El terrorista de Notre Dame actuó solo y no había dado signos de sospecha

Dos policías hacen guardia en las inmediaciones de la catedral de Notre Dame de París

internacional

| 07.06.2017 - 08:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El argelino que atacó ayer a un policía en la explanada de la catedral Notre Dame de París es un estudiante de la Universidad de Metz que no había mostrado signos de radicalización y que, según las primeras investigaciones, actuó solo, indicó hoy el portavoz del Gobierno francés.

En una entrevista a la emisora de radio RTL, Christophe Castaner indicó que este hombre, identificado como Farid I., no había dado signos de "radicalización" aunque a la vista de sus declaraciones cuando cometió el ataque en Notre Dame, la investigación de su acto tiene carácter terrorista.

"Todas las investigaciones confirman la tesis de un acto aislado", señaló Castaner, quien subrayó que en estos casos es más difícil anticipar una actuación de estas características. El lugar donde vivía, en una residencia de estudiantes de Cergy Pontoise, en las afueras de París, fue registrado ayer por los investigadores.

Farid I. nació en Argelia en 1977 y realizaba en Francia una tesis desde 2014, explicó el presidente de la Universidad de Metz, Pierre Mutzenhardt, que en declaraciones a la emisora "France Bleu Lorraine Nord", dijo que "no se había detectado" nada sospechoso.

Su tesis trata "la forma en que los medios de comunicación trabajan en el norte de África, en Túnez, en Argelia, en Marruecos", precisó Mutzenhardt, quien contó que el joven había trabajado de periodista.

El atacante se encuentra hospitalizado después de haber sido reducido a tiros por un policía que acudió en ayuda de otro agente que fue agredido, y resultó herido leve en la cabeza.

REIVINDICA EN VÍDEO SU PERTENENCIA AL ESTADO ISLÁMICO

La policía francesa halló en el domicilio del agresor un vídeo en el que este proclama su pertenencia al Estado Islámico (EI). En la grabación, según indicó la cadena "LCI" en su edición digital, el agresor reivindicaba sus "futuras acciones".

El joven, que dice ser traductor, tenía un estudio alquilado en una residencia de estudiantes, hasta donde se desplazaron una quincena de miembros del BRI, la unidad de élite de la policía francesa, que según la cadena no encontraron ni armas ni explosivos.

Su director de tesis sobre el tratamiento mediático de las elecciones, Arnaud Mercier, declaró a "LCI" que nada hacía presagiar lo sucedido. "Por lo que conozco de su personalidad, aunque hace tiempo que no estamos en contacto, me deja totalmente estupefacto", dijo Mercier sobre el atacante, que había trabajado como periodista en Suecia y Argelia.

"Era alguien muy comprometido, que reconocía los valores de la democracia, creía mucho en el ideal periodístico. (...) No tenía barba, ni respetaba el Ramadán. Lo único que observé es que no bebía alcohol, pero hay muchos musulmanes que no beben y no son peligrosos yihadistas", añadió.