El tifón "Megi" deja 26 muertos en Filipinas y 22 desaparecidos a su paso por Taiwán

internacional

| 22.10.2010 - 14:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El paso del tifón "Megi" por la isla de Taiwán ha causado la desaparición de 22 turistas chinos y de dos conductores locales de autobús como consecuencia de las lluvias torrenciales y aludes de barro que ha desencadenado, informó hoy la Oficina de Turismo de la isla. Los equipos de socorro continúan con la búsqueda del autobús turístico desaparecido en el que viajaban 19 turistas y un guía chino, además de dos conductores taiwaneses de la empresa Harula Tour, señala el comunicado.

El vehículo desaparecido no lleva instalado equipo de posicionamiento global, lo que está dificultando su localización, y se teme lo peor ya que desde ayer no se logra contactar con los teléfonos móviles del guía y del conductor, señaló la oficialista Agencia Central de Noticias.

Unas 500 personas quedaron atrapadas en la carretera de Suao, cuando se produjeron deslizamientos de tierras y desprendimientos de rocas que cortaron el tráfico, sepultaron vehículos y dañaron tramos de la vía, precisó la Oficina de Turismo.

Hasta la tarde del viernes, fueron rescatadas 290 personas, pero aún quedan 250 turistas chinos atrapados en la carretera. La inclemencia del tiempo y la gravedad de los daños hacen difícil un rescate por tierra de esos turistas atrapados en la carretera de Suao, señaló el Buró de Autopistas Nacionales, que ha enviado ya equipos de rescate.

El presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, hizo un llamamiento para que se aceleren las operaciones de socorro y el primer ministro, Wu Den-yih, aseguró que se utilizarán todos los medios disponibles.

El "Megi" ha causado 26 muertos y cuatro desaparecidos a su paso por Filipinas.

Mientras, la ex colonia británica de Hong Kong se encuentra en alerta máxima a pesar de que el tifón ha cambiado de rumbo, y se dirige hacia las provincias chinas de Cantón y Fujian.