Erdogan cambia diez ministros del gabinete mientras arrecian las protestas

internacional

| 26.12.2013 - Actualizado: 15:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El primer ministro turco, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan, ha cambiado a diez ministro de su gabinete, en reacción a la dimisión a los titulares de Interior, Economía y Urbanismo, involucrados en un escándalo de corrupción. Erdogan anunció la nueva composición del gabinete tras una reunión de casi hora y media con el presidente, Abdullah Gül, apareciendo ante las cámaras visiblemente desmejorado y sin su habitual elocuencia. Al mismo tiempo, en Ankara, Estambul y Esmirna arreciaban las protestas ciudadanas, que pedían la dimisión de todo el Ejecutivo.

La policía dispersó con gas lacrimógeno una protesta de cientos de personas en el barrio estambulí de Kadiköy, pero para el viernes se ha convocado otra gran concentración en Estambul.

Las horas de incertidumbre entre la dimisión y los nuevos nombramientos han mostrado que el escándalo ha dejado a Erdogan en entredicho incluso entre sus correligionarios, sobre todo después de que el titular de Urbanismo, Erdogan Bayraktar, le acusara de compartir responsabilidades y le sugirió que dimitiera también.

Entre los nuevos nombres no se halla ningún peso pesado del AKP, el partido en el gobierno, excepto Bekir Bozdag, hasta ahora viceprimer ministro y ahora transferido a Justicia.

Mevlüt Çavusoglu, entre 2010 y 2012 presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, será el nuevo titular de Asuntos Europeos, en reemplazo de Egemen Bagis, hasta ahora uno de los ministros más influyentes del gabinete.

También cambian los titulares de Familia, Transportes, Infraestructuras y Ciencia, y se nombra un nuevo viceprimer ministro, un total de diez cambios sobre los 25 cargos ministeriales.

El escándalo de corrupción supone un duro golpe al gobierno, cuando faltan sólo tres meses para las elecciones locales, fijadas para el 30 de marzo.