Elevan a 36 los guerrilleros muertos en un operativo militar en Colombia

internacional

| 27.03.2012 - 14:52 h
REDACCIÓN
Más sobre: FARCSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las filas de las FARC afrontarán las liberaciones de sus últimos diez rehenes uniformados previstas para los próximos días 2 y 4 de abril con una importante merma en sus filas, afectadas por grandes operativos militares que en la última semana han acabado con la vida de 69 guerrilleros. La estrategia militar "Espada de Honor" desarrolló desde la madrugada de hoy el operativo "Armagedon", durante el que murieron un total de 36 miembros de las FARC y otros tres fueron capturados, confirmó a Efe el ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón.

"A esta altura son 36 guerrilleros muertos y tres heridos capturados que están siendo atendidos", aseguró el ministro en conversación telefónica desde la base aérea de Apiay, en el departamento del Meta, donde ofreció una rueda de prensa en la que reveló detalles de la operación. La conferencia de prensa contó con la presencia de las autoridades militares y policiales, que se reunieron tras un consejo de seguridad que lideró el presidente Juan Manuel Santos, para verificar el cómputo de muertes y detenciones.

El operativo, que resulta de la cooperación de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, arrancó hacia las 3.30 de la madrugada de este lunes (08.30 GMT) en la vereda de El Silencio, que pertenece al municipio de Vistahermosa, en el céntrico departamento del Meta. Tras los bombardeos aéreos, las tropas de tierra hallaron 62 fusiles, de ellos 17 AK47, ametralladoras, explosivos, granadas y, en definitiva, un gran arsenal.

Entre los detenidos, según dijo Santos, se identificó a "alias 'Arcesio', que era el antiguo cabecilla del Frente 10, que ahora estaba destinado a ser el cabecilla del Frente 27", además de "importantes" mandos medios conocidos como "Camilo" y "Robinson".Según el ministro Pinzón, se trata de un gran golpe al Bloque Oriental de las FARC, considerado como uno de los más numerosos y violentos y que opera en los departamentos de Guaviare, Vaupés, Vichada, Arauca, Guainía y Meta.

Precisamente, será la capital del Meta, Villavicencio, el teatro de operaciones designado para coordinar dentro de una semana las dos fases de la liberación de seis policías y cuatro militares que llevan más de 13 años secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Estos resultados del operativo "Armagedon" se suman a los 33 guerrilleros muertos en combate el pasado miércoles, cuando unidades de aire y tierra de las Fuerzas Militares mataron a 33 guerrilleros en Arauca, departamento petrolero de la frontera colombo-venezolana. Desde enero de 2012 hasta hoy, según cifras de las Fuerzas Militares de Colombia, un total de 141 guerrilleros han muerto en combates, 264 fueron detenidos y 217 se desmovilizaron.

El comandante de las Fuerzas Militares, el general Alejandro Navas, estimó en diciembre pasado que las FARC contaban con un cuerpo de entre 8.000 y 9.000 hombres, un 50 por ciento menos de los integrantes que tenía hace unos nueve años, desde los que esa guerrilla ha sufrido fuertes golpes. Para Navas, los ataques militares de esta semana no van a impedir que se lleven a cabo las liberaciones porque "no hay terrenos ni áreas vedadas en Colombia y no estamos en los términos de suspensión de las operaciones" militares que dicta el protocolo de seguridad acordado con las FARC para las entregas unilaterales.

Al respecto, el ministro Pinzón dijo que el Gobierno ha ofrecido "todas las garantías desde el primer momento para que eso se adelante" y que ha firmado los protocolos necesarios para que los uniformados vuelvan pronto a sus casas. Por eso, llamó a las FARC a no utilizar este golpe como pretexto para perpetuar el secuestro de estas personas y pidió que "no se busquen más excusas".

Los secuestrados que la guerrilla se ha comprometido a liberar son los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina.