El terrorista de Niza guardaba fotos de Bin Laden y de extrema violencia yihadista

Francia guarda un minuto de silencio por las victimas del atentado de Niza

74 heridos siguen hospitalizados, 28 en estado crítico, mientras sigue la identificación de las víctimas

Los franceses bombardean nuevos objetivos para acabar con el 'cáncer' del EI

No descartan que el ataque de Niza sea obra de un 'lobo solitario'

Ha sido liberado uno de los seis arrestados tras la investigación del ataque

internacional

| 18.07.2016 - 08:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El terrorista que causó 84 muertes el pasado jueves en Niza tenía en su ordenador desde hace pocas semanas imágenes extremadamente violentas de crímenes perpetrados por el Estado Islámico (EI) como decapitaciones, así como fotos de líderes yihadistas como Osama bin Laden o Moctar Belmoctar.

El fiscal de la República, François Molins, explicó en una comparecencia ante la prensa que hasta el momento no se ha encontrado ninguna prueba de que el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel hubiese jurado lealtad al EI ni que tuviese contacto con ningún miembro de esa organización.

Según Molins, Bouhlel había mostrado un "interés cierto pero reciente" por el movimiento yihadista, y destacó que "la radicalización puede producirse más rápidamente cuando va dirigida a mentalidades perturbadas".

ALTO GRADO DE PREMEDITACIÓN DEL CRIMEN

El registro tanto del teléfono móvil hallado en la cabina del camión que conducía el terrorista en Niza como del ordenador que tenía en su casa indica un alto grado de premeditación del crimen.

Del 1 al 14 de julio, Bouhlel buscó en internet suras del Corán, cantos religiosos e información sobre las recientes masacres en Orlando y Dallas (Estados Unidos), pese a que esta última tuvo motivos puramente raciales, y en Magnanville, cerca de París, donde un hombre que había jurado lealtad al EI asesinó a una pareja de policías.

Además, la Policía ha encontrado en su móvil un artículo del primero de enero de este año del diario local "Nice Matin" con el título: "Se estrella voluntariamente en la terraza de un restaurante".

Según el testimonio brindado por una de las seis personas que continúan bajo arresto tras el atentado del 14 de julio, el hombre se había dejado barba hacía ocho días y había explicado que tenía un significado religioso.

El fiscal también reveló que Bouhlel había mostrado un vídeo con decapitaciones a uno de los detenidos y, ante su sorpresa, le dijo que él "ya estaba acostumbrado" a su visionado.

El terrorista recorrió en diferentes ocasiones, incluso el mismo día de la masacre, el paseo de los Ingleses, donde cometió su crimen, según las imágenes captadas por las cámaras de videovigilancia y fotos tomadas desde el propio móvil del individuo.

28 HERIDOS SIGUEN EN ESTADO CRÍTICO

Un total de 74 heridos del atentado de Niza siguen hospitalizados, de los que 28 permanecen en estado crítico, anunció hoy el fiscal antiterrorista François Molins. Agregó que de los 28 ingresados en reanimación quedan 19 con "pronóstico vital reservado".

Además, la investigación ha permitido identificar formalmente a 71 de las 84 víctimas mortales mientras que se les ha practicado la autopsia a 12 cuerpos en los que se apreciaban causas "complejas" de muerte, añadió el fiscal.

Los primeros cuerpos identificados han sido entregados a sus familiares esta mañana. En total, 303 heridos fueron atendidos por los servicios de urgencia tras el ataque de tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel con un camión frigorífico de 19 toneladas por el paseo marítimo de Niza (sur), donde había congregadas unas 30.000 personas para disfrutar del espectáculo de fuegos artificiales del 14 de julio, día de la Fiesta Nacional de Francia.

MINUTO DE SILENCIO POR LAS VÍCTIMAS

Francia guardó hoy un minuto de silencio en honor de los 74 adultos y 10 niños asesinados en el ataque perpetrado el pasado jueves en Niza. El homenaje ha tenido lugar en el último de los tres días de luto nacional decretado por el atentado perpetrado con un camión frigorífico.

Un disparo de cañón en la ciudad mediterránea marcó el inicio del homenaje silencioso en el que se pidió a los vecinos de Niza que se concentraran alrededor del Monumento del Centenario del paseo de los Ingleses, donde se produjo la matanza y hoy se reunieron varios miles de personas.

Al término del mismo, el público cantó al unísono el himno nacional, La Marsellesa, en un acontecimiento que siguió en persona el primer ministro de Francia, Manuel Valls, abucheado a su llegada a la zona, mientras que el presidente, François Hollande, encabezó el tributo en París.

INSULTOS INDIGNOS

El malestar de la población francesa con su Gobierno por la matanza de Niza, alentado desde la oposición con duras críticas a las medidas de seguridad, ha cristalizado en estos abucheos e insultos contra el primer ministro. Valls tuvo que afrontar hoy un escalón más en el nivel de disgusto ciudadano. Entre abucheos y silbidos, algunas de las 42.000 personas congregadas para el homenaje oficial en el paseo de los Ingleses le gritaron al primer ministro "asesino", "dimisión" o "cabrón", mientras Valls se mostraba imperturbable.

"Los silbidos y los insultos son indignos en una ceremonia de recogimiento y de homenaje a las víctimas", declaró poco después el jefe del Ejecutivo francés a la edición digital del diario local "Nice Matin". Destacó que es momento de preservar la unidad nacional y no crear "división y odio".

Asimismo, se sumaron a los 60 segundos de simbólico recogimiento la Asamblea Nacional, en la plaza de Armas de Estrasburgo (noreste), frente a la Alcaldía de Burdeos (suroeste) y ante el Ayuntamiento de Rennes (oeste), entre otros puntos de todo el país.

INVESTIGACIÓN

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo no descartar que la masacre de Niza del pasado jueves, en la que murieron 84 personas y más de 300 resultaron heridas, sea obra de un "lobo solitario".

"No se puede excluir que un individuo desequilibrado y muy violento, y parece que su carácter presenta esos rasgos, se haya -en el marco de una rápida radicalización- lanzado a cometer ese crimen espantoso", señaló en una entrevista en la emisora RTL.

El ataque del tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel fue reivindicado posteriormente por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y su modus operandi se corresponde con las consignas lanzadas por esa organización. No obstante, según precisó el ministro, la investigación judicial abierta todavía no ha establecido los vínculos entre esa persona y las redes terroristas.

"Hay que ser prudente y decir las cosas a medida que avanzan las pesquisas", añadió Cazeneuve, que volvió a defenderse de las críticas de la oposición al dispositivo de seguridad alegando que la movilización del Gobierno es máxima a la hora de garantizar la protección de los ciudadanos.

El titular de Interior, que no se planteó dimitir, insistió en que la lucha antiterrorista "es extremadamente difícil", y en que crear un discurso de división y antagonismo "es justo lo que espera el EI a través de los atentados que comete".

LIBERADO UNO DE LOS ARRESTADOS EN LA INVESTIGACIÓN DEL ATAQUE

Una de las personas detenidas con motivo de la investigación de la masacre de Niza del pasado jueves fue liberada el domingo por la noche, según informan los medios franceses, que recuerdan que todavía hay seis personas bajo arresto. El diario Nice Matin señala que tres de esas personas han sido ya transferidas a Levallois-Perret, a las afueras de París, para ser interrogadas en la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI).

"Vamos a interrogar a todos los que han estado en contacto con el autor del ataque (Mohamed Lahouaiej) Bouhlel, a establecer su círculo de relaciones", informó un investigador citado en la edición digital de ese periódico local. También ayer quedó en libertad la exmujer de Bouhlel, quien tuvo tres hijos con él y del que llevaba unos dos años separada tras denunciarle por violencia de género.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, apuntó hoy en la emisora RTL que la investigación todavía no ha establecido vínculos entre redes terroristas y el autor del atentado, que usó un camión frigorífico para atropellar a centenares de personas en el paseo marítimo de la ciudad.

"No se puede excluir que un individuo desequilibrado y muy violento, y parece que su carácter presenta esos rasgos, se haya -en el marco de una rápida radicalización- lanzado a cometer ese crimen espantoso", señaló Cazeneuve.

FRANCIA VIGILARÁ ESPECIALMENTE CENTROS TURÍSTICOS, PLAYAS Y GRANDES EVENTOS

Francia se centrará en proteger este verano posibles objetivos terroristas como "lugares turísticos, playas y grandes eventos culturales y deportivos", según el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve.

"No se puede garantizar el riesgo cero. Decir eso es decir la verdad a los franceses", subrayó tras participar, junto al presidente, François Hollande, en un consejo de ministros reducido con los titulares seguridad y defensa para abordar el atentado de Niza del pasado jueves.

El titular de Interior repasó algunas de las decisiones que ha tomado el Gobierno desde ese ataque en el que murieron 84 personas, como mantener 10.000 militares patrullando Francia junto a policías y gendarmes.

"Nunca antes Francia se había enfrentado a esa amenaza como ahora", agregó el ministro, en referencia tanto a los grupos terroristas que infiltran excombatientes yihadistas en Francia como a los conocidos como "lobos solitarios", que actúan sin apoyo de una organización.

Asimismo, Cazeneuve se refirió veladamente a las críticas que ha recibido el Gobierno socialista desde la derecha y la extrema derecha por las medidas de seguridad en Niza, donde un solo hombre conduciendo un camión de 19 toneladas logró matar a 84 personas en 1,9 kilómetros de atropello que recorrió en 45 segundos.