España envía dos hidroaviones a Portugal para ayudar a combatir los incendios

internacional

| 04.09.2012 - 17:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

España ha envido dos hidroaviones Canadair a Portugal para ayudar a combatir los incendios que afectan al país vecino. Esta previsto que se sumen además a las tareas de extinción otros dos Canadair procedentes de Francia y financiados por la UE, según ha informado este martes la Comisión Europea. Esta asistencia responde a una petición de ayuda realizada el lunes por la noche por el Gobierno de Lisboa a través del mecanismo de protección civil de la UE. Las autoridades portuguesas comunicaron a sus socios que estaban combatiendo hasta 289 fuegos distintos, ha explicado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Olivier Bailly.

Lisboa pidió ayer ayuda a sus socios comunitarios para hacer frente a los incendios forestales de grandes dimensiones que afectan principalmente a la zona central y septentrional del país y que han causado un muerto.

La situación de los incendios en Portugal "está mejorando", ha indicado el portavoz, pero se prevé que el tiempo siga siendo seco al menos los próximos 4 días y que el riesgo de fuego se mantenga "de muy alto a extremo en todo el país".

Las dos aeronaves españolas ya se encuentran el territorio luso, tal y como confirmaron los portavoces de Protección Civil lusa, mientras que las francesas llegarán en unas horas, según señaló Bailli.

Los aviones europeos concentrarán sus esfuerzos en la zona central y septentrional del país, donde ayer murió un aldeano de 54 años atrapado por las llamas.

Dos de los incendios declarados este fin de semana han sido extinguidos hoy, pero otros 16 de grandes dimensiones han obligado a desalojar a decenas de personas de sus viviendas.

Los incendios registrados en Portugal este verano se recrudecieron la semana pasada debido a las temperaturas más altas de lo habitual y los fuertes vientos que han avivado y multiplicado los frentes de los mayores fuegos.