El silencio de Raúl Castro marca el Día de la Rebeldía Nacional de Cuba | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El silencio de Raúl Castro marca el Día de la Rebeldía Nacional de Cuba

internacional

| 26.07.2010 - Actualizado: 17:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un llamativo silencio del presidente de Cuba, Raúl Castro, marcó hoy la celebración del Día de la Rebeldía Nacional y frustró las expectativas sobre posibles anuncios de reformas estructurales en el país caribeño.

El general Castro, vestido de uniforme militar, acudió a la ciudad central de Santa Clara para encabezar una nueva edición del 26 de julio, fecha clave en el calendario revolucionario cubano que conmemora el fallido asalto liderado por Fidel Castro contra el cuartel de Moncada.

Durante su presidencia -que asumió de forma interina en 2006 por la enfermedad de Fidel Castro y definitivamente en 2008-, Raúl Castro ha intervenido en la tribuna de oradores en los actos del 26 de julio celebrados en 2007, 2008 y 2009.

Como ha ocurrido en años pasados, el discurso del presidente de Cuba se esperaba con expectación ante la posibilidad de que anunciara reformas estructurales para aliviar la crítica situación económica del país.

MACHADO VENTURA HABLO EN SU LUGAR

Sorprendentemente, Raúl Castro no se dirigió en esta ocasión a sus compatriotas y se limitó a entregar diplomas de reconocimiento a representantes de distintas provincias.

Fue el vicepresidente primero de Cuba, José Ramón Machado Ventura, quien pronunció las palabras centrales del acto, en las que pareció justificar la situación con el argumento de que el orador iba a ser el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Explicó también que el Partido Comunista Cubano decidió dedicar este 26 de julio de 2010 al aniversario del natalicio de Simón Bolívar y al bicentenario de las independencias americanas.

Sin embargo, Chávez suspendió el domingo su visita a Cuba "ante la posibilidad de una agresión armada desde Colombia".

Así, los cubanos se quedaron sin discurso de su presidente, sin la presencia de Chávez y también sin la de Fidel Castro, al que muchos esperaban en Santa Clara después de verle vestido con camisa verde olivo el pasado sábado, aunque oficialmente no se había informado de esta posibilidad.

A Fidel Castro se refirió en su discurso el vicepresidente Machado Ventura para destacar que su "visible recuperación" ha sido motivo de "profunda alegría para los cubanos".

"Está presente y combatiendo en este día que tanto significa para él y para todos nosotros", dijo.

También se quedaron los cubanos sin escuchar novedades sobre el proceso de reformas económicas prometidas por Raúl Castro, que en 2006 asumió de forma interina la presidencia de la isla por la enfermedad de su hermano Fidel y que fue ratificado en el cargo en 2008.

Tras su mutismo en el 26 de julio de este año, ahora las expectativas sobre esos anuncios se centran en la reunión de la Asamblea Nacional del próximo domingo 1 de agosto (la primera de las dos que el parlamento cubano celebra al año), donde está previsto analizar la liquidación del presupuesto de 2009, entre otros asuntos económicos y administrativos.

En el discurso, Machado Ventura volvió a insistir en los mensajes sobre la prioridad que tiene la "batalla económica" para superar la situación de crisis, así como en la necesidad de ahorro, y de reducir gastos y de racionalizar fuerzas y recursos.

Pero también resaltó que Cuba continuará tomando decisiones para superar las "deficiencias" del país a su ritmo, sin "improvisaciones", sin "soluciones populistas" y sin conducirse "por campañas de la prensa extranjera".

Durante el evento celebrado en el mausoleo al Che Guevara, el vicepresidente Machado Ventura expresó también la "inquebrantable solidaridad" de Cuba con Venezuela, país que "tiene todo el derecho a defenderse", dijo.