El rey saudí Salman recibe a Felipe VI con los máximos honores

internacional

| 15.01.2017 - 14:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Felipe VI fue recibido hoy con los máximos honores por el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz, quien le condecoró además con la distinción más importante que el país árabe otorga a mandatarios extranjeros con motivo de su primera visita oficial al país árabe desde que ascendió al trono.

El rey Salman dio la bienvenida en su palacio a Felipe de Borbón, con quien se reunió en bilateral y a quien agasajó con un banquete en el que participaron las delegaciones de ambos países con más de 200 invitados.

El monarca saudí, de 81 años y que por sus problemas de salud camina con un bastón, recibió al rey de España al bajarse del coche, le tendió la mano y le saludó a continuación con dos besos, siguiendo el protocolo árabe.

Tras escuchar los himnos nacionales y pasar revista de forma breve a la guardia de honor en el porche lateral del palacio, Salman y Felipe VI saludaron a las respectivas delegaciones.

Por parte española, integraban el grupo los ministros de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y de Fomento, Íñigo de la Serna, además de tres secretarios de Estado: Comercio, María Luisa Poncela, Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y Defensa, Agustín Conde.

Tras el recibimiento, los dos monarcas se desplazaron al salón principal del palacio, donde Salman le hizo entrega del Gran Collar del Rey Abdelaziz.

Este reconocimiento supone un nuevo gesto de aprecio de la Casa de Al Saud hacia la familia real española, granjeada en buena medida por la amistad que Juan Carlos de Borbón siempre tuvo con los jerarcas saudíes.

EL MONARCA ÁRABE DESTACA EL TRABAJO DE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS

Antes del banquete con las dos delegaciones, ambos reyes se reunieron a solas y el monarca árabe destacó la labor desarrollada por las empresas españolas en Arabia Saudí en los últimos años y confió en que esta relación económica se puede ver reforzada con próximos proyectos.

Salman recalcó además que España desempeña un papel "muy importante como puente entre el mundo árabe y Europa", según han informado fuentes de la Casa Real española.

Felipe VI pidió a su anfitrión, en el trono desde enero de 2015, que se siga confiando en las compañías españolas en las adjudicaciones que surjan con la llamada "Visión 2030", la nueva política económica emprendida por el régimen saudí con el objetivo de reducir su dependencia del petróleo.

El jefe del Estado español enfatizó la "confianza, capacidad, y actitud" mostradas por las empresas españolas en obras como la construcción del AVE entre La Meca y Medina y del metro de Riad.

Con el ánimo de fomentar la relación empresarial, tras la audiencia real, Felipe VI se entrevistó en su residencia en Riad con los ministros de Comercio e Inversiones, Majid Al Qassabi, y con el de Finanzas, Mohamed al Yadan, dos personalidades destacadas de la nueva estrategia económica de la primera potencia del Golfo Pérsico.

INTERESES ECONÓMICOS ESPAÑOLES

En la jornada de mañana, el rey de España participará en un foro económico con una treintena de directivos españoles para visualizar el interés en que se logren nuevos contratos.

Algunos de esos empresarios estuvieron en la recepción del rey Salman, entre ellos el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, que se ha desplazado al país árabe para tratar de dar el impulso definitivo al contrato de venta de cinco corbetas al Ejército saudí por valor de unos 2.000 millones de euros.

Esta operación, pendiente solo de la ratificación del Gobierno saudí, es clave para la viabilidad a medio plazo de los astilleros de Cádiz y Ferrol (A Coruña).

"Nos gustaría que el contrato se perfilara lo más posible, aunque no sé si se va a firmar durante la visita del Rey o más adelante", han señalado fuentes del Gobierno.

Otro asunto que solo está pendiente de refrendo al máximo nivel es el acuerdo sobre la prórroga de 14 meses concedida al consorcio español para terminar el "AVE del desierto" en marzo de 2018, con un sobrecoste de 150 millones de euros.

Felipe VI, que llegó el sábado a Riad, abrió hoy la agenda con un encuentro con la colonia española residente en Arabia Saudí, que en los últimos años se ha elevado a unas 5.000 personas por el aumento de la presencia de empresarios y profesionales de otros sectores.

"Con gran éxito, habéis dirigido e impulsado empresas ayudando a mantener puestos de trabajo aquí y en España", destacó el monarca en el acto celebrado en la embajada española.

La jornada se completó con una recepción ofrecida por el gobernador de Riad, Faisal bin Bandar, en la que se dio la bienvenida a Felipe VI con una danza árabe a cargo de soldados árabes.