España desaconseja viajar a Egipto si no es esencial

internacional

| 29.01.2011 - 11:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación "desaconseja todo viaje no esencial a Egipto" debido al cariz violento que han tomado las protestas contra el régimen de Hosni Mubarak.

A aquellos que se encuentren ya en el país árabe les recomienda "respetar" el toque de queda impuesto desde las 18.00 a las 7.00 horas, "extremar la precaución", "mantenerse alejados de las manifestaciones que ahora han adquirido un componente violento" y "permanecer en los hoteles" si uno se encuentra en zonas urbanas.

El sitio web del departamento (www.maec.es) informa asimismo de que desde este viernes se ha suspendido el servicio de telefonía móvil y de internet. Sin embargo permanecen operativas todas las líneas de teléfono fijo de la Embajada de España en El Cairo --que se puede consultar en la web-- el teléfono satélite (+8821667001475) y el buzón oficial de correo electrónico: emb.elcairo@maec.es.

El Ministerio recuerda que en Egipto rige desde 1981 el Estado de emergencia, lo que dota a las autoridades policiales egipcias de potestades especiales para aquellos delitos considerados terroristas o que afecten a la seguridad del Estado.

Así, cualquier extranjero que lleve a cabo actividades que sean consideradas políticas por las autoridades locales se arriesga a ser detenido, por lo que Exteriores "desaconseja" encarecidamente a los ciudadanos españoles su traslado a Egipto con el fin de participar en cualquier iniciativa de carácter político". Recomienda asimismo "seguir las instrucciones de las autoridades policiales locales".

El departamento que dirige Trinidad Jiménez había actualizado sus recomendaciones de viaje sobre Egipto el pasado martes, cuando ya habían empezado las protestas contra Mubarak, aunque entonces sólo aconsejaba evitar manifestaciones ya que las autoridades policiales suelen desplegar "fuertes dispositivos antidisturbios".