sobre Gibraltar", añade la nota.